¡Sale Carnaval en Bolivia!

¡Sale Carnaval en Bolivia!

Puede ser que no sea el carnaval de Río, sin embargo, Bolivia tiene esta fiesta calada en los huesos y te invita a vivirla, en toda la intensidad, tradición y euforia ¡que esta trae consigo!

Carnaval es la tradición más esperada por los bolivianos de norte a sur y de este a oeste, es la fiesta más grande en febrero para el turismo nacional e internacional, se estima que su movimiento es mayor a 150 millones USD solo en esta festividad que dura los 6 días, dependiendo de la región: andina, valles y los llanos.

El carnaval representa literalmente el espíritu regional. En la zona andina, el “Carnaval de Oruro”, ya es patrimonio cultural declarado por la UNESCO, se caracteriza por su tinte devoto y religioso que envuelve a esta fiesta regional. El camino al monumento de la Virgen del Socavón, que realizan los bailarines de fraternidades prometiendo bailar por lo menos 3 años y cumplir lo ofrecido a la virgen. El recorrido lo hacen más de 50 mil bailarines de danzas típicas, como caporales, morenadas, diabladas, tinkus y bailan por 5 kilómetros, y más de 360 mil espectadores aplauden desde las tribunas.

Carnaval de Oruro, Tinkus

La experiencia es única y podrás sentir en carne propia la devoción de una nación y su capacidad de entretenimiento

Es el evento más concurrido por extranjeros en el país, y requiere una inversión de más o menos 20 millones USD. Los trajes de los bailarines juegan un papel importante en esta inversión que es el 70%. En promedio asistir al carnaval de Oruro puede llegar a costar entre 150 USD y 400 USD por persona, el fin de semana. Siendo el día más importante el sábado de la entrada al Socavón, pudiendo costar solo este día de 50 a 100 USD. Esta fiesta constituye casi el 20% del PIB de la región, un aproximado de 70 millones USD.

Carnaval Oruro, Diablada

También es representativo el Carnaval de los Valles, el “Carnaval Cochala” y el “Carnaval Chapaco”, los cuales concentran mucho turismo nacional y regional. Tienen nombres específicos, el de la ciudad de Cochabamba es “Non Stop de Madness” se caracteriza por replicar festivales de música electrónica y reggaetón, llega a mover hasta 8 millones de dólares en 3 días y albergar hasta 15 mil personas, en promedio cuesta 250 USD, este evento cuenta con un artista internacional cada día como Dj’s Timmy Trumpet, Fedde leGrand, Steve Aoki y reggaetoneros como Bad Bunny, Anuel, Karol G, Piso 21, entre otros. Existe otro festival llamado “Lit”, con los mismos artistas por año, sin embargo, es de menor escala ya que solo llega a albergar a 8 mil personas, por tanto mueve alrededor de 4 millones USD y el costo promedio es 200 USD los 3 días.

Carnaval Non Stop the Madness, Cochabamba

Ahora bien, cada carnaval mantiene su rasgo típico tradicional en las celebraciones, por ejemplo, el cochabambino gran “Martes de Ch’alla” y en Tarija el Jueves de “Comadres y Compadres”, en el primer caso el martes de ch’alla se caracteriza por ser un ritual en el cual se “Q’hoa” la casa o local y finalmente se almuerza el plato típico “Puchero”. Este ritual simboliza la prosperidad, en cambio los jueves de comadres y compadres, simbolizan el lazo fraterno con un amigo o amiga, que se convierte en tu “comadre o compadre” e intercambian una canasta de frutas y alimentos, lo cual se realiza de las personas mayores a los más jóvenes y se festejan ese día solo las amigas o solo los amigos ya que son los 2 jueves previos a Carnaval.

Comadres y Compadres, Tarija

Finalmente pasamos a la región de los llanos con el “Carnaval Cruceño”, este es de gran importancia local, es capaz de reunir en su totalidad a más de 100 mil personas en los distintos “parqueos” o recintos donde realizan cada festejo, en la ciudad capital del departamento de Santa Cruz. Este evento no es un gran receptor de turismo nacional ni extranjero, sin embargo, mantiene un peso importante en el movimiento económico de esa región, con aproximadamente 50 millones USD.

La unión nacida durante el carnaval es de lo más hermoso para el boliviano  

De esta zona son las fraternidades o “comparsas” que realizan grandes gastos de dinero, incluso llegan a tener desde sus “casacas” o camisa de la fraternidad, hasta sus propias reinas de las comparsas, y por supuesto, la reina del carnaval, siendo la inversión para la confederación de comparsas cruceñas de 20 millones USD.

Comparsa “Desfasados”, Tradición Carnavalera, Santa Cruz.

Esta tradición envuelve a personas de todas las edades, tiene tanto alcance que existen parqueos para distintas edades, ejemplo, parqueos para “Juventud Carnavalera” o “Tradición Carnavalera” que está pensado para jóvenes entre 18 y 25 años y funcionan festivales de música electrónica y de reggaetón, con duración de 3 días.  De la misma manera que las fiestas en Cochabamba o Tarija, sin embargo, los otros 2 días posteriores se hacen “Churrascos” que son Barbacoas familiares, en este sentido es mayor el gasto por familias en esta región del país, llegando a ser el costo promedio de una familia de 4 integrantes para esta festividad de hasta 500 USD, sin contar que el costo adicional en el caso de que uno de los integrantes quiera asistir a “saltar” a un parqueo, este oscila entre 100 y 200 USD extra.

El Carnaval boliviano es de las épocas en las que existe un incremento muy dinámico de la gastronomía y hotelería, y en la industria de bebidas alcohólicas, es el mes que empresas como la Cervecería Boliviana Nacional (CBN) registra la mayor venta del año, ya que esta es la proveedora oficial de todas las fiestas descritas en todo el territorio nacional, |y es del 30% de sus ventas anuales, la cerveza y el singani son pues las bebidas más vendidas en todo el territorio nacional en esta época.

Carnaval de Oruro, Caporales.

Sin duda el carnaval es la fecha más esperada por todo Bolivia y la más emocionante sin importa la región, nos logra acelerar el latido del corazón a todos los bolivianos, es tan inmensamente importante que un dato curioso es que, la fecha en la cual Bolivia perdió el mar por la invasión de las tropas chilenas, se encontraban en pleno festejo de carnaval y se tuvo una reacción tardía ante la agresión. Es así como el boliviano no es boliviano sin su carnaval. 

María Laura Torrico Ramos
author of the article


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.