¿Qué servicio de videollamadas me conviene más?

¿Qué servicio de videollamadas me conviene más?

Desde la llegada de la pandemia, el auge de servicios de videollamadas ha aumentado gracias a las necesidades de distanciamiento social…también a sus precios

El “home office” o “teletrabajo” ya existía desde antes de la pandemia de COVID-19. Curiosamente, el uso de este término no llegó a ser tan escuchado hasta que los gobiernos de los diferentes países alrededor del mundo, nos pidieron que nos quedáramos en casa.

Como su nombre lo dice, el home office busca realizar las mismas actividades laborales, pero sin la necesidad de encontrarse físicamente en un espacio de trabajo establecido. A pesar de ser una opción que puede llegar a convenir a los empleados, las organizaciones aún se encontraban renuentes a tener una modalidad online. Con la llegada de la pandemia y las necesidades de distanciamiento social, el home office comenzó a ser una idea que ya no sonaba tan descabellada.

Así, una gran parte de los trabajos que antes se realizaban de manera presencial, migraron a ser en línea. De esta forma, los horarios llegaron a sufrir modificaciones, los hábitos de trabajo se transformaron e incluso, nuestra forma de relacionarnos sufrió modificaciones.

Con todos los cambios que el mundo físico comenzó a tener, los servicios de videollamadas resaltaron como una herramienta que podía acercar a las personas y por lo consiguiente, a las empresas.

Ahora bien, en un mundo que requería fervientemente de opciones en línea, la competencia no se hizo esperar. Así, distintas empresas comenzaron a ofrecer facilidades que poco a poco se volvieron más atractivas para los consumidores…pero al mismo tiempo, requerían de una mayor inversión.

Entre tantas posibilidades de opciones al consumidor, estas se vuelven variadas, lo que hacen reflexionar sobre sus necesidades

Zoom

El éxito de Zoom se ha vuelto inminente en los últimos meses. Con el aumento del uso de videollamadas, Zoom ha terminado posicionándose en el top of mind de los consumidores de servicios de videoconferencias.

Ahora bien, ¿cuáles son sus ventajas? La popularidad de este servicio se hizo grande al ofrecer videollamadas gratuitas. Sin embargo, la compañía puso una condición para su uso: las sesiones no podían durar más de 40 minutos. De esta forma, la empresa se ha asegurado de brindar servicios pagados que no solamente brindan videollamadas ilimitadas, sino también distintos servicios que incluye la plataforma. 

A continuación, se muestran los precios y paquetes que maneja la compañía en dólares estadounidenses.

Zoom, al descubrir que sus clientes tienen necesidades distintas, ha creado paquetes que se tratan de adaptar a cada una de ellas. De igual forma, la plataforma también cuenta con distintas variantes como llamadas a números telefónicos, Zoom Rooms y otros.

Google 

El gigante tecnológico no podía quedarse atrás. Cuando la empresa se dio cuenta del negocio que existía en las videollamadas, comenzó a perfeccionar su servicio, logrando no solamente incluir esta herramienta en sus paquetes, sino también funciones con las que ya de por sí contaba en sus distintas plataformas.

A continuación, podrá comparar los precios en dólares estadounidenses con los que cuenta la empresa.

Google, sabiendo todas las ventajas con las que la compañía ya contaba, incluye en sus paquetes de Google Workspace no solamente videoconferencias, sino la posibilidad de contar con correos electrónicos empresariales, almacenamiento en nube, y más.

Microsoft Teams

El otro grande de la tecnología tampoco podía dejar pasar esta oportunidad y al igual que Google, aprovechó todos los programas con los que ya contaba, para poder ofrecer una experiencia mucho más enriquecedora y atractiva para el usuario.

Así, estos son los precios en dólares estadounidenses que ofrece la empresa:

Una de las grandes ventajas que ofrece la empresa, es que además de ofrecer reuniones en línea, da la posibilidad de tener acceso a la paquetería de Office.

Opciones gratuitas

Cabe destacar que el mundo de las videoconferencias no se limita a quienes pueden invertir en un servicio de llamadas en línea. Contrario a lo que se podría pensar, todas estas plataformas incluyen dentro de sus opciones las modalidades gratuitas, haciendo que las videollamadas solamente requieran de contar con un dispositivo electrónico y acceso a internet. De igual forma, servicios como Whatsapp, FaceTime, entre otros, brindan opciones de forma gratuita.

Ahora bien, claramente las funciones que ofrecen son limitadas y no brindan todos los beneficios con los que cuentan las opciones pagadas.

De esta forma, cuando se cuenta con tantas opciones para elegir, el consumidor tiene la posibilidad de reflexionar acerca de sus necesidades para que así, encuentre qué plataforma le brinda una mejor calidad. Ahora bien, es imposible comparar una plataforma con otra, dado que cada una cuenta con beneficios sumamente distintos, por lo tanto, sus precios no pueden ser equiparados.

¿Qué es lo que queda al final? Entender las necesidades propias y con base a eso, acceder a la plataforma que más se acerque a ellas. 

Laura López Trujillo
author of the article


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.