Obesidad VS COVID-19 ¿Qué pandemia es más letal?

Obesidad VS COVID-19 ¿Qué pandemia es más letal?

Para disminuir el riesgo de enfermedades  debe mantenerse un cuerpo saludable y una dieta balanceada aunado a ejercicio diario.

Actualmente México se reconoce como el primer lugar en obesidad en adultos en los países Latinoamericanos y se considera el primer lugar en obesidad infantil a nivel mundial. 

La obesidad provoca múltiples enfermedades destacando las crónico-degenerativas. En México 2018 se estimó que 8 de cada 10 personas adultas padecían obesidad. Se considera obesidad con un “índice de masa Corporal” mayor a 30 y sobrepeso mayor a 25.

Se estima que en el año 2025 un 20% de la población mundial será obesa de acuerdo a The Lancet. Teniendo en cuenta que para mediados del año 2019 había 7700 millones de habitantes, se espería que 1540 millones de personas fueran obesas, en los próximos 5 años.

Actualmente, estamos viviendo un hecho histórico con la pandemia del Covid-19, la cual ha cambiado el enfoque del personal médico que ha tratado de reducir el riesgo de muerte, fomentando estilos de vida saludables.Primeramente, me gustaría explicarle que es una PANDEMIA y cuál es la relación entre Covid-19 y obesidad. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), una pandemia se define como una enfermedad presente en todo el mundo. Ambas enfermedades se considean como pandemias,  Sin embargo, la obesidad es una pandemia no nueva, pero ha cobrado mayor importancia actualmente por su estrecha relación con el Covid-19. 

Un estudio reveló que los pacientes obesos tienen mayor posibilidad de requerir hospitalización, terapia intensiva y ventilación mecánica y un riesgo significativo de morir. Este estudio realizado en Nueva York reportó que 4 de cada 10 pacientes hospitalizados por Covid-19 eran obesos, los cuales claramente tuvieron peores pronósticos. 

[content-wide]Cruda realidad, personas con obesidad requieren 74% más de terapia intensiva aumentando hasta un 48% su riesgo de morir, comparado con quienes tienen peso normal. [/content-wide]

De acuerdo a datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), el gasto promedio de la atención del Covid-19 rondan 4.8 millones de pesos, entre noches de hospitalización y hospitalización en terapia intensiva con intubación en promedio cuesta un millón de pesos. Es importante tener en cuenta que de acuerdo al INEGI el ingreso promedio de las familias mexicanas es de 200,000 pesos al año, el tratamiento supone el ingreso de muchos años, causa por la cual no todos los pacientes tienen acceso a la salud de forma oportuna. 

México fue sorprendido por la pandemia del COVID 19 con solo 2,053 ventiladores para atender al 70% de la población potencial es decir, 88 millones de posibles contagios. 

En México, en el mes de marzo 2020, se contaba con 2,053 ventiladores mecánicos a nivel nacional, los cuales no son y no han sido suficientes para los 891 mil 160 casos reportados hasta la semana 41 del 2020. Los pacientes con obesidad y Covid-19 usualmente requieren de oxígeno, para mantener la respiración, sin embargo hasta hace unos meses en México existió una alta demanda en tanques de oxígeno, los cuales oscilaban en los 15 mil pesos.

 La Federación Mundial de Obesidad menciona que los servicios de salud internacional no son competentes para manejar ambas pandemias a la vez, por lo que de continuar al alza los números de Covid-19 se espera un colapso de los sistemas de salud. Este colapso no ha sido tan evidente en México, pero estamos próximos a las 90 mil defunciones si no tomamos las medias necesarias para evitar la propagación del virus. 

Otro problema relacionado con la obesidad y el Covid-19, son las medidas de confinamiento, cierre de gimnasios y áreas deportivas. La mayoría de las personas ha aumentado su ingesta de alcohol y alimentos procesados, el gasto en estos alimentos chatarra se ha aumentado desde el inicio de la pandemia, el año pasado el INEGI registro que los mexicanos gastaban en promedio el 35% de su salario. 

 Este problema ligado a las limitaciones por realizar actividad física, aumentará los casos de obesidad. Desde el inicio de la pandemia el 30% de los gimnasios han tenido que cerrar definitivamente sus puertas, trayendo en consecuencia la pérdida de 2 mil millones de pesos de acuerdo a la Asociación Mexicana de Gimnasios y Clubes (Amegyc). 

De acuerdo a información del Dr. López-Gattel, en julio el 67% de las definiciones por Covid-19 estaban relacionadas con diabetes, hipertensión y/u obesidad, lo cual resulta preocupante.

Por el momento, no se ha comprobado que padecer obesidad aumenta la posibilidad de enfermar de Covid-19, pero si se ha comprobado que la obesidad se asocia muy fuertemente con complicaciones y el aumento en la mortalidad. Indudablemente, la conjunción de ambas pandemias evidencia el riesgo de la obesidad. 

Por ello lo invitamos a buscar actividades físicas en casa, por ejemplo, 30 minutos diarios de bicicleta estática, saltar la cuerda o realizar cualquier entrenamiento y relajación como yoga disponible en plataformas digitales de manera gratuita, todo esto con el fin de disminuir el estrés del confinamiento, el consumo de alimentos procesados, reducir el peso y el riesgo de complicaciones por Covid-19. 

Paola Cruz
author of the article


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.