Pérdidas económicas en el fútbol latinoamericano debido a la pandemia por COVID-19

Pérdidas económicas en el fútbol latinoamericano debido a la pandemia por COVID-19

Conozca cómo han sido las pérdidas millonarias en el deporte rey en Latinoamérica debido a la pandemia por COVID-19.

Para nadie es un secreto que el fútbol mueve a las masas a nivel mundial y Latinoamérica no es la excepción, ya que contamos con tres ligas, de las más competitivas, que se encuentran principalmente en México, Argentina y Brasil. Y lo son por calidad de torneo, por los equipos que las conforman, por los ingresos económicos que generan por venta de boletos, transmisión televisiva y venta de artículos deportivos, y son: La Liga MX de México, la Superliga Argentina de Fútbol de Argentina y el Campeonato Brasileirão de Brasil.

Hasta la temporada 2018–2019 cuando la asistencia a los estadios era normal y no existía la pandemia por COVID-19, se registraba una media anual de 3,503,195 espectadores en los estadios mexicanos, lo cual representaba un 55.6% de asistencia; una media anual de 8,606,778 espectadores en los campos brasileños, con un 55% de asistencia y una media anual de 6,358,509 espectadores en las canchas argentinas, con un 54.5% de asistencia; pero todo cambió con la aparición del virus a finales de 2019 en China, que rápidamente se esparció por el resto del planeta, lo cual alteró nuestras vidas, ya que comenzó un nuevo modo de convivencia donde el distanciamiento social es el que marcó la pauta a seguir.

El fútbol no es sólo una pasión mundial, sino también un negocio del cual dependen un sin número de empresas y trabajadores

Por supuesto, el fútbol no escapó de la nueva normalidad, ya que a mediados de marzo de 2020 se decidió suspender todo tipo de competiciones en las ligas domésticas de cada país y las 3 principales ligas latinoamericanas fueron las más perjudicadas, ya que no se sabía lo que iba a pasar con los campeonatos que se estaban disputando; si se podrían reanudar en algún momento o se daban por finalizadas antes de tiempo y sin conocer realmente cómo se tendrían que manejar los resultados definitivos, quien sería el que quedaría como campeón en cada liga y cuales equipos irían al descenso para que la siguiente temporada militarán en segunda división.

Para finales de mayo de 2020 la Asamblea Extraordinaria de la Liga MX dio por finalizado el torneo en México antes de su fecha regular, dejando la competición sin campeón, previendo el comienzo de la nueva temporada en enero de 2021. La Superliga Argentina, terminó su torneo 2019-2020 antes de que comenzara la pandemia, pero tuvo que postergar el inicio de su nueva temporada, prevista para julio de 2020 hasta febrero de 2021, fecha en la cual comenzará oficialmente el calendario 2020–2021; y el Campeonato Brasileirão estaba programado para comenzar a principios de mayo y finalizar en diciembre de 2020, pero finalmente se aprobó que comenzará en agosto de 2020 y terminará en febrero de 2021.

Por supuesto, todos estos retrasos en los inicios de temporada, más las suspensiones que tuvieron que afrontar los equipos durante más de 4 meses en el caso de las ligas argentina y brasilera y más de 10 meses en el caso de la liga mexicana debido a que los índices de contagio no disminuían y no se había establecido protocolo sanitario definitivo para disputar los encuentros, trajo como consecuencia pérdidas millonarias, ya que la no asistencia de público a los estadios, más la suspensión de las transmisiones televisivas afectó enormemente la economía de cada club y por supuesto, de cada liga. Así mismo repercutió en todo lo relacionado a este mundo, donde no solo involucró la gran maquinaria del fútbol, sino también la economía que está detrás generando empleos y que no solemos considerar, como lo es la venta de alimentos y cerveza en los estadios, comercio de souvenirs, publicidad en radio y televisión, reventa de boletería y otros vendedores informales, ocasionando pérdidas aún más globalizadas. 

Por citar un ejemplo con relación a las ganancias por publicidad en México, Televisa cobraba USD 13,200 por 20 segundos de publicidad en un partido de audiencia alta antes de la pandemia; con 5 anunciantes sobrepasaba los USD 50,000 y ya avanzando el torneo los costos se iban incrementando. Ahora con la suspensión del torneo esas ganancias cayeron por completo.

Ahora bien, con lo relacionado a la compra y venta de jugadores, también se vio afectado este mercado, ya que al disminuir los ingresos de cada equipo, las contrataciones de nuevos jugadores se frenaron y hasta se habló de reducir los salarios de los mismos para compensar las pérdidas económicas y así poder pagar a tiempo a los empleados de todas las áreas que funcionan en cada club.

Así podemos ver que las pérdidas económicas de estas ligas han sido:

LigaPérdida Económica
Mexicana (Liga MX)USD 193 millones 
Brasileira (Campeonato Brasileirão)USD 260 millones
Argentina (Superliga Argentina)USD 160 millones

El Campeonato Brasileirão fue el que más sufrió a nivel económico, sin embargo el gobierno brasileño aprobó comenzar la nueva temporada con presencia de al menos el 30% de aforo en los estadios para poder revertir los números negativos, pero es el país sudamericano en donde se registra la segunda mayor cantidad de infectados por COVID-19 en el continente americano, solo por detrás de Estados Unidos, lo cual crea un gran dilema sobre esta medida otorgada en el fútbol carioca.  

Por su parte, el torneo mexicano pretende comenzar con asistencia de público a los estadios que no supere el 50% de aforo total, mientras que en el fútbol argentino no prevé espectadores aún en esta nueva temporada, y la pandemia continúa.

Efraín Marcelo Guerrero Castro
author of the article


1 pensamiento sobre “Pérdidas económicas en el fútbol latinoamericano debido a la pandemia por COVID-19”

  • Interesante artículo que muestra el impacto de la pandemia en las mas importantes ligas de fútbol del continente, presentapresentando además estrategias para contrarrestar los efectos del virus en las arcas y clubes
    Llama la atención el caso del brssileirão que opto por un aforo de 30% para salir adelante ante nuevas realidades
    El artículo muy ameno, actual , innovador divertido e interesante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.