Un abogado en Ecuador: El reto de la planificación económica

La planificación económica de un abogado dependerá, en gran medida, de su puesto y el flujo de clientes con el que cuente. 

Hace pocos días en la oficina en la que trabajo, discutía con unos colegas sobre cómo los abogados cotizamos nuestros servicios y las expectativas económicas que tenemos de la profesión que llevamos. A pesar de tener visiones distintas todos coincidimos en la importancia que tiene llevar a cabo una adecuada planificación económica, que concuerde con nuestros ingresos y gastos.

En el Ecuador, ejercer como abogado ofrece variantes a la hora de trabajar y reportar ingresos. Si trabajas para una institución pública, tu salario se verá sujeto al rango de remuneraciones que dicha entidad te reconozca. Si trabajas en el ámbito privado, tus ingresos dependen del salario que reconozca tu empleador o al que tú, propiamente, puedas fijarte en base a la cartera de clientes que manejes en el libre ejercicio. 

Para efectos prácticos es importante hablar de realidades. En Ecuador, el salario básico unificado mensual para el año 2020 se estableció en USD. 400. Esto representaba un aumento de USD. 6 en los USD. 394 que se tenía como base para el año 2019, sin embargo, debido a los indicadores económicos que se proyectan negativos, el salario básico se mantendrá en esta cantidad para el año 2021.

Así también, la canasta básica familiar, que cubriría las necesidades mensuales de una familia de cuatro integrantes, tiene un costo USD. 716.14. En enero de 2020, el Instituto Nacional de Estadística y Censos estimaba que el ingreso mensual familiar tipo es de USD. 746.67, lo que alcanza ajustadamente para cubrir los costos de una canasta de las ya mencionadas.

Los números que doy pueden asustar debido a que, si tienes una familia de cuatro integrantes, harían falta al menos dos salarios básicos para cubrir las necesidades primordiales. Es para mí una ventaja ser abogado, manejar y cobrar por los diferentes casos que atiendo en el marco del libre ejercicio de la profesión.

Ya sea un juicio, un procedimiento administrativo o una asesoría, siendo abogado en libre ejercicio cobro honorarios independientes por cada uno de estos. De ahí es importante decir que otro gran desafío que tenemos los abogados es el famoso pricing, es decir, poner precio a nuestros servicios de manera adecuada y justa. Este tema queda para una conversación futura.

Toda profesión requiere de esfuerzo y dedicación para lograr una realización plena como profesionista y como persona

Ahora bien, cobrar por casos diferentes, en momentos diferentes, torna dinámico el ingreso de honorarios. En un mes, como abogado, atendiendo tres casos podría recibir pagos desde los USD. 1200. Los valores finales dependen de la complejidad del caso; hay casos que suelen demorar semanas, otros meses y hasta años. Tomar en cuenta que este ingreso se incrementa si, además, se reporta un salario en alguna oficina que cuente con mis servicios de manera regular.

Por otro lado, mis gastos como abogado también suelen ser dinámicos y dependen de mis necesidades individuales. Hay profesionales que deberán preocuparse de una familia, una vivienda amplia y gastos extracurriculares. Hay otros que solo deben fijarse en vivienda, servicios básicos y compras en el supermercado. En fin, los gastos son diversos, pero también dependen de los lugares en los que se viva. Las ciudades más grandes representan ingresos más competitivos, pero también gastos mucho más fuertes de asumir. 

Teniendo un ingreso muy variable, mis gastos aproximados en Guayaquil, Ecuador son: por agua USD. 10, luz USD. 40, comida USD.150 , renta USD.350, ocio y entretenimiento entre USD. 80 y USD.150 y que me son posible solventar adecuadamente.

El abogado sin lugar a dudas también está en capacidad de ahorrar. Se ahorra generalmente para proyectos relacionados a la profesión, estudios superiores o compra de bienes. Un abogado promedio, sin carga familiar, podría llegar a ahorrar entre USD. 200 y 600 mensuales. 

Para finalizar, la profesión del abogado en mi país sigue siendo representativa y gozando de buen margen de rentabilidad. No por nada, en el año 2020, según datos que arroja la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación, la carrera de derecho fue la cuarta en el país con mayor número de postulantes en las instituciones superiores públicas. 

Sebastian Mendoza Zambrano
author of the article


Suscríbase al blog

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas publicaciones en este blog.

 
Clasificación
( 4 assessment, average 4.25 from 5 )
Loading...
arumjournal.com
Suscríbase al blog

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas publicaciones en este blog.