Ecuador: Esta navidad en dólares

Ecuador: Esta navidad en dólares

Después de un año tan difícil como ha sido este 2020, vemos al futuro con un poco de miedo. Aquí te dejo un breve análisis de gastos a considerar en esta navidad.  

Quien diría que estamos a pocos días de cerrar el año, parece que fue ayer que teníamos la lista de planes para año nuevo y entre encierro y cuarentena y las siempre cambiantes medidas sanitarias, estamos en un diciembre jamás visto.

Económicamente el año se ha mostrado catastrófico, costumbres, tradiciones y el característico consumo de la navidad prometen aliviar en algo a los negocios que han subsistido con dificultad. Las empresas ya han tenido meses para ajustar sus prácticas y promociones y poner a disposición del público sus productos. Hoy en día, tiendas, centros comerciales, restaurantes, y otros, deben estar poniendo en marcha sus propagandas y promociones navideñasю 

En la economía de las familias de Ecuador, este año hay que considerar que un porcentaje de la población económicamente activa perdió o cambió su trabajo. Esto representa ajustes a la hora de los gastos navideños. Para quienes tuvieron la suerte de mantener su empleo, cuentan los días para recibir “el décimo”, o sobresueldo de diciembre y equivale a la doceava parte de todo lo percibido en el año, para muchos, un sueldo completo adicional.

A veces es difícil ahorrar, o invertir el sobresueldo de diciembre, por los gastos extraordinarios del mes. En la medida en que la situación sanitaria lo permita, esta es una proyección de gastos para este diciembre: 

Si vives en Quito su fundación se celebra el 6 de diciembre, por lo que prepárate para jugar 40 y tomar unos vinos hervidos, a pesar de que las populares fiestas en muchas de las calles de la ciudad no pasarán este año, de seguro se celebrará esta fecha de alguna forma. Dependiendo cuan creativa sea la celebración podrás gastar de 20 a 50 dólares. 

  • Como algo adicional, me gustaría comentarte un poco más del juego cartas llamado cuarenta, es jugado tradicionalmente en la ciudad de Quito, al cual se juega durante sus fiestas de fundación, es tradición que en las empresas, universidades, colegios, el 6 de diciembre se detengan todas las actividades por unas horas y se organizan campeonatos de cartas. El juego es muy entretenido, tiene sus dichos y frases caracterizas; lo juegan entre dos o cuatro personas y es el detonante del ambiente festivo de la capital del Ecuador.
  • Ha sido costumbre las cenas o almuerzos navideños en la oficina, estos almuerzos suelen incluir juegos de “amigo secreto” por lo que, entre la comida y el regalo para tu amigo secreto y suponiendo que no te toca el jefe, podrás gastar unos 50 dólares. 
  • Como no solo se celebra en el trabajo, al menos una de las reuniones será con tu grupo de amigos, ya sea una parrillada, ir a un bar o una cena en un restaurante fino, podrás gastar entre 30 y 50 dólares más.
  • Muchas familias, antes del 25 de diciembre, se reúnen para “rezar la novena”, si uno de los días de la novena se va a rezar en tu casa, vas a tener que preparar bocadillos para tus invitados, en donde gastas un aproximado de 30 a 50 dólares para 8 a 15 personas.  
  • Ya llegado el 25 de diciembre, especialmente para las familias con niños pequeños, es una sólida tradición la entrega de regalos. Los regalos suelen variar de costo, proyectándose aproximadamente en un promedio de 20 a 50 dólares por persona. Además de los regalos, como dejar de lado el tradicional pavo de navidad, que tiene un costo de entre 30 y 70 dólares. Me falta experiencia en la cocina navideña para poder hablar un poco más de los demás ingredientes y costos. Se acostumbra a acompañar la cena navideña con un vino, una botella por cada cuatro personas con un costo aproximado de 10 a 15 dólares 

A continuación, te comparto el presupuesto para la cena navideña de una familia de 4 integrantes: 

MenúUSD
Pavo35
Uvas12
Acompañantes15
Ensaladas10
Gaseosa 3
Ponche6
Vino15
Total99
  • Finalmente, el ocaso del año el mágico 31 de diciembre y la mañana del primero de enero, llegan. Una cena de fin de año, seguida por la quema del monigote a media noche. Para ello, necesitamos juegos pirotécnicos para alegrar todo con sus brillantes luces; y, una cena con tu comida favorita. El costo promedio para la cena es aproximadamente de 15 a 35 dólares el plato; el monigote y los juegos pirotécnicos pueden costar entre 30 y 50 dólares. 

Me gustaría contarles un poco más sobre la tradición de cierre de año, con lo que los ecuatorianos cerramos nuestras celebraciones y con ello, entramos a un enero de nuevas expectativas. El último día del año, juntamos ropa vieja, un pantalón, una camisa, medias y zapatos, llenamos estas prendas con papel periódico y las cosemos, formando, a este muñeco, le cosemos una máscara y unas manos y con todo esto simbolizamos a todo el año que pasó.

Cuanto es momento de “Hacer el año viejo” toda la familia se une, en un ambiente muy jovial; después terminado de coser el monigote, es muy típico que varias personas se visten de viudas del Año Viejo, que es representado como una persona en su lecho de muerte; finalmente cerramos el año quemándolo, y a media noche mientras se quema el Año Viejo saltamos por encima de él simbolizando la terminación del año y dando la bienvenida al nuevo año, saltando hacia el.    

La tradición de los Años Viejos, son una representación de las añoranzas que los ecuatorianos tenemos para nuestro futuro, así como un proceso de cierre, de todo lo que pasó durante el año, lo bueno y especialmente lo malo.  Con esto comenzamos en año renovados. 

Todos los análisis de costos antes presentados están basados en experiencias previas a la pandemia, con esta pandemia jugando al azar con nuestras tradiciones y costumbres, sólo el tiempo permitirá precisar como y cuanto nos moldeamos a vivir en esta nueva normalidad. 

Espero, querido lector, que más allá de cómo celebraste tus fiestas decembrinas, que tú y tus seres queridos encuentren mucha felicidad y se llenen de energía para que el 2021 sea un año de emprendimiento, aventura e independencia económica.
¡Felices fiestas! 

Carlos Arturo Vélez Sánchez
author of the article


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.