El “sueño americano”, una fantasía de alto costo

El “sueño americano”, una fantasía de alto costo

El deseo de “tener más” y las dificultades económicas, han llevado a muchas personas mexicanas a realizar un viaje por un sueño que tiene altos costos, muchas veces la propia vida.

La vida en el país mexicano es difícil, especialmente si no tienes una carrera profesional y aunque la tengas eso no te garantiza una vida de lujos. En un país capitalista, corrupto e inseguro vuelve complejo el sueño de poseer propiedades materiales y muchas veces conseguir el pan de cada día.

Teniendo al país primera potencia al lado, genera en el mexicano el sueño cercano de ser como ellos, aunque solo sea esto, UN SUEÑO. Estados Unidos de Norte América, titulado desde hace muchos años atrás como el puntero en términos económicos y militares, y también de muchos ideales humanos.

El “sueño americano” nace de este país, la garantía del éxito y la prosperidad. Y desde hace muchos años el mexicano se ha creído este sueño y ha hecho infinitas cosas por lograrlo, una de ellas: migrar a ese país.

Migrantes intentan sin éxito cruzar a la fuerza la frontera entre México y  Estados Unidos - La Nación

Mientras el sueño del mexicano sea no ser mexicano la brecha oscura continuará

Actualmente más del 15% de la población en EEUU son inmigrantes, México puntea con más del 22% del total, lo cual aproxima a 11 millones y medio de personas mexicanas viviendo en dicha nación, la mayoría mujeres.

En los 90`s migrar a EE.UU, al menos en Chiapas e indocumentado “mojado”, tenía un costo de entre 20 y 30 mil pesos, actualmente los números se han disparado. La inversión actual de una persona que quiere “cruzar la frontera” oscila entre los 7 y 9 mil dólares, dependiendo de la persona que los guiará a la frontera o coyote, esto es entre 140 y 180 mil pesos. También existen las visas de trabajo que permiten al mexicano permanecer por un lapso no mayor a seis meses trabajando en dicho país, la inversión es de 5 mil dólares en promedio, 100 mil en moneda mexicana, aproximadamente.

El peligro de cruzar la frontera de México a Estados Unidos - YouTube

Algunos mexicanos migrantes eligen otra vía, se van con visa de trabajo y con un convenio previamente pactado con la empresa contratista y un “coyote” como canal, ya estando en tierras norteamericanas se van con familiares que los están esperando, en estos casos la inversión es de 8 mil dólares en promedio, casi 160 mil pesos. Tienen la oportunidad de quedarse por un tiempo mayor a los seis meses, conscientes de que se violan leyes norteamericanas y pueden ser castigados con años de cárcel en caso de ser detenidos por migración.

Pese a los riesgos, muchos mexicanos eligen este camino del “sueño americano” en búsqueda de mejorar su condición económica, abandonando hijos, padres y demás familia cercana por muchos años con el deseo de construir una casa, comprar terrenos, pagar la educación de sus hijos y “asegurar” un futuro incierto.

De nuestras grandes fantasías: creer que podemos asegurar el futuro, peor aún, con cosas materiales

Muchos de ellos han elegido quedarse para siempre en EE.UU y legalizar documentos para nacionalizarse, otros se van por muchos años dando vueltas en círculos a causa de diversos hábitos que no les permite ahorrar e invertir lo suficiente, el alcohol, las drogas y el gasto excesivo en lujos innecesarios impiden que su condición mejore, de hecho, algunos de ellos regresan a México encontrándose en las mismas condiciones con las que se fueron.

Otro grupo de migrantes va con una misión o por un tiempo definido, hace lo que tiene que hacer, gana lo que tiene que ganar, invierte lo que tiene que invertir, regresa al país mexicano y algunos prosperan, pero a otros se les termina lo ahorrado y es el cuento de nunca acabar. 

Algunas historias de personas que se van y desaparecen, abandonan completamente a sus familiares y no se vuelve a saber de ellos, porque quieren o porque mueren. Las tristes historias donde se van abrazando a su familia con lagrimas en lo ojos por ese deseo de progresar, luego regresan y la familia también llora, pero por ver a su pariente en un ataúd.

Querer poder, poder soñar, soñar para vivir, vivir soñando el poder, continuo del mexicano

En una plática con María Eugenia, inmigrante indocumentada viviendo en EEUU desde hace 17 años, comparte que el salario es diferente entre hombres y mujeres. Trabajando 40 horas un hombre puede ganar desde 600 a 900 USD semanales, una mujer de 350 a 450. Ella vive con su esposo y dos hijos, comparte sus gastos mensuales:

ConceptoPeso mexicanoUSD
Pago casa propia$29,764.561,500
Gasolina$1,587.4480
Teléfono e internet$4,365.47220
Despensa $15,874.43800
Colegiatura (dos hijos becados, preescolar)$5,952.91300
Luz y agua$2,579.60130
Gas $3,968.61200
Ropa y zapatos$1,984.30100
Otros$1,984.30100
Total $68,061.623,430

Entre Eugenia y su esposo ganan un promedio de 4,500 USD mensuales, pueden ahorrar un promedio de mil dólares, que en México sería un promedio de 20 mil pesos, aunque eso es relativo, siempre se presentan gastos extras en el mes. 

Para una persona recién llegada a EE.UU sus gastos serían los siguientes en promedio:

ConceptoPeso mexicanoUSD
Renta $9,930.94500
Transporte $1,588.9580
Teléfono$1,588.9580
Despensa $993.0950
Luz y agua$993.0950
Gas $993.0950
Ropa y zapatos$993.0950
Otros$993.0950
Total $18,074.29910

“Mi sueño americano se cumplirá ese día que despierte y no piense en trabajar, cuando pueda darme el lujo de descansar y no pensar de dónde saldrá el dinero para comer, por ahora aun me quedan varios años para terminar de pagar mi casa”, confiesa Eugenia y tiene dos hijos que crecer y dos más que se encuentran en México y quiere abrazar. No solo sus hijos la esperan, también sus padres y hermanos. Ella está de acuerdo, el sueño americano es eso, un SUEÑO, una fantasía que cobra caro. 

Rosendo Velasco Moreno
author of the article



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.