¿Cuánto cuesta construir de una casa de 120 m2?

El precio de una construcción varía dependiendo de el lugar en donde se haga, pero principalmente por los acabados que se utilicen.

Hoy en día las familias mexicanas buscan invertir en un patrimonio y qué mejor que en su propia casa. En la actualidad podemos darnos cuenta que la gente busca sentirse bien en el lugar en donde convive con su familia y desarrolla las actividades del día a día.

La arquitectura se va adaptando a las necesidades de la gente, hemos observado que las familias actuales se conforman de cuatro integrantes en promedio, esto nos lleva a que una casa con 120 m2 de construcción es suficiente para satisfacer las necesidades de esta familia. Estamos hablando de una casa de interés medio, en donde los espacios que vamos a encontrar son en planta baja: sala, comedor, cocina, patio de servicio, cochera, 1/2 baño; y en planta alta: recámara principal con baño y vestidor, dos recámaras con clóset y un baño compartido. 

El presupuesto de construcción incluye todo, desde los cimientos hasta las perillas de las puertas

El precio de una construcción varía dependiendo de el lugar en donde se haga, pero principalmente por los acabados que se utilicen. Para este tipo de casas se utilizan materiales de buena calidad pero de no de gama alta, es decir, no se utiliza mármol en pisos, carpintería de maderas caras, lámparas, lavabos o accesorios que puedan elevar el costo. Esto no quiere decir que la calidad de la construcción o lo que se esté vendiendo no sea buena, incluso el proceso constructivo es igual que para viviendas de un nivel mayor.

El precio de una casa con las características mencionadas oscila entre $1,100,000.00 pesos y $1,300,000.00 pesos, sin contar el costo del terreno en donde se va a construir.

Existen diversas formas en la que le gente puede comprar su casa, una de ellas es el uso de los créditos ya sea por medio de los bancos o alguna institución como lo es INFONAVIT. 

Siempre antes de comenzar con una construcción, se debe tener un proyecto completo que consta de planos estructurales y planos arquitectónicos, que son los que nos muestran las dimensiones y el diseño de los espacios, instalaciones como eléctricas, sanitarias, hidráulicas, carpintería, acabados y de ser posible un recorrido virtual en donde el cliente pueda ver cómo se quedará su casa. Estos planos nos ayudan a elaborar el presupuesto para la construcción, que por lo general se divide en conceptos como: 

  1. Cimentación: aquí se abarca todo lo que se necesita para poder comenzar la construcción, limpieza de terreno, excavación, y todo lo que se necesita para tener la base de la estructura. Este concepto nos ocupa un 25% del costo total del presupuesto.
  2. Estructura: este aunque muchos no lo consideran así, es el concepto más importante de todos, pues, a parte de que equivale a un 35% del presupuesto, es en donde debemos poner más atención en el proceso, debemos asegurarnos de que la estructura esté bien ejecutada y con la calidad que se requiere. 
  3. Albañilería: se consideran todos muros y losas (techos), esta partida consume el 15% del presupuesto.
  4. Instalaciones: aquí se consideran todas las instalaciones, eléctrica, hidráulica, sanitaria (aguas negras), gas y en algunos casos instalaciones especiales como aire acondicionado, elevadores, tratamiento de aguas, albercas, etc. Aquí el porcentaje que se ocupa del presupuesto es del 7%.
  5. Acabados: por último tenemos la partida de acabados, en ésta consideramos pisos, pintura, muebles de baño, clósets, puertas, cocina, ventanas, herrería. Aquí es en donde el presupuesto se puede ajustar al presupuesto, tomando en cuenta que estamos hablando de que este concepto equivale al 18%.

Como mencioné al principio, los acabados son lo que puede hacer que nuestra construcción se eleve, poniendo un ejemplo: si queremos un piso de madera el m2 de este nos costaría alrededor de $800.00 pesos sin embargo podemos encontrar un piso de cerámica ¨tipo madera¨ que incluso simula la textura en $300.00 pesos m2, teniendo ahí un ahorro de $500.00 pesos por m2 que al final si contamos los m2 de piso que tendremos suman una cantidad importante. Seguimos conservando el concepto de la arquitectura y la calidad también es buena. Lo mismo pasa con los muebles de baño, apagadores, contactos, lámparas, etc. Siempre se puede encontrar una opción que se adapte a nuestro presupuesto sin perder la calidad ni el diseño.

La arquitectura se adapta a lo que el lugar nos ofrece como materia prima, por ejemplo en México podemos encontrar arcilla, que es de lo que se elabora el tabique rojo recocido, tabique que es utilizado en la mayoría de las construcciones para hacer los muros, el precio del tabique es de $2.50 pesos, estos tabiques se elaboran de manera artesanal por gente especializada. Existen otros materiales que podemos utilizar en lugar del tabique rojo, es el llamado block naranja, este es un producto elaborado en fábrica, lo cual nos habla de que tiene normas que cumplir y calidad asegurada del material, las medidas varían según el proveedor, la ventaja es que es más rápido avanzar en la construcción con este material, ya que es un poco más grande que el tabique convencional. El precio por unidad es de $6.00 pesos, aunque es más caro, muchos constructores lo prefieren porque al ser de mayor tamaño y avanzar más rápido, la mano de obra suele bajar el costo. Pero al hacer el análisis de ambos en cuanto al costo y al modo de empleo, prácticamente resulta lo mismo, uno es más barato y más tardado en colocación y el otro es más caro pero más rápido de utilizar.

Hay materiales en la que la prioridad nunca será ahorrar, como lo es el acero, cemento y materiales que utilizan en la cimentación y la estructura, también es posible encontrar gran variedad, pero lo mejor es siempre seguir las recomendaciones del ingeniero o arquitecto que esté ejecutando la obra, ya que ellos deben conocer la calidad de los materiales e incluso realizar pruebas de laboratorio para comprobar que las especificaciones estén correctas.

¿Qué debemos tomar en cuenta al construir?

  1. TENER EN CLARO CUÁNTO QUEREMOS INVERTIR. Desde el principio debemos destinar un presupuesto. Sabemos que construir implica una inversión y en ocasiones no se cuenta con todo el capital para realizarla, siempre está la opción de hacerlo por etapas o partidas que mencionamos anteriormente, esto nos va a dar la posibilidad de comenzar a materializar nuestra inversión y lo podemos hacer conforme el flujo económico que se vaya teniendo. Es por eso que es tan importante dividir los conceptos y tener en claro cuánto nos va a costar cada etapa.
  2. CONTRATAR UN PROFESIONISTA. Muchas de las personas creen que al no contratar a un profesionista se ahorrarán dinero, pero no es así. El no contratar a una persona calificada para desarrollar la construcción, nos puede traer más problemas y gastos. Éste es un concepto de ahorro mal entendido, ya que al realizar la construcción sin supervisión de alguien capacitado, se puede poner en riesgo su inversión al cometer errores que posteriormente habrá que reparar y el costo será mayor; y lo más importante la seguridad de las personas que ocuparán la construcción ya que al no tener los conocimientos no se puede asegurar que la estructura no falle en caso de sismo o alguna otra situación que la ponga en riesgo.

Yesly Barragán



Suscríbase al blog

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas publicaciones en este blog.

 
Clasificación
( 1 assessment, average 5 from 5 )
Loading...
arumjournal.com
Suscríbase al blog

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas publicaciones en este blog.