¿Cómo viajan los venezolanos en el 2021? – La gran travesía en busca de mejores oportunidades

¿Cómo viajan los venezolanos en el 2021? – La gran travesía en busca de mejores oportunidades

Descubre cuál es la travesía que enfrenta el venezolano para salir del país mientras sigue una pandemia global.

Comparto la historia de cómo viajan muchos venezolanos desde su tierra natal al resto del mundo, por varias razones. Para el venezolano, sus opciones son más limitadas para mejores oportunidades, aun así, hay millones en el mundo teniendo éxito sin darse por vencidos.

Un fenómeno sorprendente es la migración a un país vecino en medio de la pandemia y por una frontera ilegal donde los peligros son infinitos.

Hablemos de los salarios venezolanos

Hoy, el salario mínimo en Venezuela es de 2,000,000 Bolívares y equivale a 1.10 USD al mes, suma no significativa en la economía nacional de hoy y decir que alguien puede vivir con eso es una falacia.

Muchas empresas públicas o privadas que tienen este salario, al empleado lo complementan con bolsas de comida y no cubren sus necesidades básicas. ¿El resultado? Mucha pobreza. 

La mayoría de clase media y alta en Venezuela sobrevive con emprendimientos y negocios propios, una economía informal para mantenerse. Hay empresas privadas que pagan salarios reales y justos a un pequeño sector, pagados en dólares.

Esto nos dice que la crisis económica tiene mucho por recorrer, por esto muchos deciden huir de la desgracia en plena pandemia.

¿Cómo es posible viajar fuera de Venezuela?

Hay dos opciones: Por avión y por tierra a Colombia o Brasil

¿Cuánto cuesta viajar de Caracas al resto del mundo?

Desde noviembre de 2020, el gobierno de Venezuela autorizó vuelos internacionales de Caracas a Dominicana, México, Panamá, Bolivia, Turquía e Irán.

El costo varían según la ruta y va de 300 a 1500 USD. 

¿Cómo es posible salir de Venezuela por tierra con fronteras cerradas?

Va la historia de cómo viajan miles de venezolanos por tierra.

La mayoría de paisanos optan por la vía terrestre por los altos costos de vuelos internacionales. Después de ver los salarios, podrás imaginar la gran limitante financiera que hay , aventurandose por la frontera ilegal.

Antes de noviembre, la vía terrestre era la manera de viajar fuera del país. El transporte ilegal cobraba hasta 300 USD por persona de Maracaibo, ciudad cercana al norte con Colombia a Maicao, ciudad colombiana al norte y casi 500 USD de Maracaibo y otras ciudades principales hasta Cúcuta, ciudad colombiana fronteriza al sur. Al pasar los meses, después de abrirse vuelos internacionales las tarifas disminuyen en costo. 

Desde diciembre los precios del viaje a Colombia van de 120 a 200 USD por persona y el trayecto depende del transporte contratado si es de Maracaibo a Maicao. Pero al hablar de Cúcuta, al sur, cuesta 450 USD desde Maracaibo.

¿Cómo es viajar por tierra a la frontera ilegal Venezuela-Colombia?

La difícil situación que se vive en Venezuela, ha orillado a muchos a buscar su crecimiento emigrando hacia países latinoamericanos 

Hay líneas de transporte legal con permiso de transitar de Maracaibo hasta cierta zona del Estado Zulia en Venezuela, cerca de la frontera colombiana. Después de allí es ilegal seguir, entonces los transportistas se encargan de pagar colaboración a ciertas autoridades/gente común que maneja la zona.

Al llegar a la frontera Venezuela/Colombia, los choferes hacen su ruta por camino ilegal conformado por carreteras de tierra y varias cuerdas que funcionan como puntos de pago, manejadas por gente de la zona guajira y dura más o menos 20 minutos, el “peaje” que cobran son pocos miles de pesos colombianos hasta 10 o 20 USD, no hay cifra exacta.

También hay líneas de transporte sin permisos y realizan el viaje de manera diferente. Van de Maracaibo a otra zona del Estado Zulia y de allí inicia un recorrido a través de una trocha ilegal, que dura unas 4 horas a Colombia.

En el trayecto, muchas personas llevan con sus pertenencias snacks o comida preparada y calmar el apetito. No es un trayecto largo hasta Maicao, solo 4 horas, y es común que los viajeros esperen llegar al destino y comer algo fuerte en algún restaurante.

Realizan la travesía todo tipo de personas, desde niños y sus padres, parejas, adultos jóvenes, ancianos y familias completas.

¿Es peligroso pasar fronteras ilegales?

La versión es según quién lo experimente, en general, es más peligroso transitar la frontera ilegal que la legal. En caminos ilegales ocurren muchas desgracias, hay cero seguridad por parte de las autoridades.

La travesía del venezolano no termina aquí. Ya en Colombia, muchos tienen pasajes de avión comprados en aerolíneas colombianas a la capital o a otro país, y varían según el destino, si se dirigen a Bogotá, los costos van de 35 a 200 USD según aerolínea y fecha de compra del vuelo. 

El problema está en el aeropuerto al realizar check-in, pues llegaron por paso irregular, no cuentan con sello de entrada a Colombia, por la que a muchos les privan de viajar en avión, por esto pierden los demás vuelos nacionales o internacionales que tenían con anticipación, y hacen su recorrido a otra ciudad colombiana en bus con costo desde 30 USD dependiendo el destino.

Finalmente llegan a su destino en Colombia u otro país del mundo. Por lo que observas, esto no fue fácil.

Lo mínimo que se debe tener para viajar a Bogotá, es unos 220 USD si el transportista llena su vehículo, caso contrario, pagarías el vehículo completo de 4 pasajeros, con costo estimado de 400 USD y dependerá del transporte contratado.

Si alguien con salario mínimo en Venezuela pagara el viaje necesitaría trabajar toda su vida y no le alcanzaría. Por eso, las personas que hacen la travesía lo logran con negocios propios, vendiendo sus pertenencias o con remesas que envía un familiar del extranjero.

Desde marzo 2020, la frontera Colombo-venezolana está totalmente cerrada para evitar propagación del COVID-19 y tiene vigencia hasta junio 2021, y no se cree que esto cambie pronto y miles de venezolanos seguirán transitando estas fronteras por vía irregular arriesgando su propia vida.

Alessandra Barrios
author of the article


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.