¿A dónde van mis impuestos?

En México y básicamente en casi cualquier país existen los impuestos, en algunos son más altos que en otros; sin embargo, algo en común es su clasificación, la cuales son básicamente dos, impuestos directos e impuestos indirectos y en ambos casos son la base de los ingresos del estado o gobierno.

Los impuestos directos básicamente gravan el patrimonio o cualquier expresión de la riqueza de la persona, tal es el caso del Impuesto Sobre la Renta (ISR), que su objetivo es gravar la utilidad, patrimonio o ganancia de las personas físicas o morales año con año.

Por otro lado, están los impuestos indirectos, los cuales gravan el uso o la manera en que el contribuyente utiliza su riqueza, un ejemplo de este impuesto es el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Para ambas clasificaciones se han creado diferentes esquemas de recaudación, como lo son las retenciones, diferentes tasas, requisitos de deducción y acreditamiento y n cantidad de disposiciones que al final resultan en la manera en que el estado obtiene sus recursos, y la cantidad de los impuestos recibidos, sin embargo, siempre queda la incertidumbre de a dónde van los impuestos y cuánto se recauda por cada uno de ellos. Pero esto tampoco es un secreto y al menos en México las condiciones han cambiado, además de que desde hace varios sexenios y en gran medida cada nuevo partido con aras al poder utiliza como estandarte la transparencia, y es por ello que año con año existe un informe de gobierno y además la misma autoridad publica cada mes la recaudación que tiene de cada impuesto. Esta información es posible revisar en cualquier momento por medio del siguiente link http://omawww.sat.gob.mx/cifras_sat/Paginas/datos/vinculo.html?page=IngresosTributarios.html

La entidad recaudadora es el Servicio de Administración Tributaría (SAT), entidad que es un órgano desconcentrado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), esta última es aquella institución gubernamental centralizada, la cual es la encargada de administrar los ingresos y egresos del país.

Los impuestos que se recaudan básicamente deben estar enfocados a la satisfacción de ciertas necesidades de carácter colectivo, como lo es la educación pública, la impartición de justicia, la seguridad, los hospitales públicos, la infraestructura y servicios de vías públicas, programas y proyectos de apoyo al desarrollo social y económico. Por otro lado, dichas necesidades deben tener un seguimiento, es decir, se requiere el mantenimiento de hospitales y escuelas, profesores que impartan la enseñanza, médicos, enfermeros, personal administrativo y demás áreas para mantener en funcionamiento los hospitales por citar ejemplos. Dicha información se puede corroborar en la página de internet del SAT.

El simple hecho de realizar un gasto ya sea por necesidad, gusto u obligación, es inevitable que se está pagando impuestos en alguna de sus variantes, entonces, así como existe la obligación también existen los beneficios, por lo cual es importante que como ciudadano y participante de las contribuciones del país se exija la correcta aplicación y la satisfacción de las necesidades que satisface el gobierno, ya sea de manera parcial o completa, como lo es el servicio del agua, drenaje, alumbrado público, seguridad pública, enseñanza y entre otros rubros, así como el ser conscientes de que si ya se está pagando una contribución, se haga el uso de dichos beneficios si es posible.

Es por ello que se aconseja participar en los periodos de vacunación y que hoy más que nunca por la pandemia que se vive a nivel mundial se debe concientizar sobre las vacunas, además de en México se vivió en febrero 2020 en la Ciudad de México un brote de sarampión y que en gran medida fue por no dar participación de los ciudadanos a las vacunas de reforzamiento, así mismo, la última pandemia que se vivió fue la del virus de influenza H1N1 y, que actualmente año con año se realiza una campaña de vacunación contra dicho virus. 

El gobierno debe trabajar en la administración y aplicación de las aportaciones en lo que mejor corresponda para el bienestar de la población; sin embargo, la participación de la ciudadanía es indispensable, sin esto, es imposible la obtención de recursos para crear bienestar.

Este es un ejemplo de la atención que debe dar el estado hacia sus ciudadanos y contribuyentes pero que sin su participación económica sería difícil o prácticamente imposible y aunque en ocasiones queda en tela de juicio la manera de administrar las contribuciones por parte los gobernantes, siempre se debe de hacer notar la voz de uno mismo.

Con base al anterior párrafo, es por ello existen mecanismos por los cuales uno puede hacer saber la inconformidad, por ejemplo, para la Ciudad de México se ha implementado el “Sistema Unificado de Atención Ciudadana” (SUAC) el cual es un portal de internet que el gobierno de la Ciudad de México proporcionó, en el cual se podrá realizar solicitudes de servicios, quejas, denuncias, solicitudes de información, comentarios o sugerencias hacia el mismo gobierno. Por ello les proporcionamos el link para su conocimiento https://atencionciudadana.cdmx.gob.mx/

Por último, les mencionamos algunos de los impuestos que en algún momento pagaremos.

Impuestos FederalesImpuestos Locales
Impuesto sobre la Renta (ISR)Impuesto Predial
Impuesto al Valor Agregado (IVA)Impuesto sobre Adquisición de Inmuebles y Transmisión de Dominio
Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS)Tenencia Vehicular
Impuesto sobre automóviles nuevos (ISAN)Impuesto Sobre Hospedaje

Estos son algunos de los impuestos que existen, sin embargo, se ha analizado que en México se paga más de un 50% en impuestos de los ingresos de cada uno de nosotros entre locales y federales, por lo que es importante verlos reflejados en nuestra comunidad y que se cuenta con el derecho de exigir ese reflejo.


L.C. y M.F. Gerardo G. Vargas L.



Suscríbase al blog

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas publicaciones en este blog.

 
Clasificación
( 1 assessment, average 5 from 5 )
Loading...
arumjournal.com
Suscríbase al blog

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas publicaciones en este blog.