El costo del TDAH en México

El costo del TDAH en México

Ante un diagnóstico de TDAH es importante no caer en pánico, normalmente tener la respuesta a una serie de conductas que afectan el desempeño integral de su hijo es un gran paso siempre y cuando el diagnóstico esté dado por un profesional.

El TDAH o Trastorno con déficit de atención e hiperactividad, es una condición que se da por una inmadurez neurológica que afecta el lóbulo frontal. Este es el que regula las funciones ejecutivas, es decir la habilidad de comenzar, organizar y completar tareas, así como la de automonitoreo y auto-regulación entre otras. 

Por lo menos dos de los tres aspectos mencionados a continuación se presentan en esta condición y son:

Inatención: Incapacidad para mantener la atención de forma sostenida durante el tiempo esperado según la edad. Se distraen fácilmente ante cualquier estímulo a su alrededor.

Hiperactividad: Se mueven continuamente sin un propósito claro, van de un lado a otro pudiendo iniciar una tarea que abandonan rápidamente para comenzar otra y así continuar. Hay muchos niños que les afecta en sus relaciones sociales ya que se vuelven incómodos para quienes lo rodean y por esta misma razón los demás niños o incluso los adultos pueden alejarse de ellos o mostrar rechazo abiertamente. En lo personal me parece que es uno de los problemas más complejos que enfrenta un niño con TDAH.

Impulsividad: Presentan una incapacidad importante para anticiparse a las consecuencias de sus acciones, no miden peligro, les cuesta mucho esperar su turno y pueden llegar a mostrarse poco tolerantes e incluso agresivos bajo ciertas situaciones.

Además teniendo en cuenta estos tres aspectos, existen tres clasificaciones para el TDAH:

  • Predominantemente distraído: Síntomas relacionados con falta de atención.
  • Predominantemente hiperactivo-impulsivo: Síntomas relacionados con hiperactividad e impulsividad.
  • Combinado:  Es una combinación de los síntomas de la falta de atención y los de hiperactividad e impulsividad.

Observar en los niños conductas no comunes puede ser manifestación de problemas complejos, por lo que la visita al especialista es imprescindible  

Cuando se presenta un TDAH en algún niño, normalmente empieza a hacerse evidente en los primeros años de la primaria, aunque hay pequeñitos que desde el kínder empiezan a mostrar señales de inatención e hiperactividad. En este sentido el colegio es el primer filtro, es aquí donde se puede ver que no espera turnos, se trepa en lugares inapropiados, por ejemplo. En los casos en donde el trastorno es combinado, las quejas lo manifiestan los padres de que puede existir un problema a este nivel ya que son los mismos padres quienes notan que algo no marcha bien y entonces pueden recurrir a su médico de cabecera para una valoración. Para llegar a un diagnóstico se canaliza a un psicólogo para aplicar una serie de cuestionarios a los padres y maestros y trabajar con el niño para determinar la probabilidad de que exista o no un TDAH y en base a estos resultados referirlo a un neurólogo o psiquiatra quien deberá confirmar el diagnóstico definitivo o descartar. 

Esta valoración es fundamental para proporcionar al niño el tratamiento adecuado tanto a nivel individual, educativo y relacional, por lo que padres y maestros deben de recibir el asesoramiento necesario para establecer pautas educativas adecuadas.  La valoración por parte del neurólogo es necesaria para descartar otros problemas que puedan estar causando los signos y síntomas y proporcionar ayuda farmacológica necesaria si se considera oportuno.

Normalmente se sugiere a los padres iniciar con un tratamiento psicológico con terapia cognitivo-conductual por un período de 6 meses para observar la evolución. En el caso de que la sola terapia psicológica no esté logrando una evolución favorable, el mejor tratamiento sugerido es el multimodal o combinado que requiere varios enfoques y varios profesionales implicados en el tratamiento para trabajar simultáneamente en los síntomas y en los obstáculos que les toca enfrentar a los niños en los diferentes ambientes en que se desenvuelven.

Básicamente consta de:

  1. Tratamiento psicológico con terapia cognitivo conductual.
  2. Tratamiento farmacológico.
  3. Tratamiento psicoeducativo que incluya a padres y maestros.

Las consecuencias posibles que acarrea la falta de diagnóstico y tratamiento adecuado son: 

  1. Disminución del rendimiento académico o fracaso escolar.
  2. Dificultades en las relaciones sociales.
  3. Baja autoestima.
  4. Riesgo de abuso de alcohol y drogas.
  5. Infravaloración en el ámbito laboral. 

DICHO ESTO, ENTONCES LA PREGUNTA ES:
¿Cuánto es el costo de tener un hijo con TDAH?

COSTO POR CONSULTA TOTAL 
MEDICO PEDIATRA$1000$1000
PSICÓLOGO INFANTIL$500 (mínimo 4 sesiones para la evaluación completa)$2000
NEUROLOGO PEDIATRA$1000 (se requiere 2 consultas una la primera vez y la siguiente con los estudios)$2000
ELECTROENCEFALOGRAMA$ 3000$3000
MEDICAMENTO $795 A $1500$1500
CONSULTA TRATAMIENTO COGNITIVO CONDUCTUAL Y PSICOEDUCTIVO.$500 (una por semana)$2000
                      TOTAL                  $11,500

A estos costos se agregan las consultas de seguimiento del neurólogo cada 4 meses aproximadamente y los medicamentos que se requieran. 

Es importante mencionar que los costos son del centro del país, pero varían dependiendo del lugar donde se radique, del especialista y de la farmacia.

Tener un hijo con TDAH implica gastos adicionales a los que ya se tienen. Un tratamiento farmacológico adecuado y el trabajo colaborativo casa-terapia-escuela ha probado ser una de las mejores formas de contribuir a lograr una mejoría integral en el niño, para su óptimo desarrollo personal, social y emocional.

Patricia Castañeda
author of the article


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.