Ahorra en cosas innecesarias para el día de tu boda

Ahorra en cosas innecesarias para el día de tu boda

Planear tu boda no debería ser estresante ni mucho menos agobiante, más bien, debería ser muy divertido. 

Cuando finalmente has aceptado casarte con el amor de tu vida, comienza un camino muy divertido por recorrer, el organizar tu boda.  Toda la vida hemos crecido entre cuentos de hadas donde nos muestran que el día de la boda de todas las princesas con su príncipe azul es mágico, sorprendente y que la novia se debe ver radiante. Todo esto no debería estar apartado de la realidad, sin embargo una boda elegante no es precisamente la más costosa y ostentosa. 

Es importante que platiquen como quisieran que fuera su boda, para que comiencen a organizarla apegándose a todos esos gustos, sin olvidar que lo más importante al final es la vida que están iniciando juntos y que ninguna fiesta les reforzara el amor que se tienen.

Aquí dejo 8 consejos que podrían ser útiles para evitar tener gastos excesivos e innecesarios a la hora de organizar cada detalle de tu boda.

1. Lugar del evento

Durante la planeación del evento, deberás trasladarte varias veces al lugar donde será la fiesta. Si éste traslado implica transporte especial, reacondicionar el lugar para volverlo accesible o se encuentra demasiado retirado del lugar donde se llevará a cabo la ceremonia religiosa, se convertirá poco a poco en una mala elección. Existen muchos lugares que generan ese ambiente especial y mágico, que estás buscando, dentro de la localidad donde radicas y seguramente ofrecen mucha mobiliaria para generar ambientes especiales.

2. Vestido de novia

Aunque sé que suena absurdo recomendarlo, ya que en el día más importante de tu vida quieres lucir realmente radiante y hermosa, déjame decirte que invertir en un vestido muy costoso será un gasto innecesario, ya que definitivamente te verás fabulosa en cualquier vestido aun siendo económico. Al momento de estar inmersa en la buscada del vestido perfecto, no olvides dos importantes detalles: Solo lo usaras por unas horas y si está fuera de tu presupuesto no te lo pruebes, podría ser muy frustrante no poder pagarlo.

3. Lista de invitados

Éste es un proceso que deben revisar muy cuidadosamente, ya que es importante evitar crear una lista de invitados extremadamente extensa. Uno de los puntos claves para poder decidir quienes deberían acompañarlos a tan ansiado evento sería, tomar en cuenta quienes de las personas que pudieran ser consideradas los conocen y han convivido con ambos, de igual manera con la familia. Esto ayudará mucho a reducir los costos del banquete.

4. Decoración del evento

Se tiene la idea errónea que entre más glamorosa sea la decoración más elegante se verá la recepción. Muchas veces los arreglos de mesa ostentosos y demasiado grandes únicamente sirven para obstruir la visibilidad al momento que los invitados quieren convivir entre ellos o quieren observar el vals o el brindis.  Una buena opción sería elegir algo pequeño o simplemente observar sí el lugar elegido para la recepción tiene su propia decoración omitir por completo este gasto.

5. Protocolo de llegada de la novia

En muchos programas de televisión vemos las llegadas espectaculares de las novias  al lugar donde será la ceremonia religiosa: en carruajes jalados por caballos, en limusinas, en carros clásicos, en motocicleta, entre otras muchas. Esto es totalmente innecesario y muchas veces hasta peligroso. El llegar en un carro normal no hará la diferencia, haría la diferencia si la novia no llegara.

6. Fotografo sin experiencia

Esto más que innecesario es muy necesario tenerlo en cuenta. Al elegir contratar un servicio barato que cubra el evento, conlleva a que exista la posibilidad que se arrepientan por no haber invertido en el servicio adecuado. Una persona inexperta o no profesional, podría entregarles un trabajo de pésima calidad. En este detalle si es conveniente buscar profesionalismo y calidad aunque el costo sea elevado.

7. Regalos para los invitados

Hay que ser honestos, los regalos que generalmente se dan en una boda, en el mejor de los casos van a parar al cajón de los recuerditos, ya que en muchas ocasiones, la realidad es que van a parar a la basura. En la actualidad, esto debería omitirse por completo porque se le invierte mucho tiempo y dinero y no es algo que sea de total prioridad ni valorado por los invitados.

8. Pastel – mesa de postres

 Contratar un pastel muy grande o las famosas mesas de postres siempre resultará un desperdicio. Generalmente la hora para degustar el pastel o los postres es cuando la fiesta ya está avanzada, la mayoría de los invitados no se encuentra en sus mesas y terminan probándolo muy pocos invitados. Para evitar que el pastel quedara servido en las mesas sin que nadie lo degustara, se inventaron las mesas de postres, pero éstas también son mal aprovechadas, ya que no existe la cultura de tomar solo un postre por persona. Por lo tanto podrían optar por contratar un pastel de un tamaño simbólico.

Por ultimo….

Durante esta etapa de organización, la boda se vuelve el único tema de conversación entre los novios y si el periodo de espera para el gran evento es largo, pueden caer en olvidar por completo que fue lo que los orillo a estar dentro de ésta dinámica. El volver a la realidad un día después de la boda y retomar sus vidas sin un tema central como fue el organizar la boda durante tantos meses puede provocar el sinsabor en ésta nueva etapa.

No permitan que esta etapa los sobrepase a sus planes y a su presupuesto, una buena plática a tiempo para determinar que contemplarán dentro de la planeación de su boda, evitara muchos conflictos que puedan surgir durante el proceso. No olviden que lo sencillo es lo más elegante.


Laura Romero



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.