Tour Gastronómico boliviano

Tour Gastronómico boliviano

Como en cualquier país, muchas veces la comida define el ritmo y nivel de vida, en este caso, la comida para el boliviano, es una visión del mundo, mucho más en la zona de los valles bolivianos.

Ciudades como Cochabamba son las que te enseñan que el” K’ochala” no come para vivir, VIVE PARA COMER.

El mayor orgullo y la manera de expresar amor del boliviano es definitivamente a través de la comida, más cuando estás en el mercadito se compra algo y la que vende, llamada comúnmente “caserita” te da tu plato de comida “y’apadito”, es decir cuando te sirven de demás, pero porque es la manera de que la caserita te expresa su cariño y agradecimiento al comprador es la “Y’apa”.

Bolivia se divide topográficamente en 3 zonas o regiones, pero de la misma manera pasa con la comida, se tiene la comida de la zona andina, de los valles y de los llanos, cada una con sus peculiaridades, costumbres y sazones distintos, pero al final del día todas representando a las personas de cada zona.

La capital gastronómica de Bolivia es Cochabamba, es decir la “Llajta”, apodo proveniente del quechua, el cual significa hospitalidad del poblado más grande, este valle es conocido por ser la ciudad donde más se come en todo el país, tanto por las cantidades servidas como el número de veces que las personas comen al día, en este sentido se tiene un restaurante que forma parte de la historia de este valle, que en los años setenta fue el lugar donde se creó uno de los platos emblema de la ciudad, el gran “Pique Macho”, el restaurante “Quinta Miraflores”, es uno de los lugares más reconocidos de la ciudad, ya que las personas se reúnen para el platito de media mañana, el almuerzo, el platito de media tarde o la cena.

Este gran restaurante no solo alberga platos como el Pique Macho sino también, sirve muchos otros platos tradicionales como el silpancho, chicharrón, falso conejo y el p’ampaku, pero este plato en específico que nació ahí, se caracteriza por su sencillez, en esencia se trata de un plato en el cual se tiene picado carne cocida, chorizo, papa frita, huevo cocido, tomate, cebolla y locoto, servido en un plato todo en conjunto. Los platos suelen tener precios entre 40 y 80 Bs (6 y 11.5 USD). Cabe recalcar que normalmente se maneja el término de “medio plato” y “plato k’ochala” ya que normalmente de un plato puede comer 2 comensales.

Prosiguiendo la zona de los valles se tiene a la capital de Bolivia, la ciudad de Sucre, aquí la especialidad se sirve en un restaurante “7 Lunares”, la especialidad es el chorizo criollo en todas sus formas, ya sea en sándwich, o chorizo con ensalada y mote. Este plato es una tradición desde el año 1870, tiene un precio de entre 10 a 20 Bs (1 y 3 USD)

Pasando por la zona andina, la ciudad sede del gobierno es La Paz, se tiene un restaurante de renombre internacional, el cual combina de manera armoniosa lo gourmet con lo tradicional, es decir, la elaboración de cada plato se realiza a partir de ingredientes disponibles exclusivos de la zona, es por eso que en este restaurante se tiene platos con base a choclo o también conocido como elote, ají, paiche, papa, cordero, quinua, chuño, entre otros, siendo que este sofisticado restaurante ofrece entrada, plato principal y postre con un precio de 140 Bs (20 USD) en total, o el “Menú Bolivia”, el cual consiste en 8 platos a elección elegidos por el chef, con un precio de 375 Bs (54 USD)

La gastronomía boliviana es diferente, pero todo es un deleite al paladar sea cual sea la zona que visites.

Llegamos a la zona de los llanos, la región “camba”, esta cálida región se caracteriza, por elaborar deliciosos platillos con base de yuca, queso y plátano, todos aquellos ingredientes que restaurantes de Santa Cruz de la Sierra como “La casa del Camba” congrega en un mismo lugar, como el locro de gallina, majao de charque, keperí, entre otros, los platos más consumidos por tradición. Platos con precios entre 30 y 70 Bs (4.5 y 10 US).

Sin embargo, como esta se trata de la región más desarrollada y el motor económico del país, también se encuentran los restaurantes más lujosos de Bolivia, ambos son parte del hotel más ostentoso de la región, “Los Tajibos”, un magnífico hotel de 5 estrellas. 

Los restaurantes más exóticos y lujosos del país son “El Jardín de Asia”, el cual intenta incorporar de manera armoniosa la cultura guarania de la etnia Chiriguaná con las delicias culinarias asiáticas, permitiendo así una unión entre culturas exquisitas, ofreciendo platos con base a productos bolivianos como “viva Santa Cruz” o “Elegancia Incandescente” los cuales utilizan yuca, achachairu y soya, dichos platos con un precio aproximado entre 150 y 190 Bs (21.5 y 27 USD).

Por otro lado, se tiene al restaurante “Piegari”, que combina la cocina italiana con la carne argentina y boliviana, en este sentido no solo se centra en la pasta sino también en la variedad de cortes de carne, de esta manera puede ofrecer platos como fetuccini con langostinos o carnes como bife de chorizo o punta de S, los mismos con precios entre 140 y 200 Bs (20 y 29 USD).

Bolivia es un país en el cual se puede disfrutar una comida desde un precio muy accesible hasta lo más extravagante, sin embargo, es el sentido de unión lo que hace darle la importancia a la comida y a la hora de la misma, dentro a la cultura boliviana de cada región. 

María Laura Torrico
author of the article


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.