Redes sociales: ¿la nueva forma de publicitarse durante la pandemia?

Cuando durante una pandemia el gobierno te pide quedarte en casa, ¿cómo sobreviven los negocios que movían la economía? ¿Ellos también deben encerrarse?

El COVID-19 vino a transformar nuestra forma de relacionarnos, comunicarnos y transportarnos. Cambiamos las oficinas por el comedor de nuestra casa, el cine por la televisión de la sala y las fiestas por reuniones virtuales. Cuando una pandemia te obliga a encerrarte y el gobierno te pide quedarte en casa, ¿cómo sobreviven los negocios que movían la economía? ¿Ellos también deben encerrarse?

La pandemia del COVID-19 ha arrasado con todo el mundo. Si vemos las noticias, podemos observar que es el único tema del que se habla. Por un lado escuchamos medidas de cómo protegernos, por otro, vemos actividades que podemos hacer en casa, pero pocos se atreven a hablar de un tema silencioso pero latente en cada hogar: la economía de nuestro país en vías de desarrollo se está desplomando por los suelos.

Antes de la pandemia, el 72% de los empleos en México eran generados por pequeñas y medianas empresas. Si analizamos la cifra a detalle, esto significa que la mayor parte del país dependía de estos negocios. ¿Qué sucedió con estas empresas? ¿Cómo están enfrentando este acontecimiento?

Gracias a la pandemia, se pronostica el cierre de 2.7 millones de empresas según la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal). Es ahí, cuando las ventas empiezan a descender y el pánico se apodera de la mente de los dueños de estos negocios, cuando se voltea a ver a esa herramienta poderosa de comunicación. Publicidad, esa palabra que muchos consideraban un “gasto”, termina convirtiéndose en la heroína que puede venir a salvar a nuestra empresa. 

El consumidor ha incrementado sus compras online como medida de protección

Sin embargo, el panorama para las pymes no es tan caótico como podríamos pensar. Según la plataforma de gestión de redes sociales más importante, Hootsuite, el consumidor ha cambiado de lugar, migrando de las tiendas a internet. ¿Esto qué quiere decir? Que al pasar tanto tiempo en casa, el uso de las redes sociales ha incrementado 33% durante la contingencia sanitaria.

Esto no significa más que puras buenas noticias para los pequeños negocios. Aunque de entrada puede parecer un gasto, la publicidad siempre debió concebirse como una inversión. Por muchos años, se tuvo la creencia que hacer publicidad era solo para los grandes corporativos con presupuestos millonarios, pero la pandemia terminó situando a las pequeñas y medianas empresas en el lugar que siempre debieron estar: publicitándose.

Según el estudio “Venta online en pymes 2020”, 6 de cada 10 pequeñas y medianas empresas están vendiendo a través de internet, mostrando un crecimiento del 94.6% a diferencia del 2019. Esto nos demuestra dos cosas: una, que más de la mitad de los negocios ya se encuentran en línea y dos, que, si el consumidor se encuentra en casa, nosotros podemos llegar a él sin problema.

Lo positivo de lo negativo de la pandemia es la generación de nuevas empresas a partir de la cercanía con el cliente a través de la Internet

Ahora bien, las redes sociales terminan siendo una excelente respuesta para la eterna incógnita de si publicitarse implica una inversión grande: solo lo es, si usted quiere que así lo sea. Una de las grandes ventajas de utilizarlas es que nosotros mismos podemos crearlas y gestionarlas, logrando así que el dinero no sea un pretexto. Ahora bien, siempre existen dos opciones: tratando de conseguir clientes de forma orgánica (con contenido que llame por sí solo a las personas) o invirtiendo dinero en la red social (asegurándonos que nuestras publicaciones lleguen al público objetivo que hayamos determinado). Cabe destacar que la opción ideal siempre será contratar a un 

Community Manager que sea experto en manejo de estas plataformas e invertir un poco de dinero en las redes sociales que él recomiende,(en Ciudad de México, su cuota puede costar en promedio $12,000 pesos mensuales),  pero al final, las opciones para publicitarse vía online son infinitas.

De igual forma, la facilidad de poder crear un negocio “desde casa”, ha aumentado gracias a lo cercanos que hoy están los consumidores de nosotros a través de internet. 

El no tener que invertir en un espacio físico, gastos fijos y de transporte continuo, ha hecho mucho más accesible la creación de nuevas empresas. 

Al final, lo que una pandemia puede traer al mundo de los negocios, no siempre es tan negativo como podríamos creer. Si las condiciones externas cambian, de nosotros depende si lo vemos como un impedimento o como una oportunidad de incursionar en nuevas formas de vender e incluso, de entrar en nuevos mercados.  

Si las estadísticas prevén que el 31% de las ventas de una pyme promedio vendrán de las ventas en línea, ¿sigue creyendo que no es una obligación estar en redes sociales?

Laura López Trujillo



Suscríbase al blog

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas publicaciones en este blog.

 
Clasificación
( 1 оценка, среднее 5 из 5 )
Загрузка ...
arumjournal.com
Suscríbase al blog

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas publicaciones en este blog.