¿Qué se requiere para fabricar mi propia cerveza?

¿Qué se requiere para fabricar mi propia cerveza?

¿Te ha sucedido alguna vez que se te antoja una cerveza fría pero no tienes en tu refrigerador? La solución más práctica es ir a la tienda a comprarla, pero también está la posibilidad de hacer tu propia cerveza casera; a pesar de que esta actividad dura en promedio 30 días para poder degustar, se ha vuelto muy recurrente y atractiva.

Actualmente es muy fácil conseguir recetas, ingredientes y utensilios para su elaboración, aunque no necesariamente económicas, mientras que algunos accesorios los puedes tener en la cocina de tu casa, otros serán necesarios comprarlos para comenzar con esta refrescante actividad.

Antes de comenzar a fabricar tu propia cerveza es necesario conocer los ingredientes principales que se deben usar y el motivo de cada uno de ellos: Agua, granos de malta, lúpulos y levaduras; las cantidades y variedades de estos ingredientes en tu receta harán que tengan ciertas características especiales, pues al hablar de cerveza tenemos muchos estilos, aromas y sabores, los cuales se obtienen añadiendo azúcares, hierbas, flores, especias y algunos frutos. 

El proceso para su fabricación es de 5 pasos generales, aunque en cada etapa, se deberán realizar actividades específicas para lograr un producto de alta calidad y sabor excepcional.

  1. MOLIENDA: Usando un molino especial para malta o cebada, se muelen los granos para extraer sus azúcares fermentables, en caso de querer hacer solo una porción pequeña menor a 1kg, se puede usar un molinillo manual casero.
  2. MACERACIÓN: En esta etapa vamos a mezclar los granos molidos con agua a una temperatura entre 66° y 70° durante 1 hora, esto nos aportará el color a nuestra cerveza y obtendremos el mosto de los granos.
  3. HERVIR: Cuando tenemos listo el mosto, éste se extrae con un colador y se pone a hervir junto con los lúpulos, este paso le dará aroma y amargor a nuestra cerveza.
  4. FERMENTACIÓN: Con el mosto ya hervido, se traspasará a un equipo con kit fermentador de 5 a 19 litros, en este paso mezclaremos a temperaturas más bajas el mosto hervido con la levadura la cual convertirá los azúcares en alcohol.

Este es uno de los pasos más importantes dentro del proceso, pues para conseguir una cerveza casera, de buen sabor y alta calidad se debe cuidar la cantidad de levadura a añadir, pues es clave para que el mosto fermente bien y se convierta en cerveza, de lo contrario creará malos sabores e incluso cervezas extremadamente ligeras: con poca o nula espuma. 

Para saber si una cerveza ha terminado de fermentar se pueden hacer mediciones con un densímetro. El porcentaje de alcohol que tendrá nuestra cerveza se mide y obtiene también en la etapa de fermentación monitoreando la densidad de nuestro líquido durante varios días. La primera vez que se mide es al inicio, justo antes de iniciar la fermentación y se obtienen los grados originales. A los 5 días se debe volver a medir la densidad, a partir del día 7 al 14 se medirá de forma diaria pues habrá poca variación en el resultado, una vez que tenemos 3 días seguidos con el mismo resultado, en ese momento podemos confirmar la cantidad de grado de alcohol que tienen nuestra cerveza y en ese momento podemos comenzar a envasarla.

La cerveza con un aroma, cuerpo y sabor exquisito es una bebida que se disfruta bien fría 

  1. CARBONATACIÓN: Para finalizar el proceso, vaciaremos el contenido fermentado en botellas de cristal color ámbar con la intención de proteger nuestra bebida de la luz intensa, añadiremos azúcares y la sellaremos para que la levadura produzca CO2 y carbonate la cerveza. Es importante que el vaciado sea lento y sin salpicaduras, esto para evitar remover el líquido y no añadir oxígeno a la cerveza, además se deberá revisar que las botellas estén completamente limpias, esterilizadas y sin ningún tipo de sedimentos que puedan contaminar la bebida. Una vez que tenemos las botellas llenas y cerradas, se deberán dejar reposar entre 2 y 3 semanas para que termine su proceso de carbonatación.

Al término de este tiempo bastará con dejarla un par de días en un enfriador para comenzar a disfrutarla.

A continuación, te dejo una tabla con el equipo necesario para reparar tu propia cerveza, así como los precios promedios en el mercado, algunos seguramente los podrás encontrar en la cocina de tu casa, mientras que las materias primas las puedes comprar en el supermercado o en sitios de internet.

EquipoCaracterísticasPrecio
FermentadorDe 19L, incluye llave de plástico, tapón perforado y airlock$290
Fermentado de vidrioDe 5L, sin accesorios$150
Kit para fermentadorLlave, tapón y airlock$200
Bomba de sifónDe plástico$375
TermómetroFlotante$290
DensímetroDe cristal$200
SerpentínIncluye bomba $4,500
Olla grandePara 80 litros$1,500
BásculaDigital de hasta 5 kgs$350
Cuchara para mezclarDe 24 pulgadas en acero inoxidable$300
Colador grande2 piezas de acero inoxidable$607
Granos de maltaBolsa de 4 kgs tipo Pale Ale$120
Lúpulo 1 onza de tipo Pearl$24
Levadura1 sobre con 250 grs$85
Molino para granosDe doble rodillo para 6kgs$5,000
Botellas color ámbar24 piezas de 355 ml$150
CorcholatasPaquete de 100 piezas$30
Etiquetas para botellaRollo de 100 piezas$200

Si bien es cierto que la cerveza se disfruta fría, es importante experimentar los matices de tu producto final entre los 4° y 13°C pues cada grado de diferencia puede darle una intensidad diferente o modificar los sabores. Recuerda que lo más importante de todo el proceso de elaboración es disfrutarla con moderación. ¡¡¡Salud!!!

Víctor G. Caballero
author of the article


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.