Cuánto cuesta una vida sobre rueda

Cuánto cuesta una vida sobre rueda

Disfrutar la vida sin importar como se presente es responsabilidad de cada uno.

Según datos del INEGI el 6% de la población en México padece alguna clase de discapacidad, siendo la discapacidad motriz la más frecuente con un 64%. Teniendo como causa principal en un 41% las enfermedades, un 33% la edad avanzada, 11% alrededor del nacimiento, 9% los accidentes y la violencia con 0.6%.

En lo personal, pertenezco al primer grupo ya que perdí la movilidad y sensibilidad de las extremidades inferiores provocada por un infarto medular. Desde entonces me es necesario el uso de una silla de ruedas como apoyo imprescindible para tener una vida activa y productiva dentro de la sociedad.

La elección de la silla de ruedas 20 años atrás, cuando enfermé, no fue un tema complicado ya que no existían muchas opciones para escoger. Utilicé la silla más básica y económica que había en el mercado, no por eso la más funcional para mí, muy ancha, respaldo alto con descansabrazos muy altos para mi estatura; gastando en ella un aproximado de $1,500.

[content-wide]A pesar de las condiciones físicas y las repercusiones que estas pueden tener, la única obligación del individuo es ser feliz.[/content-wide]

Con el paso de los meses mi familia y yo nos dimos cuenta de la necesidad de un cojín ya que era cansado estar todo el tiempo en la silla y reducir también el riesgo de lesiones en la piel por presión, existen diferentes materiales y precios, optamos por uno muy sencillo y accesible de $250. Me percaté que ejercía casi la misma presión en los glúteos que antes, lo que me hizo adquirir un cojín de aire en forma de dona de material neumático con precio de $450 aproximadamente que a la larga no fue funcional para mí.

Al abrirse más el mercado de sillas de ruedas en México pude adquirir una más adecuada a las necesidades de mi lesión optando por la de respaldo bajo, sin descansabrazos, con un peso mucho más ligero de lo común y con las llantas desmontables para el bienestar de quien la carga; por lo tanto la inversión fue mucho mayor a la anterior teniendo un precio alrededor de los $18,000.

El cojín de esa silla era diferente, un material mucho más resistente pero que seguía sin ser tan adecuado a mis necesidades, lo que me llevó a adquirí uno de celdas de aire con un costo de $2,500 el cual si se le da el cuidado pertinente puede tener un tiempo de vida de 1 año.

En el tema de las sillas de ruedas existe una gran variedad de opciones, actualmente, los precios son muy elevados cuando se busca una silla personalizada, es decir, que cubra todas y cada una de tus necesidades, altura, peso, material, entre otras cosas. El costo de esta clase de sillas es de $85,000 aproximadamente.

[content-wide]Siempre que busques, encontrarás alternativas tecnológicas que te ayuden al máximo a vivir a pesar de las limitaciones[/content-wide]

Cuando se vive con una discapacidad motora existe una necesidad grande de independencia, tener un empleo fue una de mis primeras metas para lograrla. En México no es fácil conseguir empleo para una persona “sana”, tenía claro que sería más complicado encontrar un empleo en mi condición. Estudié una licenciatura y dos maestrías (becada) y segura estoy que eso ayudó a ponerme a nivel de competencia laboral, sin embargo, buscar empleo en una Institución de ayuda a grupos vulnerables fue clave para encontrar empleo rápidamente, un golpe de suerte en un País con mucha discriminación de minorías.

Uno de mis objetivos planteados para la anhelada independencia era tener mi propio vehículo. Al buscar en el mercado, me di cuenta que comprar un auto es una inversión muy grande; buscaba un vehículo con facilidades de pago, en buenas condiciones para evitar en lo posible accidentes por fallas mecánicas, algo que podría encontrar en uno auto de agencia ya que contaría las garantías que la empresa brinda.

Obviamente al no tener movilidad en las piernas necesitaba de una adaptación al vehículo. Una empresa en el centro del País fue la única que me pareció confiable; decidí adquirir una palanca donde el acelerador y el freno están integrados en ella y se utiliza con una sola mano, con un costo de $30,000, sin embargo el precio subió aún más porque la instalación se realizaría al Sur del País teniendo un costo total de $39,000.

Los gastos generados por enfermedad también son un tema para considerar en mi condición, una consulta médica tiene un costo de entre $500 a $800 más los estudios correspondientes a ella que equivale aproximadamente a $1,500, así como el medicamento recetado por el médico que puede llegar hasta los $2,500. Son gastos que al menos realizo una vez al año si todo va bien. 

Los gastos mencionados en este texto ascienden a más de $395,000.La vida sobre una silla de ruedas no resulta precisamente económica si se busca tener calidad de vida, pero esto no limita que se realice una vida plena, con desarrollo profesional y socioemocional. El hecho de tener hábitos saludables resulta indispensable para reducir las visitas al médico, ya que esto eleva considerablemente los gastos de la persona o de la familia.

Susana Albores
author of the article


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.