El negocio de las pipas de agua en México

El negocio de las pipas de agua en México

Ya sea por escasez, mala calidad en el suministro, contaminación de los mantos freáticos e incluso por problemas socio-políticos, la venta de agua potable en pipas se está volviendo cada día un negocio más lucrativo con jugosas ganancias.

Actualmente es muy común escuchar que en la mayoría de las colonias, barrios o fraccionamientos de tu ciudad el suministro de agua municipal se limita únicamente a 2 o 3 días a la semana y no 24/7 como hace un par de décadas ocurría, y aunque es una responsabilidad de los gobernantes el asegurar el acceso seguro y constante al agua, cada día se vuelve más intermitente este suministro, por tal motivo, la venta de pipas de agua se ha vuelto un negocio bastante rentable.

Pero ¿Qué es la venta de pipas de agua? Es un negocio particular en donde camiones tipo cisterna o camionetas modificadas con tinacos entregan de forma diaria más de 20,000 litros de agua por unidad según el número de viajes que hagan. Cada pipa lleva de 3,000 las de menor capacidad, hasta 10,000 las más grandes. Las primeras generalmente son para atender a la población habitacional, mientras que las de mayor capacidad son usadas para abastecer a negocios, hoteles, restaurantes, centros comerciales, etc.

Una pipa de 3,000 litros realiza en promedio hasta 6 viajes al día, pues se consideran 2 horas por cada entrega, esto es, 20 minutos para su llenado, 40 minutos para el traslado desde el pozo/bomba hasta el domicilio, 20 minutos para vaciado y otros 40 minutos para regresar a reabastecerse; en promedio una pipa de esta capacidad tiene un precio de $500 en zonas urbanas pequeñas, mientras que en las grandes ciudades como Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Querétaro, Mérida, así como ciudades turísticas: Cancún, Acapulco, La Paz, Pueden llegar a costar hasta $1,000 por servicio en casa habitación.

Para abastecer a hoteles, centros comerciales, edificios corporativos o similares, se requiere una cisterna móvil de 10,000 litros al menos, incrementando con esto el precio de $1,200 hasta 3,000 según la ciudad, zona geográfica y distancia del pozo/bomba, realizando al día un máximo de 3 viajes, debido al incremento de hasta 4 horas en cada entrega.

Los precios anteriores por viaje suenan muy alentadores para aquellos que quieran incursionar en este negocio, pero ¿Qué gastos se deben considerar?

Para poder abastecerse de agua, las pipas deben cargar únicamente en pozo/bombas autorizadas por cada municipio, aunque no existe una regulación ni precios base por m3, las tarifas son controladas por el sistema de agua potable municipal y para tener acceso a estos deberás pagar algunas cuotas internas, pues suele haber lista de espera o preferencias con servicios de pipas con mayor antigüedad, una vez que tienes autorizado cargar, deberás pagar una cuota promedio para el municipio de $120 por cada 3,000 litros, logrando hasta ese momento una ganancia del 76% únicamente por el líquido.

Teniendo en cuenta que los tanques cisterna que se usan tienen un depósito de combustible bastante grande (120 litros aproximadamente), se deberá considerar un consumo por jornal del 80% de su capacidad: $1,500 en este rubro el cual deberá ser suficiente para realizar al menos 6 entregas el mismo día. 

El agua es un recurso cuya disponibilidad cada día disminuye, es preciso hacer conciencia para un cuidado y manejo responsable

Con respecto a la unidad al momento de iniciar en este negocio, este es el gasto de mayor impacto en tu bolsillo pues un camión de 5.5 toneladas nuevo en promedio tiene un costo de $850,000, además habrá que añadir la modificación a cisterna, con sistema de bombeo y al 2 mangueras de 30 mts por unos $250,000 más; es por ello que los propietarios de este tipo de negocio suelen adquirir camiones de segunda mano con más de 15 años de uso y así disminuir hasta en un 60% en este segmento la inversión, sin embargo, esto puede traer un gasto extra semestral promedio de $5,000 por mantenimiento.

El último costo a tener en cuenta es el del capital humano, pues se deben considerar 2 personas para cada entrega, al operador y encargado de la unidad que en la mayoría de los casos se le paga una cuota fija por cada viaje de $80, propiciando que cada entrega se haga con rapidez y con la menor cantidad de tiempos muertos para poder hacer la mayor cantidad de viajes a lo largo del día, mientras que a su ayudante se le paga de acuerdo al salario mínimo local. 

Si bien es cierto que es responsabilidad de los gobiernos locales o federales proveer de este líquido vital a toda la población así como la infraestructura para que llegue hasta los hogares y negocios, últimamente se ha visto un incremento en la necesidad de comprar agua en pipas, en la mayoría de las ocasiones se debe a la escasez del líquido debido a la falla en la infraestructura (tuberías o bombas) del sistema de agua potable local aunque también se debe a la creciente contaminación de mantos freáticos, pozos y humedales de donde se extrae, trayendo consigo aguas turbias y contaminadas no propias para el consumo humano.

Es importante crear conciencia sobre el consumo racional del agua, es un deber y una obligación de todos, debemos mejorar nuestras costumbres de consumo, si bien es cierto que la tierra está cubierta en un 70% por agua, sólo el 2.5% es agua dulce y únicamente el 1% está disponibles para consumo humano; el agua potable cada día se hace un bien más escaso, sin embargo, con pequeños cambios en nuestros hábitos podemos contribuir a mejorar esta problemática mundial. 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.