Terapia de pareja: Vale la pena cubrir este costo antes de enfrentar un divorcio

Terapia de pareja: Vale la pena cubrir este costo antes de enfrentar un divorcio

La psicoterapia no es un proceso para unir parejas, tampoco es para separarlas, es un proceso para darse cuenta de qué es lo que necesitas para ser mejor persona, que debes hacer para lograrlo y con quién quieres compartir tu vida.

La terapia surge del pensamiento de filósofos como Aristóteles y Platón que postulaban la necesidad de conocerse a sí mismo. Sócrates implementó un tipo de diálogo en el que había preguntas y se plantean problemas para favorecer el conocimiento consciente y explícito de sí mismo, aquí el terapeuta acompaña a descubrir el significado latente de los conflictos internos y transformarlos en conocimiento consciente y razonado. 

La tarea terapéutica es favorecer que se extraiga el conocimiento de sí mismo, pues todos poseemos una verdad propia, oculta y latente, que puede liberarse al encontrarse con el terapeuta.

La terapia es favorecida por un profesional con entrenamiento adecuado, hoy día puede ser cualquier profesional preparado en el área, con nivel de especialización, maestría o doctorado. La formación de psicólogo o médico no asegura ser terapeuta. 

El proceso comienza abordando aspectos psíquicos o físicos de problemas psicológicos, es el terapeuta quien favorece cambios palpables física y emocionalmente, que de bienestar individual y de pareja.

Existen diversos enfoques de psicoterapia e independientemente de esto, el objetivo es repercutir positivamente en la calidad de vida de quien solicita ayuda.

Ver las imágenes de origen

Desde mi experiencia como psicoterapeuta humanista con enfoque Gestalt, el trabajo de terapia de pareja ha aumentado mucho en los últimos años y representa el 60% de las terapias, y que es un encuentro entre dos seres humanos donde la intervención es básicamente verbal para reducir o eliminar problemas a través de modificar patrones de aprendizaje o conductas donde el individuo ha estado inmerso, siendo este quien tiene la tarea de darse cuenta a través de su autoexploración, en un margen de privacidad y estricta confidencialidad, lograr esto demanda del terapeuta un eclecticismo técnico. 

El trabajo terapéutico implica sesiones semanales de 60 minutos que tiene un costo de $500 cada una, su número varía según el nivel de compromiso, pudiendo resolverse en pocas sesiones o tardar mucho tiempo para la solución del conflicto, por lo general un proceso dura de 3 a 6 meses, lo que implica una inversión de $6,000 a $12,000 pesos mexicanos.

Sé como tú eres y permítete aprender para descubrir que ser feliz es posible, que es el camino no la meta

En el terreno de la terapia de pareja por disfunciones en la relación o vínculos afectivos, demanda el conocimiento de que en un acto humano hay participación del inconsciente según Freud, lo que hace que las relaciones humanas sean complejas y las de pareja no se escapan a esto, por eso, los vínculos relacionales y afectivos son un motivo importante del trabajo terapéutico ya que son fuente de satisfacción y también de una gran dosis de frustración que muchas veces fractura la relación de pareja.

De acuerdo con la visión de Álvarez-Gayou Jurgenson, todo individuo tiene una formación producto de su núcleo de origen que lo hace ser único e irrepetible, si a esto se agrega su ser hombre o ser mujer se dificulta más la formación de vínculos pues son mundos diferentes que se unen y además deben llevarse bien y ser felices por siempre. Nada más apartado de la realidad.

Por ello, en mi trabajo terapéutico para resignificar la realidad de la pareja, implica primero trabajar con los asuntos inconclusos que cada integrante tiene, que resignifique su realidad, pues nadie da lo que no tiene. 

Trabajo una primera sesión con la pareja a fin de darme cuenta de sus leyes de relación, quién domina, boicotea o manipula, percibir el rol que asume en la relación, entre otros aspectos. Luego, trabajamos individualmente para que cada uno descubra y encuentre su sabiduría, solucione lo que hay que solucionar y no depositar en el otro sus miedos, frustraciones, limitaciones, responsabilizarse de lo que hay que hacerlo aquí y ahora, luego trabajamos juntos la relación de pareja.

Cuando ya es entendido en la pareja que el amor no es la necesidad del otro al grado de creer no poder vivir sin este, cuando separa el amor de la codependencia y se asume la responsabilidad de que se está con el otro no por lo que otro da sino por lo que se es capaz de darle por decisión propia se comienza a crecer.

La meta en terapia es el autoconocimiento, si experimentas en ti mismo percibes el mundo más con los sentidos y menos con el intelecto

La mujer se ha ubicado en la postura de ser amada y el hombre de amar y estas posiciones dificultan la relación en parejas heterosexuales, convirtiéndose uno de ellos en objeto de amor o de deseo.

Ver las imágenes de origen

Hay una pregunta frecuente ¿Cuándo acudir a terapia? La respuesta es simple, cuando sientes que la necesitas para ser feliz solo y luego en pareja, cuando sientes que no amas al otro responsablemente, aunque hay otros momentos donde la pareja acude al terapeuta: celos, infidelidad, peleas, separaciones, problemas con los hijos o bien en una crisis donde aparece el deseo de divorcio, y en relación a este, en México según el INEGI de 100 matrimonios 31.7 se divorcian, cifra que ha aumentado al 57% en 2019 y en los últimos 10 años la tasa es de 62.5% es decir 1,915,155 divorcios. 

Algo importante de mencionar, la terapia no es para evitar o favorecer el divorcio, la terapia es un proceso de autoconocimiento, de resignificación de la realidad, un encuentro consigo mismo que hace tomar decisiones con claridad; probablemente la pareja que llega a un proceso de acompañamiento terapéutico con el deseo de divorciarse termine más unida que nunca, como también aquellos que creían solucionar sus conflicto aquí y estar juntos se den cuenta que seguir unidos es la mayor equivocación de su vida.

Tabla comparativa, psicoterapia VS divorcio, su costo varía según sea el bufete jurídico que lleve el caso:

Psicoterapia 24 sesiones máximoDivorcio de común acuerdoDivorcio con inconformidad de una de las partes.
$12,000$20,000 a $30,000$50,000 a más

La psicoterapia no une ni separa parejas, favorece tomar decisiones responsable y asertivamente, priorizarse antes que el otro y si lo deciden, continuar o finalizar su caminar mejor que cuando lo iniciaron.  

Hugo Morales
author of the article



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.