La Hoja Milenaria de Bolivia: La hoja de Coca

La Hoja Milenaria de Bolivia: La hoja de Coca

La hoja de coca es una planta venerada en la cultura andina y por ende en la cultura boliviana, sin embargo, es también parte de una cosmovisión para una población que la ha utilizado a través de su historia, desde medio de cambio, hasta objeto sagrado, la hoja más importante de Bolivia.

La hoja de coca es una planta originaria de la región de los Andes Sudamericanos, especialmente en Bolivia, Colombia, Perú, Ecuador, Chile y Argentina. Dicha planta ha tenido un papel esencial a través de la historia de las culturas andinas. 

Se trata de una hoja que se utiliza como energético para realizar trabajos, para realizar trueques de productos, como digestivo o fines analgésicos. Estos eran especialmente utilizados por las culturas aymaras y quechuas, sin embargo, se sabe que la fama mundial de esta hoja, no fue hasta el siglo XIX cuando mediante procesos químicos se desarrolla la cocaína y la bebida Coca-Cola, ya que ambos utilizan extractos de la hoja de coca en su proceso de producción.

Los mayores productores mundiales de hoja de coca, en términos de hectáreas de cultivos son en primer lugar Colombia, Perú y Bolivia, siendo que el país boliviano presenta 25,500 hectáreas de cultivo de la hoja de coca según reportes de las Oficinas de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

La hoja de coca se la comercializa principalmente en dos mercados, en el de Sacaba (Cochabamba) y en el de Villa Fátima (La Paz), esta se vende por kilo, siendo el costo en promedio de 88.5 bs (12.7 USD), en promedio se vende alrededor de 25,000 toneladas al año. De esta manera se estima que el valor de esta producción oscila aproximadamente en 40.6 millones de dólares siendo el 1.3% del PIB de Bolivia y aproximadamente el 10% del PIB agrícola del país.

Se estima que en ambos departamentos en Cochabamba y La Paz el 40% y 25% respectivamente de la proporción campesina que se dedica a la actividad agrícola corresponden al cultivo y secado de la hoja de coca del total de la población campesina de ambas regiones.

Ahora bien, en Bolivia y Perú las formas tradicionales de uso y consumo de la hoja de coca, al igual que su cultivo son legales dentro de su marco legislativo, hasta cierta cantidad en toneladas y hectáreas, para evitar la producción de cocaína. En el año 2017, el presidente Evo Morales promulgó la ley en la cual se podría utilizar un total de 22,000 hectáreas para la plantación de coca, comparadas con las 12,000 hectáreas de la antigua legislación boliviana.

De esta manera, la hoja de coca se cosecha hasta 3 veces al año de manera manual, en la zona de los Yungas en el departamento de La Paz y hasta 4 veces en el Chapare, en el departamento de Cochabamba. 

En Bolivia, la utilización cotidiana de la hoja de coca se denomina comúnmente “piqchar o acullicar” términos de idiomas originarios, es literalmente el acto de introducir las hojas de coca en la boca y humedecerlas con la saliva, formando un bolo, el cual se mantiene entre los dientes y la parte interna del cachete, para extraer las sustancias activas, algunas veces se agrega bicarbonato como componente alcalino para lograr los efectos deseados. 

El acullico normalmente se utiliza para mitigar las sensaciones de hambre, sed o cansancio y es utilizado tanto para rituales tradicionales o sociales, es muy usual que las personas que tienen trabajos que exigen jornadas largas y exigentes como los transportistas, agricultores, la utilicen a diario en las jornadas.

La versatilidad de la hoja de coca, permite ser utilizada en diversos ámbitos, manteniendo esa herencia cultural a lo largo del tiempo 

Dentro de sus usos medicinales se tiene la hoja de como digestivo en forma de infusión como “mate de coca” o como analgésico local en forma de emplastos, es muy usual tomarlo después de las comidas o para combatir el “sorojchi” el cual refiere al mal de altura, que se tiene al llegar a las zonas andinas, así como para resfríos, tos e inflamaciones de la garganta.

Así mismo mejora la velocidad metabólica del cuerpo, la oxigenación cerebral, la presión arterial, aporta a la función del hígado, reduce el colesterol y trigliericeridos, también protege la flora intestinal.

Debido al gran aporte que esta hoja presenta en cuanto a calcio, el cual supera al queso o la leche un producto derivado es la harina de coca, este aporta mayor cantidad de proteína que la quinua por la misma cantidad de gramos, se puede apreciar mezclándose con jugos, o en tartas, pasteles y demás productos de panadería.

El precio del mercado de una cajita con 100 bolsitas de mate de coca es en promedio 21 bs (3 USD) y el precio de la harina de coca en kilogramos es de 35 bs (5 USD), mientras que los jugos, pasteles y productos de panadería de manera unitaria oscilan entre 5 bs y 20 bs (0.8 y 3 USD).

Con respecto a los rituales, esta hoja es considerada “mágica”, debido a las propiedades estimulantes, de esta manera es que se la utiliza como ofrenda a la tierra como agradecimiento u ofrenda, así como también es utilizada por los yatiris o curanderos, para leer la suerte, la lectura de la hoja de coca sobre el destino de las personas o curar el “mal de amores”.

Esta práctica se la encuentra en zonas céntricas como en la ciudad de La Paz, existe “la calle de las brujas” en la cual se pueden encontrar elementos para la realización de rituales andinos, hoja de coca y curanderos que hacen lectura de las hojas de coca.

Entre otros usos convencionales está el de saborizante de The Coca-Cola Company, ya que es literalmente la única corporación en el mundo autorizada para la importación, proceso y uso comercial en un producto de consumo masivo, como es la bebida Coca-Cola, estos son adquiridos legalmente de Perú.

En Bolivia se estima que aproximadamente el 15% de la población boliviana practica el “acullico” de hoja de coca en actividades cotidianas del día a día, finalmente se toma esta hoja como herencia de la cultura andina y se la protege tanto en el marco legislativo del país, como en su rasgo socio-cultural.

Datos curiosos de la Hoja de Coca:

  1. Se puede resistir aproximadamente 8-12 horas sin comer ni beber, masticando hoja de coca.
  2. La hoja de coca fue utilizada como moneda de cambio en la época incaica, se lo cambiaba por carne, papas, verduras, legumbres.
  3. En Bolivia lo más común ante un dolor digestivo o después de almuerzo el “trimate” que es una infusión de mate de coca, anís y manzanilla.
  4. A partir del año 2005, el sector cocalero cuenta con la protección del gobierno, ya que los dirigentes cocaleros forman parte de la asamblea legislativa, en la actualidad el presidente del Senado es un dirigente cocalero, así como otros senadores.
  5. El presidente Evo Morales, fue el primer presidente cocalero de la nación, el cual expulsó a la DEA de Bolivia, debido a la agresividad contra los cultivos de coca.
María Laura Torrico Ramos
author of the article


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.