¿São João? ¡Es hora de encender el fuego!

¿São João? ¡Es hora de encender el fuego!

¿Has oído hablar de São João o de las fiestas de junio en Brasil? ¡Aquí, estas celebraciones están acompañadas de un sabor y olor típico brasileño que solo conocen los que lo han experimentado! Pero claro, no podemos olvidar su origen histórico, que es muy importante ¿Estás listo para saber más? ¡Entonces ven conmigo! 

¿Has oído hablar de São João y las fiestas de junio en Brasil? Estas celebraciones están acompañadas del sabor y olor típico de Brasil y solo conocen los que lo han vivido. No podemos olvidar su historia que es importante. ¿Estás listo para conocer un poco más?

Las celebraciones de junio se originan en el siglo XVII y se considera la fiesta típica brasileña más grande después del carnaval. Esta celebración llegó junto con los portugueses que realizaban fiestas para celebrar las cosechas, terminó adquiriendo mucha cultura brasileña a expensas de la colonización.

Así, elementos brasileños fueron perfilando las costumbres de junio y esto se nota en las comidas típicas, en las tradiciones del campo, bailes, ornamentos y, por supuesto, ¡mucha alegría! Entonces, el São João que vemos hoy tiene muchas tradiciones africanas, europeas e indígenas.

A pesar de que esta celebración de São João ha conquistado todo el país, donde hay una mayor apreciación de las costumbres es en la región Nordeste. En la ciudad de Campina, en Paraíba, donde se ubica una de las fiestas más grandes con derecho a quemar fuegos, hogueras, mucha comida típica y juegos. 

Las fiestas de junio al noreste están llenas de mucho baile, con bandas que reúnen a cientos de personas en pasos sincronizados y divertidos. Además, los únicos estilos musicales que predominan en estas fiestas son el forró, sertanejo universitario y cabrueira. 

Contagiarse de la alegría del brasileño es alimentar el espíritu de entusiasmo y buena vibra 

¡Pronto, la fiesta continúa con disfraces campestres siguiendo a la pandilla! Los trajes están compuestos por vestidos y camisas a cuadros, sombreros de paja, maquillaje y peinados característicos de la celebración.

Por supuesto, las deliciosas comidas típicas se vuelven inolvidables después de que las pruebas: Torta de maíz, maíz, pé de moleque, papilla y otros platos a base de maíz. Todos estos encantos te animan y te llevan a una experiencia cultural y gastronómica que nunca antes has vivido. 

Las fiestas tienen mucho forró y quadrilha que trae emoción y alegría a la gente. Están esos forrós más clásicos al son de Elba Ramalho, pero también hay fiestas con un backcountry universitario con cantantes conocidos como Gustavo Lima. Así que, alrededor de 4 días las ciudades que reciben las fiestas juninas cuentan con cerca de 20 artistas principales para las 250 horas de fiesta.También hay 90 artistas locales que se presentan en otros palcos.

¡Y, por supuesto, las pandillas! ¡El baile más tradicional de estas celebraciones cuando la gente se junta y baila de la mano siguiendo el ritmo de baile junino! La celebración en sí, fue traída por europeos y rápidamente se incorporaron a nuestras tradiciones.

Esta tradición en los pueblas más grandes y famosos cuentan con zona de conciertos de 30 mil m2 y hay más o menos 110 casillas para vender comidas y bebidas para la gente. Las comidas varían entre R.10 Y R.12, o sea unos USD 2 y las bebidas alrededor de R.5 o sea 1 USD por cerveza.

Esta fiesta se vuelve muy importante para la economía y cultura de estos pueblos.

Las decoraciones son globos y banderas que dan el toque rústico a la fiesta. Por lo general, estos objetos coloridos se ven no solo en todas partes, sino también en la mesa de la comida para decorarla. 

¡El protagonista es la hoguera! Responsable de calentar a la gente, ya que junio es invierno, y de reunir a la gente. Además, los niños los usan para encender fuegos artificiales en las propias brasas del fuego y caminar por las calles, los asistentes a la fiesta también suelen asar maíz en mazorca.

Entonces, ¿quisieras conocer personalmente esta fiesta tan rica en cultura, delicias e historias? Seguro que sí.

Además de traer alegría, esta fiesta tradicional también es de suma importancia para la industria del turismo, que mueve la economía en ciudades donde se realizan las celebraciones. Puede traer hasta 2 millones de personas provenientes de todo Brasil y una inversión para la organización y ejecución de eventos públicos de R $ 13.5 millones de reales USD 2.7 millones por Estado.

Así, para la organización del evento, los ayuntamientos trabajan con alrededor de 200 empleados fijos y contratan a unos 300 trabajadores temporales para trabajar los días de fiesta y poder atender las demandas necesarias, cada trabajador recibe un salario de más o menos R$ 1,200 (240USD). Aunque depende de donde esté trabajando o si trabajas de manera autónoma en tiendas de alimentación o souvenirs.

El pueblo entero se prepara para recibirte y ofrecerte su esencia cultural

Además, la circulación estatal, especialmente en el noreste, crece demasiado en este período. Generalmente lo que ocurre estos días es la salida de mucha gente de las capitales a los pequeños pueblos del interior, donde se encuentran las grandes y mejores fiestas. En la terminal de autobuses de Salvador, por ejemplo, las empresas de transporte comienzan a operar con 1,800 horas extras durante este período.

Vía Bahía estima que aproximadamente más de un millón de vehículos circulan por la carretera que conecta Salvador y, en consecuencia, pagan peajes que por vehículo cuesta alrededor de R$5 (1USD).

Si quieres venir y disfrutar de estas fiestas, te dejo el presupuesto promedio de hospedaje, alimentación y transporte para 3 días, partiendo de Salvador hacia Santa Antônio de Jesus, un pueblo muy conocido por sus fiestas juninas.

ConceptoRealesUSD
HospedajeR.330 (cuarto doble)60 USD (cuarto doble)
AlimentaciónR.30060 USD
Transporte ida y vueltaR.10020 USD
OtrosR.40080 USD
TOTALR.113022O USD

Espero despertar tu deseo y conocer más de mi cultura, São João es una fiesta que toda alegría brasileña, además, fortalece la economía de pequeñas ciudades y de sus residentes. Es fundamental para nosotros los brasileños animar esta celebración llegada de tan lejos y que se ha vuelto tan típica.

¡Nos vemos en la próxima fiesta de São João!

Maria Clara Pedreira Anjos
author of the article


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.