La vida de un maestro en Guatemala

La vida de un maestro en Guatemala

La vocación de ser maestro es algo muy genuino, tanto que vence los obstáculos económicos, geográficos y técnico/pedagógicos.  

Así comienza la rutina de un maestro en Guatemala… Son las 7:30 de la mañana el maestro Braulio abre la escuela, eso implica que su presencia debe ser a la 7:00 am. Los alumnos llegan de todas partes para empezar la labor pedagógica, a las 12:30 terminan las clases y después de atender a unos padres de familia que indagan sobre el proceso de aprendizaje de sus niños, sale muy ligero a otro trabajo por la tarde, porque un solo salario no le alcanza para sostener a su familia. Otros jóvenes lo esperan  para un nuevo ejercicio docente. 18:00 horas termina la labor pedagógica del día.

Existen en Guatemala los docentes pagados por el Estado que se desempeñan en escuelas urbanas y rurales mixtas, y los maestros que trabajan en colegios pagados por la iniciativa privada, o los dueños de colegios.

Los docentes que trabajan en colegios, media jornada ganan aproximadamente entre $1,000 a $2,000 quetzales aproximadamente 270 dólares. Los colegios privados si prestan sus servicios pedagógicos en fin de semana, mientras que las instituciones del Ministerio de Educación no funcionan los fines de semana.

Los maestros pagados por el gobierno de Guatemala, por media jornada matutina, vespertina o nocturna, están escalonados por letras de la A cuyo salario es de Q 1,800 mensuales; que equivalen aproximadamente  240 dólares a la F con 25 años de servicio y salario de Q 8,200, aproximadamente 1,108 dólares, obteniendo así los años para poder jubilarse, de manera que un maestro recién ingresado al sistema pertenece a la clase A y cada cuatro años sube su escalafón a la siguiente letra, situación que con los maestros del área privada no es así, ellos tienen un salario que pueden subir independientemente de los años.

Hay docentes del nivel pre primario, que por lo general solo son mujeres, por lo maternal del caso, maestros del nivel primario que atiende a niños de primero a sexto grado, y maestros del nivel medio que atienden a jóvenes del ciclo básico y diversificado.

Un docente presupuestado por el gobierno, escalafonado en la case F está listo para jubilarse con un máximo mensual de Q 5,300 unos 680 USD; situación que un maestro de la iniciativa privada no obtiene, los más que puede obtener es una indemnización que depende de los años que ha laborado en la institución privada.

A continuación, comparto una tabla de gastos que un docente guatemalteco puede tener mensualmente:

ConceptoQuetzalesDólares
Renta1200155
Alimentación1500194
Luz/Agua/Teléfono/Gas44057
Transporte25032
Ropa30038
Total3,690476

El maestro juega un papel determinante en la sociedad, pues es constructor de las nuevas generaciones

Los contenidos y competencias por lograr en sus pupilos están ya diseñados por el Ministerio de Educación, las actividades y la forma de evaluar dependen de su criterio y preparación académica, el recurso didáctico o material, debe ponerlo el maestro de su salario, pues su proveedor, el Ministerio de Educación, es poco lo que lo que le apoya.

Los recursos didácticos que les otorgan se limitan a un pizarrón y yesos. Es muy difícil solicitar materiales a sus estudiantes, ya que sus padres no pueden costearlos, por lo difícil de la situación económica.

Los maestros en Guatemala aprovechan, mañana, tarde, noche y fines de semana para hacer docencia. Hay mentores que su tiempo en la didáctica es utilizado al cien por ciento, entre semana y también al fin de ésta.

Después de egresar como MAESTRO puede seguir estudiando en la universidad otra carrera diferente a Educación o bien, especializarse como educador.

El maestro rural que sirve y muchas veces vive en la escuela, tiene que transportarse en motocicleta u otro vehículo por el campo y la montaña, pero en la mayoría de casos no cuenta con estos recursos y debe transportarse en bus, que lo lleva a la comunidad, y si no, tiene que caminar entre senderos y caminitos que lo conduce a la aldea o caserío donde se ubica su escuela.

A estos maestros rurales, no les da el tiempo para trabajar en otra institución educativa en la tarde, ya que por lo lejano del lugar no le es posible y en las áreas rurales no existen instituciones privadas.

La labor del maestro deja impregnada en la mente de los educandos las experiencias buenas y malas sucedidas en clase, y todos tenemos vivencias como niño o como adolescente en el aula de la escuela o colegio que de alguna forma nos construye como personas. Mientras que, las actividades extra aula, como excursiones, bailes, días de campo, kermeses, entre otras, se guardan en la mente del educador y nos permite tener muchas anécdotas por contar.

El costo de la carrera de magisterio en un instituto público puede ascender a Q 5,000 al año, unos 675 dólares, mientras que, en un colegio privado, dependiendo de su ubicación geográfica puede costar entre Q 10,000 que equivale a 1,560 dólares hasta Q 15,000 unos 2,340 dólares al año.

Como dijo José Martí “Y me hice maestro, que es hacerme creador”

Por otro lado, los docentes pude obtener préstamos por medio del banco Banrural 5 veces el salario que devengue en el momento. Descontándole de su salario la cifra que el maestro y el banco acuerden.

Ser docente de niños o adolescentes es ser facilitador del aprendizaje en el marco de la pedagogía constructivista, y de sus cuatro pilares, saber hacer, saber tener, saber ser, saber convivir; es decir, el maestro se convierte en un facilitador y conductor del conocimiento que los chicos ya tienen.

Fernando Ramos García
author of the article


1 pensamiento sobre “La vida de un maestro en Guatemala”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.