Curso Online VS Terapia

Todo inició con la pandemia… la sociedad en general estaba pasando por momentos llenos de miedo, ansiedad, tristeza y vulnerabilidad frente a la enfermedad, la muerte, las pérdidas de empleos, reducción de salarios y el futuro incierto, era una situación totalmente desconocida además del bombardeo de información de los medios de comunicación y las redes sociales que generaban angustia y desesperación. Esto ocasionaba que más personas necesitaran de un acompañamiento psicológico y emocional, sin embargo, para quienes estaban pasando por dificultades económicas, les resultaba desgastante. Por ejemplo, las personas que pagaban semanalmente una consulta individual de $400.00 estaban pagando $ 1,600.00 al mes y aquellas familias en las que de dos o cuatro miembros de la familia asistían a terapia individual pagaban de $3,200.00 a $6,400.00 pesos del presupuesto mensual familiar.

La crisis que ocasiona la pandemia ha permeado en todos los ámbitos de la vida, adaptarnos a un nuevo contexto económico es requisito indispensable para seguir adelante

Por lo tanto, decidí incursionar en el diseño de un curso online con un enfoque terapéutico para acompañar los procesos emocionales y mentales de manera grupal, el cual tenía varias ventajas:  reducía costos, generaba un espacio de sanación emocional y la oportunidad de que las personas crearan vínculos sociales y afectivos, a la vez que aprendían herramientas para enfrentar el periodo de aislamiento con una mejor actitud. Esto también permitía que más personas pudieran acercarse a vivir un proceso de autoconocimiento en dónde pudieran darse cuenta que la terapia funciona para todos y no solamente para quien sufre de un trastorno mental.

¿Cuáles fueron los pasos a seguir para la impartición del curso?

El primer paso consistió en elegir el contenido del curso, hice una estructura que llevará un fundamento teórico pero que en esencia fuera práctico. Uno de los ejercicios que se utilizó tenía que ver con el cuestionamiento de las creencias propias, por ejemplo, cada vez que surgiera un pensamiento que les generará malestar tendrían que preguntarse ¿Esto que pienso es realmente cierto? ¿Puedo estar completamente seguro de que esto que estoy pensando es cien por ciento cierto? De esta manera cada uno de los asistentes podría darse cuenta de que la mayoría de sus miedos, angustias y preocupaciones son creadas por su mente y la ansiedad en todo caso es siempre un miedo al futuro, una desconexión con el momento presente. Después de este ejercicio tenían que hacer un “cambio de sentido” haciendo que las creencias “negativas” pudieran convertirse en creencia positivas y de autoapoyo. Por ejemplo, una creencia negativa podría ser “El covid me va a matar” y utilizando la técnica de cambio de sentido la creencia podría ser “El covid vino a enseñarme que necesito ser más saludable y hacer más ejercicio”. Otro de los temas fue explicar la diferencia entre “aceptar” que ser feliz depende de uno mismo y la “toma de responsabilidad” de nuestra felicidad, por eso cada uno de los asistentes debería hacer una lista de lo que les producía felicidad y de lo que les producía sufrimiento, para que de manera individual y a través de una serie de ejercicios pudieran crear su propia guía de la felicidad, siendo más agradecidos, perdonando a quiénes les hubieran hecho algún daño y valorando la vida en todo momento para utilizar este tiempo de transición y cambios para realmente hacer cosas con sentido y propósito, entendiendo que todas y todos vamos a morir algún día, pero mientras sigamos vivos es importante saber ¿Cómo queremos vivir nuestra vida?  Por último, cada una de las sesiones contenía una meditación guiada para soltar los miedos y concentrarse en vivir más saludables y en armonía consigo mismos y con su entorno. 

El segundo paso fue fijar un costo accesible de $300.00 que incluía dos sesiones de tres horas cada una, equivalente a 6 sesiones de terapia individual, lo cual generaba un ahorro a su ingreso económico por $2100.00.

Las plataformas digitales y las redes sociales son los mejores aliados en épocas de crisis

El tercer paso consistió en elegir la plataforma online por la cual se llevaría a cabo el curso, después de realizar un estudio de mercado decidí que la mejor opción era la plataforma ZOOM con un costo mensual de $377.00.

El cuarto paso fue la promoción del curso en las redes sociales y la inscripción fue a través de realizar un depósito o transferencia a una cuenta de débito. 

Por último, cree un grupo en whatsapp para enviar las ligas (links) al grupo que se formó. 

Resultados del Curso Online

Se inscribieron 20 personas, entre ellas familiares, amigos/as, pacientes y personas que vieron la publicación en Facebook. Lo cual significó un ingreso de $6,000.00 y un egreso mínimo del pago de la plataforma, generando una utilidad de $5,623.00 en dos sesiones de tres horas cada una.

El taller se realizó exitosamente lo que permitió que las personas que asistieron gustaran de invitar y regalar el curso a otras por lo que se llevó a cabo un segundo curso durante el mismo mes, utilizando la misma inversión del pago de la plataforma. Al finalizar el segundo curso y gracias a la aceptación y recomendación de los asistentes se conformó el tercer grupo impartiéndose en el mes siguiente. Hasta el momento han sido 50 personas beneficiadas y en reciprocidad un ingreso personal $14,346.00 por seis sesiones de tres horas cada una.

Creo que estamos en un momento clave para utilizar todas las herramientas que tengamos a nuestro alcance que generen espacios de educación emocional, mental, y espiritual que a su vez formen comunidades de personas con estados mentales más sanos y por ende más felices.

ANA PEDRERO



Suscríbase al blog

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas publicaciones en este blog.

 
Clasificación
( 10 оценок, среднее 4.7 из 5 )
Загрузка ...
arumjournal.com
Suscríbase al blog

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas publicaciones en este blog.