¿Cómo manejar las finanzas personales siendo joven?

¿Cómo manejar las finanzas personales siendo joven?

Es necesario aprender a manejar tus gastos de manera responsable, sobre todo en el mundo actual en el que existe un acceso más sencillo y conveniente de los servicios financieros

Ahorrar, gastar, y tomar decisiones financieras son los dilemas a los que nos enfrentamos las nuevas generaciones. Es por eso que hoy quiero compartirte información y algunos libros sugeridos de cómo puedes empezar a crear esa responsabilidad en tus decisiones financieras o incluso mejorarlas. 

Nosotros como jóvenes vamos creciendo y nos acercamos a iniciar nuestra vida productiva, empezamos a tener responsabilidades importantes, por ejemplo, tomar nuestras decisiones financieras. A lo largo de nuestra vida considero existen diferentes opciones de como aprender de finanzas, empecemos por el más cercano a nosotros que es:

  • Casa. Nuestros padres a lo largo de nuestra niñez y juventud nos preparan y platican acerca de nuestro bienestar financiero, tal vez lo consideres no suficiente, pero nos enseñaron lo que aprendieron. Las épocas y generaciones han cambiado y evolucionado por eso tal vez lo que aprendiste no te agrade para tu vida.  
  • Escuela. Es el segundo lugar donde desde niños pueden y deben aprender sobre educación financiera. Incluso existe una materia que es Proyecto Empresa, donde se tratan temas financieros, y se  enseñan diferentes formas de ahorrar y cuidar el dinero, por ejemplo, ir guardando $10 pesos en una alcancía y al final del año abrirla para ver cuánto se ahorró que deber ser $520 por las 52 semanas que tiene un año, si tienen menos de esa cantidad no logras la meta y algunos niños comentan que es porque se olvidaban o porque sus papás no les daban dinero o se gastaban el dinero en dulces.

Como jóvenes debemos establecer metas financieras para tener seguridad, estabilidad, tranquilidad, salud, educación, vivienda y demás satisfactores personales y familiares que tengamos. Es importante aprender a manejar los ingresos de una manera simple ya que ayuda a alcanzar las metas y prepararnos para nuestro futuro económico que como país no es el mejor ahora. 

Las finanzas personales cada vez despiertan más interés sobre todo en jóvenes mayores de 30 años que hoy son parte de la vida laboral o incluso que a su corta edad han tomado la decisión de formar una familia, independizarse o otras razones. Las circunstancias por las que hoy atravesamos en donde la situación económica y laboral puede ser incierta, hace que nos pongamos alertas en cuanto a la economía, que si no ahorramos empecemos ahora, a disminuir gastos que no son necesarios.

La educación financiera no está peleada con la edad, género y religión, está abierta a todos, es por ello que debemos tomar en cuenta los siguientes puntos:

1. Gastar dinero: Se dice fácil, pero hay que aprender a gastar dinero de manera ordenada, adecuada, esto significa que debe aprenderse a diferenciar:

  • Entre necesidad o deseo.
  • Comparar precios; los precios pueden ser distintos en diferentes lugares, en ocasiones algunas tiendas tienen promociones, descuentos y si no comparas puedes quedarte con el primer precio y no ahorraste. Ejemplo claro es el siguiente: 

Mismo producto, diferente tienda, en Walmart ahorras $80, lo importante de comparar es ahorrar.

  • Reducir gastos innecesarios. A veces nos enfrascamos en querer comprar algo sea porque está de moda o te gusta en ese momento y luego cuando lo adquirimos queda de lado sin usarlo: Fue gasto innecesario y perdiste dinero ya que ese artículo está sin ocuparse.
  • Aprender a hacer presupuestos sencillos para calcular cuánto gastas a la semana, quincena o mes, revisar en qué gastamos más y comparar esa cantidad con el dinero recibido.

2. Ahorrar dinero: Ahorrar significa reservar parte de los ingresos recibidos para utilizarla en el futuro con propósito específico. Es importante tener metas claras de lo deseado, antes de comenzar a ahorrar para alcanzar la meta. Nuestras metas no deben de ser ni muy lejanas ni altas para que poco a poco se vayan logrando y no sentir que no podemos.

3. Invertir nuestro dinero: Invertir es destinar parte del dinero recibido para “ponerlo a trabajar”. Esto significa que al invertir se busca que el dinero invertido, de más dinero. Hay instituciones bancarias o de seguros que ofrecen planes de inversión para que veas ganancias a largo plazo.

Ejemplo: si hoy empiezas a invertir $2000 mensualmente al año obtienes $24,000 más la utilidad que da la aseguradora por ahorrar que pueden variar de un 12% a un 14% anual en total tendrías $ 26,880, no gastas tu dinero al contrario lo empiezas hacer crecer entre más alta sea la cantidad invertida mayor es tu ganancia debido a los portafolios que las aseguradoras invierten.

Ahora bien si te gusta leer y cada vez quieres aprender más me gustaría,   recomendarte algunos libros, cada uno de ellos cuentan con  distintos enfoques financieros que en verdad pueden darte los mejores consejos:

  1. Pequeño Cerdo Capitalista (Sofia Macías)
  2. Los secretos de la mente millonaria (T Harv Eker)               
  3. El código el dinero (Raimon Samsó)

Espero que estos libros te muestren algo de teoría y que sean de tu interés para brindar un enfoque de finanzas personales, una perspectiva de dinero y ahorro diferente, vale la pena leerlos.

Como jóven es importante desde la más temprana edad crearse metas y construir una cultura personal de ahorro que desemboque en un manejo adecuado de las finanzas y una construcción de un capital tendiente a un futuro más promisorio.


Juan Manuel Orozco Franco



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.