Los Muros Verdes, más allá de la moda o tendencia ¿Qué son y qué ventajas tienen?

Los Muros Verdes, más allá de la moda o tendencia ¿Qué son y qué ventajas tienen?

Dentro de la arquitectura y el interiorismo cada vez toma más fuerza el diseño de jardines verticales como parte de una exclusiva amenidad, pareciera una moda de la última década.

Las modas suelen ser pasajeras, de ocasiones, pero también hay casos en los que lo que inicia como una tendencia o moda se queda en las costumbres de las personas  por su trascendencia o gusto.

Dentro de las últimas tendencias que estamos viendo hoy en la construcción ecológica, los muros verdes están ganando mucha importancia gracias a su valor estético y al impacto positivo que ejercen las plantas sobre el medio ambiente. Los muros verdes son una tendencia urbana desde hace varios años, aunque es más común verlos en las fachadas de los edificios, sin embargo también puedes tener un jardín vertical en tu casa y aprovechar sus ventajas al instalarlo.

Los jardines verticales, también pueden conocerse como paredes verdes o muros vivos entre otros;  son es un sistema constructivo que integra sistemas electrónicos, hidráulicos, y biológicos para crear un sistema con plantas colocadas de manera vertical sobre muros o paredes de edificaciones.  Estos muros verdes nos proporcionan diversos beneficios tanto a la salud como al medio ambiente, independientemente de su nombre, estas estructuras verticales pueden ser tan pequeñas como el marco de una fotografía o tan grandes como la fachada de un edificio.

¿Cómo funcionan los muros verdes?

Los muros Verdes son sistemas que permiten colocar vegetación sobre las paredes y utilizan un sistema de riego automatizado o manual, depende del tamaño.  La presencia de un jardín vertical o muro verde aporta muchas ventajas tanto en interior como en exterior. Existe la ventaja de poderlo instalar en una casa, edificio u oficinas. 

Estas alternativas rompen con cualquier esquema para cualquier tipo de construcción, además, no sólo se basa en la estética, también tiene grandes beneficios como:

  1. Reducción de la temperatura ambiente. Reduce hasta 5 grados la temperatura de un edificio en verano y en épocas de frío, mantiene la temperatura aislada, lo que te ayudará a ahorrar en calefacción.
  2. Mejora la calidad del aire. Las paredes o muros verdes mejoran la calidad del aire, tanto dentro como fuera de la casa. Esto se debe a que las plantas son filtros naturales: toman el dióxido de carbono del aire y lo reemplazan con el oxígeno que tanto se necesita. “Esto significa que el aire que respiramos es mucho más limpio y saludable”. Por lo tanto, ante esta situación, un jardín vertical no se concibe solamente como un elemento decorativo, sino que se considera como un recurso para purificar el aire. Las plantas tienen la propiedad de absorber la contaminación y liberan oxígeno.
  3. Aumentan la plusvalía. Las construcciones con esta tecnología son mejor valoradas y obtienen más puntos en la certificación LEED ( Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental, por sus siglas en inglés,  es un sistema de certificación con reconocimiento internacional para edificios sustentables creado por el Consejo de Edificación Sustentable de Estados),  además que la estética en las construcciones suele mejorar.
  4. Aíslan el ruido. Pueden disminuir hasta 40 decibeles del sonido de la calle hacia el interior.
  5. Atrapan el polvo y el smog.  Absorben naturalmente estos contaminantes.
  6. Personalizable. Lo mejor de todo es que los jardines verticales se amoldan a tu necesidad, desde una pared de 1 metro hasta una de 5, con los diseños que desees y sobre todo las especificaciones en diseño.

Son una buena inversión y no requieren de gran mantenimiento, únicamente la poda estética y aplicación de insecticidas en caso de ser requerido, además de una buena revisión en el  sistema de riego y ajuste de tiempos por temporada. Los mantenimientos son menos costosos que los de un jardín convencional.

Como lo comentábamos parte de las ventajas que  pueden tener con los muros verdes es que no se limitan a la instalación en fachadas de edificios, sino que también los  pueden incorporar en interior, de esta manera y aprovechando el plano vertical se genera una sensación de apertura al exterior mediante la naturaleza.

¿Qué plantas son más adecuadas para jardines verticales ?  

Lo importante a la hora de elegir las plantas para un jardín vertical  es tener claro si el jardín será interior o exterior, y si va a recibir sol o sombra. Otro punto importante a considerar es conseguir las  plantas en un estado saludable y óptimo para su plantación en vertical. 

Para escoger bien las plantas para nuestro jardín vertical debemos prever qué tipo de jardín buscamos. En general, se aconsejan las plantas de pequeño porte y, lo más importante, que todas las plantas que coloquemos tengan las mismas necesidades hídricas.

Algunas de las plantas más recomendables para un jardín vertical son:

1. Helechos

Es una de las plantas preferidas para los jardines verticales, por su adaptabilidad y resistencia a la humedad. Existe una gran variedad y diversidad de tamaños y formas, con sus casi 12.000 especies en todo el mundo. Este tipo de plantas crecen en entornos sombríos, húmedos o encharcados, también son muy utilizadas como planta colgante.

2. Hostas

Es un género de plantas hérbaceas, perennes y rizomatosas perteneciente a la familia Agavaceae. Incluye 40 especies nativas del noreste de Asia. Son populares por su follaje y su color verde, y gracias al color blanco o amarillo de sus hojas podremos darle más luminosidad a las zonas oscuras y sombrías de un jardín vertical. Se cultivan como ornamentales en sitios a media sombra.

3. Trepadoras

En general, las plantas trepadoras se usan mucho en jardines verticales. Hay muchas variaciones de trepadoras, pero sus principales características son un fácil crecimiento, falta de exigencia en su fase de crecimiento, y preferencia por las condiciones ligeramente alcalinas. Las especies más aconsejables para jardines verticales son Clematis Flammula, Hedera Hélix, Hydrangea Anómala Petiolaris, Jasminum Officinale, Lonicera Japónica, Rosa (Aloha) y Vitis Vinífera (purpúrea).

4. Cáscara de nuez

Se trata de una planta herbácea, con pequeñas hojas con forma de corazón, y difuminados brillantes, verdes o rojizos. Esta planta también se cultiva en sombra o semisombra, ya que la exposición de luz solar podría matarla. Necesitan poco riego; una o dos veces por semana sería suficiente. Durante la floración, en la estación de verano, en su espiga florecen unas diminutas flores blancas, pero inapreciables.

Con estas sugerencias más el apoyo de profesionales especializados en el sector de los jardines verticales y/o  muros verdes puedes  asesorarte a profundidad  para saber cómo elegir las especies de plantas que decorarán tu ambiente, y de esta forma, tendrás una combinación entre tus gustos y las variedades que mejor se adapten a las características del espacio, interior o exterior y tu presupuesto económico.

El gran éxito que han tenido este tipo de construcciones durante los últimos años ha permitido que los muros verticales verdes se comercializan en distintas variedades, según los sistemas de riego de agua o de construcción. Una forma de las más comunes y eficientes de instalar un muro verde es colocar una estructura metálica o sistema de fachada ventilada, y a partir de ahí ir posicionando las diferentes plantas en base a la planificación que desees.

Otros sistemas al que se recurre son a las  láminas aislantes para evitar el deterioro de las plantas y que la humedad no ocasione algún daño  en la estructura de la pared. Para tu elección, debes tener en cuenta si solo quieres un elemento decorativo, sin importar consumos o costos de mantenimiento, si deseas algo que sea funcional y tenga una buena estética a largo plazo, y con garantías. A fin de cuentas, la viabilidad y  durabilidad son dos de las claves para el éxito de un muro vegetal. 

Recuerda que haciendo un buen estudio del sistema de jardín vertical que instalarás ya sea en casa u oficina, podrás obtener ventajas para el medio ambiente y también ventajas económicas.


Mariano Castañeda



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.