Efectos de la pandemia en el cine en México y Latinoamérica

Se paralizaron los rodajes cinematográficos en todo el mundo. México y Argentina, son los países con mayor producción en Latinoamérica.

La pandemia del coronavirus COVID-19 ha generado, y sigue generando, una crisis debido a la rapidez con la que todos los ámbitos de la vida han tenido que modificarse para evitar conglomeraciones y contacto innecesario con otros individuos, que provoquen más contagios.

En este sentido, la industria cinematográfica en todo el mundo ha vivido fuertes transformaciones, pero en México y Latinoamérica, esta crisis se ha unido a otros retos que dicha industria ha estado sorteando durante mucho tiempo.

Los aspectos más afectados van desde la preproducción de proyectos a la exhibición presencial (ya sea en salas comerciales o en festivales de cine). 

Crear cine en medio de la pandemia

A mediados de marzo, cuando la gravedad de la pandemia fue haciéndose más latente, se paralizaron los rodajes cinematográficos en todo el mundo. México y Argentina, son los dos países con mayor producción de cine en Latinoamérica; y México es el cuarto con más salas de cine a nivel mundial. 

Respecto a la realización de cine, la cuarentena en latinoamérica obligó a suspender una veintena de producciones en Argentina, según datos de la Cámara Argentina de la Industria Cinematográfica; y en México alrededor de 30 proyectos, entre series y películas, se interrumpieron, cómo lo indicó Tábata Vilar Villa, directora general de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica para el periódico El Economista.

Por ejemplo, el ganador del Oscar, Alejandro G. Iñárritu, decidió frenar el proyecto fílmico que tenía en México y postergarlo definitivamente hasta el 2021. Aunque es posible que proyectos independientes, más pequeños y baratos, que impliquen menos tiempo de rodaje y personal de producción, sí encuentran viabilidad.

En cuanto a Argentina, se producen un aproximado de 110 películas por año, de las cuales alrededor de 20 estaban en rodaje cuando se declaró cuarentena obligatoria, por lo que interrumpieron sus actividades. Además, indicó la presidenta de la Cámara Argentina de la Industria Cinematográfica, que hay unos 80 proyectos, entre documentales y películas de ficción que no se van a rodar. Lo cual es un golpe a la producción cultural y al 0.71 % del PIB ello representa para este país.

El modelo de negocio en el cine, ¿todavía funciona?

Por otro lado, el medio para obtener ingresos en la industria del cine ha sido por muchos años la distribución en salas de cine comerciales, mismas que sufrieron costosas pérdidas en México y Latinoamérica.

Sólo en México, tras el cierre obligatorio de las salas, la CANACINE estima que se dejaron de vender 152 millones de boletos, lo que equivale a una pérdida de más de 330 millones de dólares. Esto, sin contabilizar las ventas de dulcería.

Como parte de los esfuerzos para enfrentar los embates económicos, en agosto comenzaron a reabrir las salas, lo cual implicó una reinversión para la implementación de las medidas sanitarias, así lo indicó Francisco Eguren, director comercial de la cadena Cinemex.

Pero el público reaccionó con cautela, pues para Miguel Rivera, representante de Cinépolis, el primer fin de semana de reapertura solamente alcanzaron el 8 o 9% de la afluencia normal antes de la cuarentena.

Sin embargo, cuando la industria del cine en salas lucha por sobrevivir, resurgen otras formas de consumo que se adaptan a las circunstancias, como los servicios de streaming o los autocinemas. 

Nuevas formas de consumir cine ante la nueva realidad

En la cuarentena, Cinépolis Klic ayudó a la compañía a mantenerse a flote, ya que fue su única fuente de ingresos y reportó durante este periodo una duplicación del número de clientes activos, según la revista Forbes. Además, esta plataforma recientemente se estrenó en Honduras, El Salvador, Costa Rica, Guatemala y Panamá.

En esta misma línea, diversos servicios y plataformas latinoamericanas han visto el nuevo escenario como una oportunidad. Como lo hicieron Choloflix, la primera plataforma de streaming de Ecuador; en Costa Rica la plataforma CR Films, en el corazón de América del Sur la plataforma BoliviaCine; mientras que Centro Arte Alameda Tv es una iniciativa exclusiva para Chile; en Colombia la propuesta es de CineCo/Plus, y Argentina tiene disponible la plataforma Cine.AR del INCAA. 

A nivel panregional, Retina Latina, ofrece una plataforma digital para ver cine de carácter público y acceso gratuito para los ciudadanos de América Latina y el Caribe, con producciones, entre ficción, documentales y cortometrajes de países como Bolivia, Perú, Colombia, Ecuador, Uruguay y México, impulsores del proyecto.

Los retos que la industria enfrenta ante este panorama son infinitos

De esta manera, la pandemia ha sido una fuente de inspiración para las transformaciones en la industria, con la entrada definitiva de las nuevas tecnologías y medios de interacción digital, que deben contemplar realizadores y exhibidores a partir de ahora.

En cuanto a los servicios de streaming, la perspectiva cambia, ya que los retos son más hacia las experiencias digitales que sus catálogos y plataformas puedan ofrecerles.

Ricardo Villanueva Nájera
author of the article


Suscríbase al blog

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas publicaciones en este blog.

 
Clasificación
( 2 assessment, average 5 from 5 )
Loading...
arumjournal.com
Suscríbase al blog

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas publicaciones en este blog.