La industria de la lana de Alpaca en Perú

La industria de la lana de Alpaca en Perú

Perú es el país que más exporta fibra de lana de alpaca y prendas del mismo material en todo el mundo, estas son comparadas con prendas de alta calidad como el cachemir de la India o el mohair de África del Sur.

Además de ser un país con una gran diversidad de paisajes, climas, gastronomía y culturas, Perú es el país que más exporta fibra de lana de alpaca y prendas elaboradas con el mismo material en todo el mundo, estas son comparadas con prendas de alta calidad como el

cachemir de la India o el mohair de África del Sur. La fibra de lana de alpaca es conocida internacionalmente como un material sedoso, elástico, duradero y no inflamable el cual tiene propiedades térmicas únicas que permiten al auquénido una respiración a través de las fibras y a la vez retener el calor corporal.

¿Qué tanta es la demanda de la fibra de alpaca?

La demanda dentro del país sudamericano es muy escasa puesto a que las prendas de marca se venden a precios de USD500 la prenda, precio muy alto para la mayoría de gente en Perú. Por otro lado, la demanda internacional es impactante. Solo en el 2018 las exportaciones del material alcanzaron los USD308 millones, superando en un 22% a las cifras del año anterior. Cabe resaltar que las exportaciones de fibra de lana de alpaca son menores que las de algodón que son de USD744 millones, pero tienen un índice mucho mayor en cuanto a crecimiento.

Los dos países más interesados en la compra del material son Italia y China: Las adquisiciones del país europeo llegaron a un valor de USD19.1 millones en el 2019 según la Asociación de Exportadores del Perú (ADEX). A su vez, países como Estados Unidos, Alemania y Japón fueron de los más interesados en prendas ya confeccionadas, alcanzando compras de USD 48 millones el 2018 según la Comisión del Perú para la Exportación y el Turismo o PromPerú.

¿De dónde proviene la lana de alpaca en Perú?

El 85% de la población de alpaca del mundo habita en Perú siendo un poco más de 3.6 millones de ejemplares según los resultados del IV Censo Nacional Agropecuario (Cenagro). Además, gracias al impulso y apoyo del estado, el 90% de fibra de alpaca del mundo es producido en el país, con un mayor impulso en el departamento de Arequipa, el cual tiene un 99% de participación en prendas terminadas y confecciones.

Producto de esto, la población de alpacas representa el sustento de más de 90 mil productores agropecuarios y más de 250 mil familias. Esta población se concentra principalmente en las ciudades de Puno (39.6%), Cusco (14.7%), Arequipa (12.7%), Huancavelica (8.3%), Apurímac (5.9%), Ayacucho (2.8%) y Pasco (1.8%), según el Instituto Peruano de Alpaca y Camélidos (IPAC).

[content-wide]El trabajo del artesano peruano es verdaderamente un arte ofrecido a todo el mundo[/content-wide]

Debemos saber que existen 2 razas de Alpaca: la Huacaya, que representa el 80%, el Suri con un 12% y el 8% restante corresponde a una población híbrida. La Huacaya tiene el pelo denso y de fibra muy pesada, y la Suri cuenta con un pelaje más sedoso y lacio.

¿Cómo se desarrolla la actividad de confección de prendas a mano en Perú?

Los artesanos y empresarios locales tienen diferentes formas de confección de prendas. Si se usa una máquina tradicional, se podría obtener 7 prendas por cada trabajador encargado. Así mismo, para teñir el hilo se puede usar colorantes artificiales ecológicos. En las industrias se usan máquinas de teñido que pueden pigmentar hasta 100 kg de hilo a la vez.

Por otra parte, si se quiere usar métodos tradicionales como el telar de cinturón o telar de espalda, una prenda podría llegar a confeccionarse en meses ya que este proceso incluye el hilado, limpieza y teñido del hilo usando pigmentos de flores. La metodología para un telar de cinturón es similar a la de un telar de piso estándar, pero estos artesanos usan una pieza de madera como marco para los hilos.

En promedio, un artesano invierte de 10 a 13 soles (de USD 2.77 a USD 3.61) de materia prima para confeccionar una prenda la cual puede llegar a costar de 25 a 55 soles (USD 6.94 a USD15.27) en lugares turísticos dependiendo la prenda. Un artesano confecciona hasta 900 prendas en un mes junto a su familia (5 personas).

Podemos mencionar que la demanda de prendas en zonas turísticas estaba ascendiendo en el último trimestre del 2019 hasta un promedio de 40 prendas de cada tipo vendidas mensualmente, ya sean chompas, ponchos o chullos. Gracias a esta actividad y al turismo, un artesano puede solventar los gastos para cubrir las necesidades básicas de su familia.

Sería recomendable que los pequeños productores se conformen en agrupaciones de fabricantes mayores a fin de aumentar sus utilidades generando ventas de mayoreo y también crear la estrategia para vender en línea a nivel nacional e internacional.

En conclusión, podemos deducir que la industria de la lana de alpaca en Perú es un tema muy interesante puesto que es un mercado con un crecimiento acelerado gracias a la demanda extranjera proveniente de países del antiguo continente, pero que aún no ha sido propiamente adaptado a la demanda local tal vez con precios accesibles que puedan producir un interés y tal vez una nueva moda entre los peruanos y latinos.

Lawrence Yoshua Heredia Marino
author of the article


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.