El verdadero precio de la comida orgánica

El verdadero precio de la comida orgánica

¿Cuántos de nosotros nos hemos detenido en el súper para ver productos orgánicos y nos hemos preguntado si vale la pena gastar tanto? pues consumir productos orgánicos es caro, pero al hacerlo promueves el comercio justo, mejor uso de los recursos naturales y mejor calidad de vida.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura “FAO” el objetivo de producir orgánicamente es mantener la integridad ambiental, desarrollo rural, tener medios de subsistencia sostenibles y potenciar la seguridad alimentaria.

Desde los años 60 México se ha convertido en un gran exportador de productos orgánicos en el mundo, y ya ocupa el 4º. lugar global, exportando mayormente a Estados Unidos y Europa. Se cultivan más de 45 alimentos orgánicos, el más importante es el café, seguido del maíz y el aguacate.

Los Estados de más producción ecológica son Oaxaca, Chiapas, Michoacán, Chihuahua y Nuevo León. Tradicionalmente los productores orgánicos han pertenecido a alguna comunidad indígena, concentrándose más en Oaxaca y Chiapas, actualmente los productores de orgánicos se concentran en su mayoría en ranchos familiares, cooperativas campesinas y medianas empresas agrícolas.

Pero ¿qué significa que un producto sea orgánico? Todos los productos con certificado de orgánico han sido producidos naturalmente, no contienen aditivos o conservantes no naturales, tampoco se utilizan plaguicidas o fertilizantes, además no contienen hormonas, colorantes o saborizantes artificiales. Otra característica necesaria para ser orgánico es que los animales deben ser alimentados con granos y pastos cultivados orgánicamente. Por último, un especialista debe revisar el agua, la tierra y los productos anualmente para confirmar que se sigue un proceso de producción orgánicamente adecuado.

Consumir productos orgánicos es parte de una cultura de bienestar y protección a la salud

Hay diferencias claras entre producto orgánico y convencional y es que en los orgánicos encontramos menor cantidad de agua, la que implica que el alimento tiene mayor densidad de nutrientes, también tienen mayor cantidad de hierro, magnesio, vitamina C y antioxidantes. Sí se trata de animales alimentados con granos y pastos orgánicos se observa que el ganado tiene mejor salud, su carne tiene menor cantidad de grasa y es menor el riesgo de que las vacas sean portadoras o contraigan enfermedades.

Por otro lado, la diferencia de precios entre los orgánicos y los convencionales puede llegar a ser muy grande. Según el programa “Quién es quién en los precios” de la PROFECO, la diferencia llega a ser entre el 11% y el 337% siendo los orgánicos más caros. De los productos analizados, el queso manchego orgánico fue el de menor diferencia respecto a su presentación tradicional, en cambio la harina de trigo fue la de más diferencia con un costo de $10.42 elevándose a $45.50 al ser orgánica.

ProductoPresentaciónPrecio de orgánicosPrecio de convencionales
Aceite de oliva, extra virgenBotella 500 ml$211$89
Arroz blancoBolsa 1 kg$55$22
AzúcarBolsa 1 kg$39$26
CaféBolsa 454 g$136$91
FrijolBolsa 1 kg$62$33
Harina de trigoPaquete 800 g$45$10
Huevo blancoPaquete 12 pzas$59$25
Leche light1 litro$27$18
Pollo entero1 kilogramo$117$36
Queso OaxacaPaquete 400 g$68$57
Queso PanelaPaquete 400 g$65$48

La diferencia de precios entre los productos se debe a la forma en que son producidos, pues los orgánicos al respetar el tiempo de la naturaleza y seguir un proceso sin químicos es más lenta y en menor cantidad, además de que tienen que pasar por muchos más procesos de certificación que los convencionales.

Es recomendable conocer el origen de los alimentos y no basarse exclusivamente en costos, lo barato sale caro.

Los productos orgánicos tienden a ser más caros de forma directa, pero no se contabiliza en el precio de los convencionales el daño que se hace al ambiente y sus implicaciones a la salud, tampoco se contabiliza el costo directo a la salud del consumidor, pues muchos fertilizantes y químicos utilizados pueden generar enfermedades como cáncer. 

Consumir lo orgánico no es accesible para todos, pero puede hacerse cambios en los hábitos de consumo. Un ejemplo, si no puedes comprar toda tu comida orgánica se pide elegir frutas y verduras que se come con cáscara orgánica, ya que muchos químicos se almacenan ahí. También se recomienda consumir alimentos de origen animal orgánico, hay que tener en cuenta que el color y tamaño puede ser diferente a lo acostumbrado. Al final es inversión para tu salud consumir los orgánicos.

A continuación, un ejemplo de que necesitas para una dieta con productos orgánicos, con costo de $871:

 ProductoContenidoPrecio
DesayunoHarina de Hot cakes500 gr$78
Huevo6 piezas$36
Leche deslactosada1 litro$28
Papaya1 kilo$29
Café500 gr$101
SnackBotana de manzana15 gr$17
ComidaCrema de brocoli vegana500 ml$56
Pierna de pollo500 gr$89
SnackChurritos de sal y limón85 gr$27
CenaSandwich  
Pan de tres granos500 gr$69
Queso Manchego144 gr$39
Jamón de pavo250 gr$139
Lechuga1 pieza$19
Mayonesa235 gr$99
Cerveza artesanal355 ml$45

Recomiendo comprar verduras en pequeños mercados o los especializados en productos orgánicos, ya que es más fácil tener trato directo con productores, también informarse de dónde y cómo son producidos los alimentos.

Por último, es importante entender que todo tiene un costo, las frutas y verduras producidas tradicionalmente son más baratas probablemente contendrán químicos que pueden afectar tu salud o dañar al planeta. Consumir orgánico no solo implica querer una vida más saludable, sino estar a favor de un comercio justo, y querer impactar positivamente en el ambiente. Si aún no te convencen los productos orgánicos, pero quieres comer más saludable cuidando el ambiente, te recomiendo consumir frutas y verduras de temporada, y preferir comida preparada en casa a la empaquetada.

Erika Tello Arenas
author of the article


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.