¿Los perros son los nuevos hijos?

¿Los perros son los nuevos hijos?

Desde siempre se ha dicho que el mejor amigo del hombre es el perro, pero en la actualidad estamos enfrentándonos a una tendencia que cada vez se hace más fuerte: “Los perrhijos”.

Un perrhijo es en pocas palabras un perro, que alguien quiere como a un hijo. Digamos que es una creativa conjunción que se hizo de dos palabras, para que las personas entiendan cuánto se quiere a su perro, y que ya no es una mascota, sino un miembro muy especial y allegado de esa familia. 

Es una realidad que el mundo experimenta cada vez más problemas de todas índoles y muchas familias modernas ya no quieren más hijos ya que es difícil mantenerse  ellos mismos.

En los últimos años diversas investigaciones científicas han determinado que tener hijos biológicos representa un daño increíble al medio ambiente de un planeta sobrepoblado, por el uso excesivo de pañales desechables ya que este rubro genera 900 mil toneladas anuales de residuos, entre otras, es una razón por la que los jóvenes de hoy prefieren una mascota. 

Actualmente la población de 0 a 17 años representa el 31.4% del total en México, conformada por 126 millones de personas; de acuerdo con el Consejo Nacional de Población (Conapo), y para 2030 la población infantil bajará a 17.8% y aún más al 14.2% para 2050. Un dato importante es que actualmente el 52% de los jóvenes son solteros y el 12% tiene claro no querer tener hijos. 

En otro orden de ideas, en México, hay más mascotas (19.5 millones de perros y 6.5 millones de gatos), que niños menores de nueve años, de acuerdo con datos de la Asociación de Productores de Alimentos para Perros y Gatos “Amascota” y el INEGI. Si bien los millennials están conscientes de la responsabilidad que conlleva tener un perro, lo prefieren por encima de tener un bebé.

Lamentablemente las cifras de abandono de animales no son alentadoras y se promueve la adopción y no la compra, lo cierto es que aún hay mucho camino por recorrer a fin de que cada vez sea más responsable tener una mascota.

Los perrhijos no solo es tendencia para los millenials y la generación Z, si no que también la aplican muchos adultos mayores, Según algunas encuestas, 89,2% de quienes tienen entre 18 a 29 años tiene una mascota, mientras que 83,7% de las personas que tienen 50 años o más, también.

Muchas nuevas parejas se abstienen de tener hijos y optan por perros. Según la Psic. Rocío Ordañana los perros son una buena manera de obtener cariño e incondicionalidad sin tener que hacer grandes sacrificios, ni renuncias. Un perro te permite ser generoso y cariñoso, además de representar un vínculo de socialización.

Sin duda una tendencia algo controversial, hay mucha gente que no entiende como puedes sustituir un hijo por un perro, así como muchos llegan a decir que tener un perrhijo es señal de un trastorno mental, entre otras opiniones que contrastan sobre este tema, pero como cualquier cosa siempre habrá ventajas y desventajas.

De acuerdo con la especialista, sentir mucho cariño por un animal no es ningún trastorno, pero, como sucede con cualquier otra relación, cuando hay demasiado apego o dependencia emocional puede haber problemas para ambas partes, así que más allá de estar enfermo todo es en base a crear una relación sana con tu perro.

En seguida les dejo mi historia con mi perrhijo, mi experiencia en este modelo de familia alternativa y como pude construir una relación sana con ella.

Tengo 18 años y vivo en una ciudad diferente a la de mi familia, después de vivir sola unos meses Nina llegó a mi vida, una amiga de la escuela me regaló a mi mejor amiga. Nina es una perrita Shih Tzu, llegó en el momento que más necesitaba una compañía, esta nueva experiencia de la independencia me estaba abrumado muchísimo, cada vez me sentía más sola, pero cuando Nina aparece todo eso cambia, fue un gran paso aceptarla porque ahora era consciente que ya no solo tenía que cuidar de mi misma, pero desde el primer día que nos conocimos conectamos y sin duda cuando solo eres tú y tu mascota es muy fácil caer en la dependencia, pero gracias al trabajo personal que tengo trato de que nuestra relación sea sana. Para mí, mi perrita es mi familia, es mi hija y desde mi experiencia siento que es mucha responsabilidad y cuidado tener un perrhijo, pero creo que vale totalmente la pena cualquier cosa por esa pequeña bola de pelos.

El amor hacia un perrhijo no tiene límites.

¿Cuánto cuesta mantener a un perrhijo?

Empiezo con algo básico como las vacunas, cada año se necesita reforzar las vacunas de tu mascota para estar protegidos de enfermedades, como por ejemplo algunas comunes son el parvovirus, rabia, hepatitis entre otras.

Sus precios están entre $200 y $500 pesos ya con aplicación.

Desparasitaciones: Aunque entre humanos no se habla al respecto, pero sí se hace, entre tus mascotas también debe haber una cada 6 meses. Un frasco te puede costar entre $80 y $150 pesos y te alcanzará para todo el año.

Gastos mensuales 
Corte de pelo y baño$250
Comida$400
Premios$100
Spa y guardería$300
Extra$100
Total mensual$1,150

Es importante recalcar que estas cifras son al mes, pero cuando nuestra mascota llega a nuestra vida tenemos que invertir en cosas que nos durarán mucho tiempo, por ejemplo:

Gasto inicial 
Cama o casa$500
Traste de comida y agua$300
Shampoo y peine$250
Correa, collar y placa$400
Semana de adiestramiento$1000
Total$2,450

En conclusión, la inversión principal de cuando tienes un perrito, mínimo es de $2500 pesos, pero puede variar de qué tan Fancy sea tu perrhijo.

Valeria Guillén López
author of the article


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.