Los costos reales de los vehículos eléctricos en Colombia

Los costos reales de los vehículos eléctricos en Colombia

Cada vez más, los diversos distribuidores y oferentes de vehículos eléctricos tanto para transporte corporativo como para uso personal van ganando más terreno en Colombia.

Bogotá, D.C. es una de las ciudades líderes en electro movilidad en América Latina. Ha superado en unidades de buses eléctricos urbanos a otras ciudades como Santiago de Chile, y en cuanto a ventajas y beneficios para los usuarios de vehículos privados no se queda atrás. Las nuevas disposiciones reglamentarias los exime de pico y placa o restricciones de horario para la movilidad. Además, tienen grandes descuentos tributarios para la importación y de renta para empresas que quieran utilizarlos y moverlos diariamente en sus operaciones.

En esta entrega hablaremos de los principales oferentes y distribuidores de vehículos eléctricos en Colombia, así como un panorama general de las opciones de vehículos eléctricos para transporte corporativo como las “vans” de pasajeros y de transporte pesado de hasta 4.1 toneladas de peso y lo más importante para el lector, un cuadro comparativo de precios y prestaciones estimadas para el que desee subirse al bus de la electro movilidad y comprar un vehículo eléctrico, y  así contribuir a reducir la huella de carbono y reducir las emisiones de CO2.

Actualmente en Colombia hay 927 vehículos eléctricos privados, el 70 % son híbridos y el 30% eléctricos. Para el año 2025 al menos el 10 % del total de vehículos deberá ser eléctrico. Podemos mencionar otros beneficios adicionales como el descuento del IVA y en la revisión técnico mecánica anual, así como en la compra del seguro obligatorio (SOAT). 

Marca de VEPotenciaAlcancePrecio en USD
BMW i3170 caballos260 km50,000
BYD E5 400215 caballos400 km51,500
BYD T3 VAN107 caballos250 km31,200
KIA SOUL EV109 caballos250 km41,500
NISSAN LEAF147 caballos270 km42,800
RENAULT Z.E60   caballos170km30,000
TESLA Model 3258 caballos402km64,000
Stärk camion 4 ton161 caballos180 km60,000

Del anterior listado, vemos que todos los vehículos tienen en común que son más silenciosos y ayudan a disminuir la contaminación auditiva. Además, no generan vibraciones al momento de conducirlos. Al no usar combustibles fósiles para su funcionamiento, requieren de menos operaciones de mantenimiento, generando así que los costos operativos sean más bajos (aproximadamente el 50 % de los costos de operar un vehículo diésel o gasolina de similares prestaciones). Igualmente, el costo de la energía para recargar las baterías es mucho más bajo que los combustibles tradicionales.

Invertir en un auto eléctrico es a largo plazo ahorro de gasolina, también representa salud al cuidar el medio ambiente

Debido a las disposiciones reglamentarias vigentes, hay un número mínimo de unidades eléctricas que deberán tener los municipios del país que estarán obligados a cambiar su parque automotor por eléctrico.  Por ejemplo, el 10 por ciento de los vehículos de transporte masivo para el 2025 deberá ser cero emisiones y la totalidad de la flota deberá ser eléctrica para el año 2035.

También es preciso mencionar algunos de los principales retos que enfrenta el sector, pues son altos los costes de entrada y usualmente se requiere hacer una alta inversión al inicio que se ve recompensada en el mediano y largo plazo. Colombia cuenta aún con un déficit de electrolineras o estaciones de recarga para trayectos a larga distancia o entre ciudades que le permita viajar con autonomía y tranquilidad a los usuarios.

Por otra parte, toma tiempo cambiar la mentalidad y los hábitos de consumo de los habitantes, pues por los altos costos que vimos en el listado anterior, muchos prefieren seguir usando vehículos diésel o de combustión y otros han optado recientemente por diferentes plataformas de renting, que permite utilizar el vehículo de preferencia por una única cuota mensual que gira en torno al millón de pesos, unos 303 USD. Por este valor se entrega a domicilio y también incluye SOAT, impuestos y revisiones.

En conclusión, no hay lugar a dudas que son más las ventajas y los beneficios ambientales que ofrecen las diferentes soluciones eléctricas que los costes que representan. En la medida que se abre la economía y el sector de transporte, muchas personas consideran alguna de estas opciones a la hora de comprar un nuevo vehículo eléctrico y tomarán la mejor decisión individual basada en sus preferencias y presupuesto. 

Otras personas optarán por el mecanismo de renting por mensualidades, pues algunos no están preparados para tomar créditos o hacer una inversión de este tipo. Finalmente, respecto a las empresas y el sector corporativo, muchas ya están incluyendo en sus flotas camiones eléctricos de diferentes capacidades de carga y vans eléctricas para transporte utilitario que les permita operar 24/7. Finalmente, las ciudades y municipios del país se preparan para incorporar a sus flotas más vehículos y buses eléctricos para así cumplir con el objetivo del país de contar con la totalidad de vehículos cero emisiones a 2035.

David Enrique Betancourt Cruz, LL.M.LL.M.
author of the article


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.