La telesecundaria como una oportunidad para estudiar la secundaria

La telesecundaria como una oportunidad para estudiar la secundaria

Ser docente de telesecundaria me permite hablarte un poco de ella como una opción interesante para concluir estudios de nivel secundaria.

En 1968, durante el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, se crea en el país mexicano uno de los sistemas educativos más importantes por su misión y visión de llevar educación a los adolescentes en zonas geográficas rurales con calidad, compromiso y en valores: LA TELESECUNDARIA.

Esta modalidad educativa del nivel de secundaria impactó a nivel nacional, considerando que en aquel entonces muchos sectores y regiones de la población no contaban con este servicio. Hoy día este sistema educativo sigue siendo uno de los más importantes, casi el 50% de los planteles del nivel secundaria son telesecundarias en el país y con ello son atendidos casi millón y medio de adolescentes, lo cual representa 21.1% de la matrícula a nivel nacional (INEE, 2017).

La telesecundaria es una modalidad educativa del nivel de secundaria que únicamente existe y es aplicada en el país de México. En ella, un solo docente trabaja con todas las asignaturas, incluidas las co-curriculares como Artes, Educación Física y Tecnología; por ello, desde un principio se estructuró un plan de estudios que facilitara el trabajo del profesorado. En sus inicios cada clase era de 60 minutos: 10 minutos para retroalimentar la clase pasada, 20 de clase televisada  en el canal 5 de la Ciudad de México con un “telemaestro” que era la persona que explicaba frente a cámaras, 20 minutos de discusión sobre el tema con el “maestro monitor” que era el docente que facilitaba y coordinaba la clase en la “teleaula”, finalmente 10 minutos de descanso.

Con el paso del tiempo se agregaron nuevas herramientas de trabajo como las guías de aprendizaje, los conceptos básicos y videos grabados en videocasetes. Sin embargo, estos recursos no fueron suficientes para la cantidad de escuelas, además, muchas de las localidades donde se implementó este servicio no contaban con energía eléctrica agregando que los medios de transporte eran escasos o de pésimas condiciones.

La telesecundaria es una modalidad educativa del nivel de secundaria que únicamente existe y es aplicada en el país de México. En ella, un solo docente trabaja con todas las asignaturas, incluidas las co-curriculares como Artes, Educación Física y Tecnología; por ello, desde un principio se estructuró un plan de estudios que facilitara el trabajo del profesorado. En sus inicios cada clase era de 60 minutos: 10 minutos para retroalimentar la clase pasada, 20 de clase televisada  en el canal 5 de la Ciudad de México con un “telemaestro” que era la persona que explicaba frente a cámaras, 20 minutos de discusión sobre el tema con el “maestro monitor” que era el docente que facilitaba y coordinaba la clase en la “teleaula”, finalmente 10 minutos de descanso.

Con el paso del tiempo se agregaron nuevas herramientas de trabajo como las guías de aprendizaje, los conceptos básicos y videos grabados en videocasetes. Sin embargo, estos recursos no fueron suficientes para la cantidad de escuelas, además, muchas de las localidades donde se implementó este servicio no contaban con energía eléctrica agregando que los medios de transporte eran escasos o de pésimas condiciones.

Aun cuando los nuevos recursos son novedosos y el internet está en todas partes, actualmente no todas las telesecundarias cuentan con los medios digitales suficientes para facilitar el aprendizaje, también existen escuelas de difícil acceso. El docente ha tenido que ser creativo en su trabajo y llevar recursos necesarios con el fin de formar estudiantes preparados para el nivel medio superior.

El brillo de las escuelas está dado por la calidad de sus estudiantes y no por lo sofisticado de sus instalaciones

El número de docentes regularmente es de tres, uno por grado, entre ellos se elige al director encargado con grupo, quien además de atender un grupo se encarga de la función administrativa y de gestión. A veces la institución es bidocente y si la matrícula total es menor a 50, un profesor puede atender los tres grados y al mismo tiempo hacer la función directiva. Hay pocas escuelas de organización completa: director técnico, administrativo, docentes e intendente; generalmente se encuentran ubicadas en los municipios, ciudades o pueblos donde la matrícula es mayor a 200.

Una telesecundaria es apoyada por la AMAPAF (Asociación de Madres y Padres de Familia) y por los CEPS (Consejo Escolar de Participación Social), el primero integrado por madres y padres de familia de la escuela y el segundo por integrantes de la localidad. Entre dirección escolar, docentes y estas dos organizaciones unen esfuerzos para procurar que las condiciones de la institución sean apropiadas y asegurar la calidad educativa de los adolescentes.

También considero importante mencionar las reuniones del CTE (Consejo Técnico Escolar), las cuales son mensuales entre docentes, directivos e incluso supervisores y jefe de sector escolar. Se realiza una evaluación general del trabajo y se buscan alternativas de mejora a beneficio de la comunidad escolar, especialmente los estudiantes.

Al ser una institución pública, en las telesecundarias siempre existen proyectos que apoyan la gestión escolar para mantenimiento y construcción de nuevas áreas de aprendizaje, así como proyectos que incentivan a los docentes y alumnos. Programas como Carrera Magisterial (actualmente Promoción Horizontal), AGE (Apoyo a la Gestión Escolar), PEC (Programa Escuelas de Calidad), ESCALERA, PETC (Programa Escuelas de Tiempo Completo), algunos vigentes otros ya no, han aportado beneficios económicos, recursos educativos e incluso alimentos a profesores y alumnos.

Una de las ventajas en una escuela telesecundaria es que todos se conocen e interactúan por la baja cantidad de matrícula. Regularmente hay otras secundarias cercanas con esta modalidad de trabajo con quienes se puede organizar eventos deportivos y culturales. Además, seguramente no hay gasto por traslado, al ser escuelas ubicadas en espacios rurales, la mayoría de los alumnos viven cerca de la escuela.

El deseo de crecimiento y superación personal vence todos los obstáculos

A continuación, te presento una tabla con el gasto anual promedio en pesos mexicanos al estudiar en una escuela telesecundaria comparado con una secundaria general urbana y una secundaria técnica:

ConceptoCosto TelesecundariaCosto Secundaria GeneralCosto Secundaria Técnica
Ficha de inscripción$0$100$350
Inscripción anual (Cuota voluntaria en telesecundaria)$150$1,800$700
Libros y recursos escolares$100$1,000$700
Uniforme escolar$750$1,000$1,000
Útiles escolares $500$1,000$1,000
Traslado casa-escuela$0$4,000$3,000
Otros$200$500$500
Total $1,700$9,400$7,250

La cuota voluntaria es lo que comúnmente se conoce como inscripción, este monto lo deciden los padres de familia en una reunión inicial y sirve para darle mantenimiento a la escuela o para otros gastos que se presenten en el transcurso del año escolar. Los montos van desde 50 pesos, hasta 250 por alumno.

Muchos de los recursos los facilita el gobierno entre ellos libros y útiles escolares, por lo tanto, el gasto que cubre el padre de familia es el traslado, que van desde los 10 hasta los 25 pesos por estudiante por cada recurso recibido. La inversión en una telesecundaria no es alta y a mi parecer es una excelente oportunidad para estudiar la secundaria.

Estudié en una de estas escuelas y ahora soy docente en una de ellas. Es cierto que tienen muchas necesidades por cubrir, pero también es cierto que aún con esas limitantes se puede llegar a ser un gran profesionista.

Rosendo Velasco Moreno
author of the article


1 pensamiento sobre “La telesecundaria como una oportunidad para estudiar la secundaria”

  • Definitivamente quienes instruyen han de ser maestros de gran vocación y tenacidad pues se ve que implica un gran esfuerzo y dedicación tanto de parte de ellis como de sus alumnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.