Descubre la cachaça y viva la cultura brasileña

Descubre la cachaça y viva la cultura brasileña

Cada región del mundo tiene cultura propia derivada de su pasado y expresada en su gastronomía, vestido baile y su bebida. Brasil lo tiene todo y te muestra algo de su bebida más popular: La cachaça

La “cachaça” es una bebida hecha de la fermentación y destilación de la melaza desde la caña de azúcar. Fue descubierta por esclavos ingenious de los azucareros en el siglo XVI. Con 400 años de historia, es de gran importancia cultural y económica para Brasil. A parte, también es conocida por “A bendita, pinga”. 

Era considerada una bebida de bajo estatus, pues normalmente era consumida por las personas de las clases más bajas de la sociedad, mientras la elite brasileña de la época prefería disfrutar de los vinos, traídos desde Portugal. 

Así mismo, los ingenios fueron difundiendo, hasta convertirlo en la bebida alcohólica más tomada durante el Brasil colonial. Actualmente, es la segunda bebida más consumida en nuestro país, después solamente de la cerveza. También, es reconocida por el mundo como la bebida típica de Brasil.  

Hoy en día, la forma más clásica de consumirla es totalmente pura, en un vaso para “shots”, o en un vaso de drinks. Por otro lado, una de las más conocidas formas de tomar la “cachaça” es haciendo la tan famosa “caipirinha”, la bebida más tradicional de Brasil, a base de una mezcla de limones amasados, azúcar, hielo picado y por supuesto la “cachaça”. Las encuentras mucho en los bares y, también, puedes prepararte una desde la comodidad de tu hogar y degustar con los amigos.   

Al hablar de precios, el litro de la “cachaça”, dependiendo de la marca, puede costar más o menos R$70 (13.50 USD) una botella de 700 ml. Así que tenemos algunos tipos diferentes de cachaça de acuerdo con su marca y tiempo de producción. Por ejemplo, la Cachaça Sagatiba Envelhecida Ouro, una botella de 700ml cuesta R$70 (13.50 USD). Esta cachaça pasa por un proceso de envejecimiento, con eso poseé nuevos aromas y sabores diferentes.              

Por otro lado, la Cachaça Gatinha de 600 ml cuesta R$40 (7.50 USD). Es conocida como la cachaça “companheira”, tiene su origen en una variedad de caña con alto nivel de azúcar cosechado en el invierno. Tiene un sabor muy equilibrado en su composición. 

Una de las más caras es la cachaça “Weber Haus Extra Premium 6 años” de 750 ml que cuesta alrededor de 32 USD. Es una cachaça envejecida por 6 años y tiene un sabor totalmente particular y con un alcohol suave. Además de su aroma, es tostado con especias y un interesante sabor vegetal. 

Al tratar de las caipirinhas y de la cachaça pura que se vende en los bares, su costo puede ser de  R $12 (2.50 USD) un vaso de 400 ml. Y un shot cuesta aproximadamente R$12 (2.50 USD).

Para la industria de la cachaça, se calcula que su facturación en el año 2019 fue de 14 billones, tomando en cuenta a las micro y grandes empresas. Además, es importante mencionar que para la fabricación de la bebida emplea a alrededor de 600 mil personas. 

A partir de esto, es necesario analizar también que esta bebida brasileña no es solo importante para nuestras tradiciones, lo es también y mucho para la economía nacional. Esta industria posee una alta importancia económica por haber alcanzado enormes logros en el mercado, a través de que ha ido en aumento los nuevos consumidores tanto nacionales como internacionales. 

La producción nacional de “cachaça” está más enfocada para el mercado interno, aunque, Brasil es un exportador de esta bebida. Esto se explica porque el mercado nacional es casi totalmente abastecido por la propia producción nacional. En 1997, el volumen exportado de cachaça fue de más o menos 8.2 millones de toneladas, mientras tanto en 2018 este número aumentó para ser de aproximadamente 8.6 millones. 

Por lo tanto, es posible darse cuenta que no hubo un aumento relativo en el total de las exportaciones del producto, dejando en evidencia que el segmento internacional no es lo que más importa para este mercado, lo más importante es lograr la mayor ampliación del mercado nacional.  

Aproximadamente 8 billones de reales (153 millones USD) es lo que la cadena productiva de la cachaça mueve anualmente en Brasil y su market share comprende 86% entre los destilados consumidos en nuestro país. Además, este ramo engloba cerca de 30,000 productores, siendo 98% de estos de pequeño y mediano porte.

Luego, se afirma que el destilado tiene una gran importancia dentro del mercado de las bebidas nacionales. Contribuye no solo al valor añadido de la industria de transformación, como en la generación de empleo y de la renta para los pequeños y medianos productores dispersos por todo el país. Habiendo una mayor alta en los períodos de temporada alta, muchos puestos de “drinks” son creados por pequeños comerciantes para la venta de la caipirinha principalmente. Es una bebida de las más buscadas por los clientes, no solo por el sabor, sino también por la frescura y belleza del drink, así que muchos comercios llegan a vender un vaso de 400 ml por R$20 (3.20 USD).   

Además, no hay nada mejor que un día de verano en la playa, acostado en la arena disfrutando de una deliciosa caipirinha, sintiendo el calor brasileño no solo del clima también de esta parte de la experiencia cultural propia que nos permite disfrutar de estos simples momentos: Vive la cultura brasileña y relájate 

Espero que haya despertado en tí, el deseo de conocer más sobre esta gran industria y su influencia cultural en mi país, que es, sin duda alguna, la historia que lleva consigo hasta hoy esta herencia desde la época de la esclavitud. ¡No dejes de vivir esta experiencia y descubrir más sobre mi cultura! Estoy segura que será un gran regalo para tí.

Maria Clara Pedreira Anjos
author of the article


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.