Inversiones en pandemia: rol del estado, gasto público y ciclos económicos.

¿Invertiría en una economía cuya estabilidad no está garantizada?

El rol del estado tiene relevancia en determinados contextos, como por ejemplo la actual recesión, producto de la pandemia COVID-19 que impacta sobre todas las economías del mundo: Sin excepción.

A raíz de la emergencia sanitaria declarada el 12 de marzo por el COVID-19, muchos gobiernos del mundo y de América Latina han decidido dar un impulso a sus respectivas economías. Hasta el momento, diversos expertos en el tema económico sostenían la idea del Estado como “suavizador de ciclos”, los cuales deben ayudar a la población en general cuando se viven tiempos de crisis, sosteniendo el gasto público, cuidando que no existan grandes caídas, ni tampoco gigantes crecimientos que puedan escaparse de las manos. 

Sin embargo, la inusual situación de salud mundial representó un desafío considerablemente mayor, llevando la caída de la actividad económica en los países de América Latina hasta un -9.1% , de acuerdo con la proyección realizada en el mes de julio por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

A continuación evaluaremos algunas medidas adoptadas por distintos gobiernos latinoamericanos para suavizar dicha caída. 

Crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB)Año 2020 (%)
América Latina y el Caribe-9.1 
América del Sur -9.4
América Central y México -8.4
América Central-6.2
América Latina-9.1
El Caribe-5.4
El Caribe (excluyendo Guyana)-7.9
Fuente: Cepal- América Latina y el Caribe: actualización de proyecciones de crecimiento 2020

El caso argentino

El país del cono Sur ya reportaba números negativos para la actividad económica previo a la declaración del COVID-19: su PIB registra una baja del 4.03% para el período 2016-2019 según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). Estos datos y en conjunto con la extraordinaria carga de la deuda externa, representa alrededor de un 90% de su PIB,y  hacían de la realidad argentina un túnel sin salida. 

Muchas economías aún no encuentran la luz al final del túnel para lograr una recuperación rápida y eficaz.

El país realiza una negociación con una empresa de gestión de inversión estadounidense, llegando a un acuerdo para la reactivación económica de más de 60,000 millones de dólares americanos durante la pandemia, lo cual ayudó a la creación de diversos programas empresariales y sociales.

En primer lugar, se adoptaron medidas de carácter expansivo, un aumento del gasto público orientado a la búsqueda de estabilidad de los pilares de la economía: Producción y consumo. Por poner un ejemplo,  Argentina impulsó el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la producción, el cual consiste en que el gobierno inyecta dinero a las empresas para que puedan seguir manteniendo cierto nivel de producción y seguir pagando determinados salarios a sus empleados, por otro lado, el programa llamado: Ingreso Familiar de Emergencia, consiste en ayudar a las familias otorgando cierta cantidad de dinero para que cada una de ellas compre lo que considere necesario de su canasta básica.

Это изображение имеет пустой атрибут alt; его имя файла - us-tXOhJh7QMiSr0-FBxacpBi1zDsY6l5kqCV_Eecf669IuJF__IEAjzpLxcjhjOis6CyXlv55QoyKtK_b0qPIQtDvjlyCOJg2KTqmRml2xK1oM2isGQ6zyYZhz7t4Ny66J850D3

El caso Brasilero 

Para el país verde amarelo el punto de partida es distinto al de Argentina, aunque su situación económica actualmente es muy similar. Registra a partir del segundo trimestre de 2017 (luego de la gran caída del año 2016) un crecimiento sostenido de su PIB, terminando el 2019 con un 1.1 % . 

A screenshot of a cell phone

Description automatically generated

Sin embargo, y tal como hemos mencionado, los efectos negativos de la crisis sanitaria afectan a todos los países. A partir de la pandemia, en Brasil ha bajado el PIB durante los dos primeros trimestres de este año, acumulando -2.2% para el mes de junio. 

Los contextos socioeconómicos son en gran medida quienes determinan las acciones a seguir para superar crisis tan serias como la que actualmente se vive a nivel mundial

En abril el gobierno ha decidido implementar políticas de aumento del gasto público, para poder sostener el consumo, por un valor de 92.000 millones de reales por mes (cerca de 17.500 millones de dólares). Por otra parte, esta decisión coordinada con el presidente norteamericano no afectó solamente a los consumidores; sino también permitió a las empresas la suspensión del pago de salarios, generando cierta inestabilidad y malestar en el mercado de trabajo. Es igualmente preocupante para Brasil el hecho de que el acuerdo no haya tenido en cuenta el peso de los compromisos internacionales (deuda externa), que continúan creciendo.

Se puede concluir, que los efectos del COVID-19 desgraciadamente han impactado negativamente en todos los países latinoamericanos, tal como lo demuestran las distintas proyecciones nacionales e internacionales. No se encuentran casos cuyas actividades económicas hayan estado positivamente relacionadas con la pandemia. Sin embargo, aquellos territorios cuyos estados han llevado a cabo políticas públicas para mejorar las economías en crisis, perfectamente planificadas, organizadas e implementadas a nivel macroeconómico, tomando en cuenta factores que comprometen las decisiones en el campo económico -la deuda externa, por ejemplo- han obtenido mejores resultados, y podrán esperar que la economía real (producción, consumo y flujo de bienes y servicios) brinde buenas señales en el corto plazo. Esto permitirá inversiones más seguras y por mayores montos, que en casos ideales impactarán positivamente el producto (PIB) de los países de la región. 

Irene Mackanic



Suscríbase al blog

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas publicaciones en este blog.

 
Clasificación
( 7 оценок, среднее 4.86 из 5 )
Загрузка ...
arumjournal.com
Suscríbase al blog

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas publicaciones en este blog.