SARS-CoV-2 “Covid-19” la más impactante experiencia vivida con toda intensidad

SARS-CoV-2 “Covid-19” la más impactante experiencia vivida con toda intensidad

Saberse reactivo a Covid-19 es verdaderamente impactante y cuando los síntomas aparecen es realmente amenazador, más aún, cuando tienes que decidir hospitalizarte porque la vida ya está en peligro

Desde el origen de la pandemia por Covid-19 implementé las estrategias de cuidado a fin de evitar al máximo el contagio, cubre bocas, uso de gel con 70% de alcohol, distancia social, sanitizante con soluciones de sales cuaternarias de amonio y otras formas de protección que favorecían seguridad a mi espacio físico. Siempre en espera de ser vacunado a fin de aumentar la seguridad física y psicológica, espera que se completó el 14 de abril de 2021 con la administración de la segunda dosis de vacuna Sinovac. Esto trajo a mi mucha más tranquilidad y como médico de profesión continúe trabajando en la consulta externa en mi consultorio privado sin bajar la guardia de protección.

Existen fechas que difícilmente podrán borrarse, una es el 15 de julio de 2021 cuando comenzaron los síntomas con estornudos, el 16 con ligera fiebre, dolor muscular y articular y el 17 se confirma ser reactivo a Covid-19.  

Fuerte impresión como médico leer el resultado del laboratorio, algo en mi interior me decía que la lucha había iniciado, pese a mi optimismo y siguiendo la indicación de un médico internista inicie tratamiento, sin embargo, la evolución no fue tan favorable como esperaba, la progresión de la enfermedad fue cada día mayor, requiriendo oxígeno complementario, reposo, antiinflamatorios esteroideos y antibióticos, pese a todo el progreso continuo.

El neumólogo y los médicos de brigada determinaron que era momento de ser llevado al Hospital de Covid, de entrada, no acepté, sin embargo, las condiciones obligaban a tomar ese paso y es como accedo a internarme. La Cruz Roja Mexicana realizó el traslado de la casa al hospital y se determina internamiento con alto riesgo ya que la saturación de oxígeno había descendido grandemente pese a recibir 15 litros de oxígeno por minuto.

La urgencia se hizo manifiesta, intubación inmediata, no podía esperarse más. Hubo momentos de tensión, un traslado a San Cristóbal de las Casas pues en Comitán no había respirador disponible o traer un respirador de Tuxtla Gutiérrez con el elevado costo que implica, una luz aparece en la oscuridad, me asignan el respirador del Hospital General y habiendo dado mi autorización para el procedimiento se realizaron los preparativos. Recuerdo al Dr. Uriel que con la objetividad de sus palabras me dio el empujón que necesitaba para dar el paso que ni él ni yo sabíamos qué resultado tendría pero que era necesario darlo con inmediatez: Intubarme. 

Solo puedes continuar cuanto tienes una atención médica adecuada y oportuna, mucha fé y un gran apoyo de todos los que te rodean  

Hablé mucho con mi ser interior, ore a Dios con todas mis fuerzas y le pedí que se hiciera su voluntad, habla con mis hijos, con mi esposa, me puse en paz con todos, miles de momentos e imágenes pasaron por mi mente en no sé cuántos, pero sí en muy pocos minutos y al final tenía una paz inmensa en mi corazón, sabía que tenía que luchar y no rendirme si quería seguir viviendo. 

Los enfermeros me pasaron a una camilla y me trasladaron a no sé dónde, y despierto en la unidad de cuidados intensivos, grande había sido la lucha e intensamente continuaría. Cuatro días intubado con todos los medicamentos pertinentes, estudios de laboratorio, Rx, la atención médica y de enfermería, lo mejor que podía recibir de acuerdo con mi condición y por excelentes profesionales que entregan su vida para salvar las de los demás.

Cuando deciden extubarme comenzaba a ver una esperanza, continuó intensivamente la atención y el uso de medicamentos e iniciando antibióticos pues adquirí una infección intrahospitalaria a la que también había que darle pelea de frente. Posteriormente deciden trasladarme a un área fuera de la UCI para continuar con la atención, dándome de alta 10 días después y seguir en casa con tratamiento y rehabilitación.

Te comparto una tabla que muestra los gastos para tratar un caso de SARS-CoV-2 Covid 19 en un hospital del sector salud, sin incluir costo por arrendamiento de monitor de signos vitales y bombas de infusión, que fueron proporcionados por hospitales particulares sin costo alguno:

ConceptoCosto Pesos MexicanosCosto USD
Medicamentos pre hospitalización$ 5,000248
Renta concentrador de oxígeno 5 días$ 2,500 124
Oxígeno en casa$ 3,800 188
Consulta con Neumólogo$ 900 44.5
Estudios de Laboratorio$ 5,000248
2 Tele de Tórax con interpretación$ 3,000149
Ambulancia de traslado$ 3,000149
Medicamentos en hospitalización$ 26,0001,288
Artículos de higiene personal$ 300 15
TOTAL $ 49,5002,453.5 USD

Afuera del hospital siempre estuvo todo el tiempo mi fuerza, mi razón para seguir en la lucha, mi esposa y mis hijos, toda mi familia orando por mí, amigos, conocidos, compañeros de trabajo, alumnos y exalumnos, todos dándome la fuerza espiritual que necesitaba en ese momento para salir adelante.  

Aquí estoy para vivir intensamente esta segunda oportunidad.

Hugo Morales
author of the article


15 pensamientos sobre “SARS-CoV-2 “Covid-19” la más impactante experiencia vivida con toda intensidad”

  • Valiosa experiencia de afrontacion donde la fé, unión familiar y la buena intervención medica generarón, lo increible, la recuperacion plena y gradual de su ser… esta gran y hermosa segunda Oportunidad!!!

  • Siempre has demostrado ser un gran Guerrero. Bendito Dios que te brinda una vida por delante, para seguir haciendo o tras que en grandezcan el nombre de él, y el tuyo. Bendiciones hermano

  • Se dice cuando te toca, aunque si nos ponemos en manos que curan todo es posible… saludos y larga vida.

  • Excelente y muy interesante artículo de experiencia vivida. Se ven tantas señales de fe, de unión familiar, de ser positivo y paciente y dejar todo en manos de los médicos y enfermeros y sobre todo en manos de Dios.

  • Impresionante las palabras que leo, el amor que proyectan; una vez más, enseñándome a aprender a ser. Mi cariño y admiración hacia usted.

  • Sí que fue una impactante historia de vida, tengo la fortuna de conocerlo y sé que es un ser humano excepcional. Me da mucho gusto leerlo.
    A seguir cuidándonos por que no todos podríamos costear la enfermedad.

  • Este testimonio es un ejemplo de lucha, fe, solidaridad, apego a la vida, atención médica y sobre todo una demostración de la voluntad de nuestro Padre celestial cuando tenemos aún una misión que cumplir en la vida, Dios te bendiga y a seguir luchando, como un milagro, de la misericordia de Jesús.

  • Admiro profundamente la fe con la que viviste este trágico momento de tu vida. Mis oraciones estuvieron contigo en todo momento y agradezco mucho a dios por su infinita misericordia. Te queremos mucho primo

  • Es un artículo muy emotivo, Dr.
    Una experiencia de vida muy intensa, de mucho aprendizaje y reflexión. Bendito Dios que sigue con nosotros … a seguir disfrutando de esta segunda oportunidad

  • Al saber la noticia, no podía creer, tenía pocos días qiw te había escuchado hablar con el mtro. Hugo
    Mientras estuviste hospitalizado no dejamos de pedir para que sanaras y de preguntar sobre tu avance.
    Damos gran a Dios por tu regreso triunfante a casa
    Dios te bendice
    Te extrañaremos en el trabajo, pero sabemos estas ahí en tu casita, recuperandote de l todo y preparándote para el regreso
    Te queremos mucho

  • Dr. Es usted un guerrero que gano la batalla de la mano de Dios nuestro señor todos los wue lo queremos oramos por usted. Animo a aprovechar esta segunda oportunidad. Un abrazo

  • Me llena el alma leerle, fueron días difíciles y poniendo toda la fe en el gran espíritu y en el personal al de salud. Gracias por contar su experiencia y por hacer conciencia entre las personas que al no creer en la existencia del virus ponen en riego a todos los demás. Ojalá resuene, resuene mucho. Abrazo de luz.

  • Que gusto poder leerle y hacernos partícipes de su experiencia, fueron días de mucha fe en el gran espíritu y del personal de salud, ojalá que resuene, resuene mucho por muchos lados.
    💜

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.