Bolivia es líder mundial en exportación de: Castaña o Nuez

Bolivia es líder mundial en exportación de: Castaña o Nuez

La castaña o nuez, el fruto seco que logró llevar a Bolivia a la cima del mercado internacional, llevando este superalimento amazónico a todos los rincones del mundo, convirtiéndose en el sector de esperanza para el desarrollo económico del país.

La castaña o nuez es un fruto seco proveniente de la amazonia boliviana, específicamente del departamento de Beni y Pando, esta zona castañera equivale al 10% de la superficie del territorio nacional, es una cadena productiva que envuelve desde comunidades de familias, a cooperativas, industrias nacionales, brókeres y empresas comercializadoras.

Bolivia tiene aproximadamente el 51% de la cuota mundial de producción exportada a nivel mundial, siendo líder mundial de dicho fruto seco, siendo aproximadamente 24,439 toneladas exportadas, con un valor de 126.5 millones de dólares para el año 2020, siendo 20 toneladas provenientes del Beni y los 105 millones de dólares respectivos, para las exportaciones de ese departamento, siendo básicamente el 90% de la exportación total.

Si bien Bolivia se encuentra a la cabeza de los países exportadores de este producto por encima de Perú y Brasil, debido a la baja en el precio del mercado internacional, los ingresos en las exportaciones cayeron desde su pico máximo del año 2018 que eran 221 millones de dólares, estas exportaciones tienen como destino principal a Holanda, Inglaterra, Estados Unidos y Alemania, los cuales concentran más del 60% de las exportaciones.

La castaña o nuez es un fruto que además de sostener una de las economías regionales de Bolivia es uno de los alimentos recomendados por la Organización Mundial de Salud (OMS), la cual establece que consumir por lo menos 30 gramos por día debido a su alto contenido proteico, los ocho aminoácidos esenciales, así como las vitaminas y minerales en específico el potasio y hierro, los cuales regulan el ritmo cardiaco, combatir la obesidad y ayuda a detener los procesos degenerativos de las células cancerígenas.

La nuez se puede encontrar en diferentes presentaciones desde harina, como fruto seco, en platos de cocina o repostería

Para el departamento del Beni este fruto significa la base de su economía, generando mas de 5000 empleos fabriles, de los cuales el 75% son mujeres, además de requerir aproximadamente 10 000 familias recolectoras de la selva amazónica, siendo este de la misma manera aproximadamente el 15% del PIB agropecuario del país y en la actualidad un sector promesa para la reactivación económica del país.

La época de zafra de dicho fruto se extiende desde noviembre a marzo, prácticamente todo el verano, en este proceso las personas empleadas que participan en la cosecha son aproximadamente en un 60% de origen urbano y el resto pertenecen a las áreas rurales principalmente del Beni.

Debido a la cuarentena provocada debido a la pandemia de coronavirus, el precio para los recolectores de castaña cayó en un 60%, debido a la baja en las ventas en dicho periodo, siendo que el precio de la caja de 22 kilos de castaña que antes se vendía en 14.3 USD, cayó a 5.7 USD, el cual era un precio que ya había caído en el año 2019 el cual estaba a 21.5 USD, lo cual afectó de una manera contundente a los ingresos de las familias castañeras.

En Bolivia 4 de 23 empresas industrializan la castaña o nuez, en productos derivados como bebidas, aceites, harina, chocolates y galletas, sin embargo, el resto de las empresas se dedican a procesar la castaña sin cáscara y exportarla sin ningún valor agregado.

Ahora bien, el sector castañero podría representar una oportunidad para la reactivación del país en el periodo post-pandemia, según el “Mapeo de oportunidades de inversión privada para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, un estudio realizado por las Naciones Unidas para el Desarrollo en Bolivia (PNUD), previendo la seguridad alimentaria del país, sin embargo, el problema subyacente del sector es la inversión local y extranjera que es muy reducida.

En este sentido la castaña no solo representa una promesa de crecimiento económico sino también implica una promesa con el medioambiente para mantener a la “joya orgánica” de Bolivia, ya que implica la preservación de los bosques amazónicos en los cuales el fruto crece, promesas que serán cruciales para mantenerse en la cima del mercado internacional.

María Laura Torrico Ramos
author of the article


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.