Tandas de ahorro en México

Tandas de ahorro en México

El ahorro es una práctica financiera de alta importancia. En realidad, es la fase inicial de nuestro crecimiento económico y de estilo de vida

El ahorro es una práctica que nos ayuda a mejorar nuestras condiciones de vida. Existen muchas formas de ahorro. Las tandas son un modelo de ahorro informal muy popular en México.

¿Cómo funciona la tanda de ahorro?

La mecánica de una tanda es muy simple. Un grupo de personas se organiza para ahorrar. El objetivo grupal es ahorrar una cantidad determinada para la que todos harán una aportación cada cierto tiempo, la cantidad que se ahorra es el resultado de la contribución de todos. Para que cada uno reciba la parte que les corresponde se asignan turnos y los participantes reciben el dinero que le corresponde en una fecha determinada. Dentro de este grupo hay un coordinador que define mediante sorteo o de común acuerdo con el grupo de participantes el orden en que cada participante recibirá el ingreso.

Un ejemplo sencillo:

Un grupo de 10 compañeros de trabajo hacen una tanda. Cada semana todos pagarán $200 al coordinador y éste entregará los $2,000 al compañero de turno. Cada integrante del grupo recibirá su dinero la semana que le fue asignada. Así, trabajando en equipo todos recibirán en algún momento $2,000. Este proceso dura 10 semanas y al terminar todos habrán aportado pequeñas cuotas que dieron como resultado el dinero que recibieron en su turno. Es una dinámica sencilla, sin embargo, tiene ventajas y desventajas.

Ventajas de una tanda de ahorro

Una tanda es una forma fácil y sin intermediarios institucionales para ahorrar. A diferencia del ahorro individual, la tanda no depende únicamente de la persona que se propuso ahorrar y esto le ayuda en algunos sentidos. Gracias a la sinergia del grupo se consigue un objetivo y se pueden notar los siguientes puntos a favor:

  • Es independiente de las instituciones financieras, te unes si los otros participantes te inspiran confianza.
  • No dependes de una aprobación de crédito ni habrá una investigación para conocer tu historial. Lo que más se pide es solvencia moral además de la económica.
  • Evitas pagar cuotas para participar, no hay comisiones porque partes de la buena voluntad de los participantes.
  • Te ahorras el procedimiento administrativo, sin papeleo ni espera para saber si te aceptaron o no.
  • Fomenta la cooperación para el ahorro, todos aportan su cantidad para el beneficio de los participantes, no te gustaría fallarle a quienes te apoyan.
  • Podrás conocer la fecha en que tendrán una determinada cantidad de dinero y por tanto hacer compromisos económicos en dichas fechas o bien adquirir algún bien, realizar un viaje, por citar ejemplos, sabiendo que lograrás solventarlo de manera satisfactoria.

Ahorrar es la base del éxito, un solo peso tiene poco poder de compra, pero reúnes mil y logras lo que has soñado

Desventajas de una tanda de ahorro

Como todo método de ahorro tiene algunas desventajas. Por la misma forma en que se organiza una tanda es probable que surjan imprevistos y al final no todo sea tan benéfico como se había pensado al principio. Antes de entrar a una tanda considera los siguientes puntos:

  • No tienes garantía legal, si alguien falla, no tienes ninguna garantía de que se arregle.
  • Alguien podría desaparecer, tanto el coordinador como alguno de los otros participantes podrían decidir que ya no quieren participar y todos aquellos que no cobraron su parte se quedarían sin su dinero. Esto equivale a lo que sería un fraude.
  • No genera ganancias e incluso pierdes si tienes los últimos turnos, los precios suben con el tiempo y si tuviste el último turno no podrás comprar lo mismo que habrías adquirido por el mismo dinero al principio, además no te paga intereses. Esto es más factible cuando las tandas son de montos grandes y de tiempos largos, incluso más de un año.
  • Desmotiva a los participantes, cuando son muy largas se pierde la emoción del ahorro colaborativo, si recibiste tu dinero al principio dejarás de interesarte y si tienes el último turno puede atacar la ansiedad porque no ves los resultados.

Las tandas son una opción útil si las personas que participan son de tu absoluta confianza. El éxito o fracaso de una tanda depende de todos los participantes; si cumplen todo funcionará bien y cada uno recibirá el dinero que dieron al principio, en cambio, si alguno deja de pagar todos los demás tendrán problemas. Un grupo considerable de mexicanos confía en las tandas, como se mencionó al principio, y esto se debe en parte a que la gente logra ver resultados tanto a corto, mediano o largo plazo según la duración y monto de la tanda. 

Sin embargo, no descartes otras opciones de ahorro. Las instituciones financieras te ofrecen otras opciones de ahorro en las que tienes un respaldo legal y obtienes ganancias. Además de tandas considera las inversiones a plazo o las cuentas de ahorro, su oferta podría parecerte más atractiva. Incluso, puede servirte las tandas como una base para iniciar un ahorro en alguna institución financiera, o bien, una forma para incrementar tu ahorro periódicamente y verlo acrecentar de manera sólida.

Recuerda que el ahorro es una actividad que ayuda a la salud de tus finanzas, sea cual sea el método que elijas para hacerlo considera tus opciones y quédate con el que te de los mejores beneficios.

Santiago Miranda Tovar
author of the article


4 pensamientos sobre “Tandas de ahorro en México”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.