Una historia extraordinaria de una señora de limpieza

El esfuerzo y la dedicación, piezas clave para alcanzar sueños en la vida.

Es muy frecuente que en las casas de familias mexicanas de clase media y alta exista una persona que ayude a las labores domésticas, y se contrata este tipo de empleada generalmente porque ambos padres suelen trabajar y no tienen tiempo para realizar las actividades que implica el quehacer doméstico. Es por esto, que, para conocer un poco más de estas personas, en esta ocasión, entrevisté a Liliana de 33 años, quien se dedica a la labor doméstica desde hace ya un tiempo, a fin de adentrarse más en la vida de ella y aunque no es posible generalizar podemos aproximarnos a conocer algo acerca de las expectativas de vida y la visión de este sector de la población.  Aqui les compartimos la entrevista con Liliana: 

Cuéntame algo de ti. ¿Cómo son tus raíces?

Soy originaria de un pequeño pueblo llamado Cárdenas, Tabasco, mi familia estuvo fracturada desde la separación de mis padres cuando yo apenas tenía unos 4 meses de edad, nunca conviví con mi padre y por lo mismo nunca tuve su cariño ni su apoyo económico. Nosotros somos 6 hermanos de la misma mamá, pero con 3 padres diferentes, a pesar de ello, todos nos llevamos muy bien, convivimos y nos queremos mucho.

¿Cuáles son tus estudios y lo que hiciste para lograrlo? 

Recuerdo que mi mamá intentó llevarme varias veces al preescolar cuando tenía 3 años, pero era muy llorona, así que pensó que no estaba lista para dejarme “sola” en la escuela, y fue que decidió que hasta los 6 años me llevaría a la primaria, en esa época y en mi comunidad para entrar a la primaria no era necesario haber cursado antes el preescolar. Así que de los 6 a los 12 años hice la primaria. Cuando terminé la educación primaria, teníamos una situación económica bastante difícil, y esto hizo que ya no pudiera seguir estudiando, por lo que inicie un trabajo cuando apenas tenía 13 años y fue atendiendo una zapatería que se encontraba dentro del mercado de la comunidad, en donde duré trabajando hasta mis 15 años, esto fue porque conocí a un policía de transito que en aquel momento tenía 19 años, me enamoré y me fui a vivir con él. Me dediqué 10 años a trabajar en la casa, y en ese transcurso fui madre dos veces, una a los 17 años y otra a los 19. Posterior a esto, llegué a mis 25 años en donde decido volver a tomar mis estudios, en ese entonces supe de un Instituto de estudios para adultos, en donde podría terminar mi secundaria en 2 años, estudiando unas 3 horas por la tarde, esto fue muy difícil para mi porque mis hijos aún estaban pequeños y a veces tenía que llevarlos conmigo a la escuela o se quedaban con su papá o su abuela. Después con mucho esfuerzo inicié la preparatoria del mismo modo, estudiando por las tardes para no descuidar a mis hijos y la familia. 

A mis 28 años, mi mamá se enferma muy gravemente de cáncer, y por este motivo empieza mi búsqueda de trabajo, pues era la única alternativa que tenía para apoyar económicamente en el tratamiento que mi mamá necesitaba, y así no dejar tanto tiempo solos a mis hijos y mi esposo. Realmente he trabajado hasta ahora en 3 casas diferentes, pienso que trabajar es una manera de superarse y me da la oportunidad de alcanzar algunos deseos que tengo. La verdad no me puedo quejar, porque en mis trabajos he durado bastante tiempo, y he recibido mucho apoyo, y este trabajo me da la oportunidad de no descuidar a mis hijos, ir por ellos a la escuela y estar al tanto de sus tareas. 

¿Quieres seguir estudiando?

A mí me encantaría poder seguir estudiando porque es una forma de superación personal, aunque siento que para mí es muy difícil por los gastos, pero aún así quisiera ser una licenciada en trabajo social, y poder trabajar en el hospital porque quiero enseñarles a mis hijos que no importan los problemas que tengamos en la vida, ni que tan humildes seamos, siempre si tenemos las ganas podemos salir adelante. Por ello, es por lo que sigo trabajando para poder pagarme una carrera profesional y así ofrecer a mis hijos algo que a mí no me tocó vivir y enseñarles que también nosotros que somos gente pobre podemos algún día alcanzar nuestros sueños.

¿Qué religión tienes? ¿Pagas algún diezmo?

Mi religión es la cristiana evangélica, pero en realidad mi religión la llevo en mi corazón. No pago diezmos, no me obligan y eso se da si te nace. 

Cuéntame más de ti, ¿Eres casada? ¿Cuántos hijos tienes? ¿A qué se dedica tu esposo y que hacen tus hijos?

Sí, estoy casada por lo civil y por la iglesia, nos casamos después de 5 años de estar juntos, incluso ya con mis 2 hijos. 

En cualquier matrimonio hay discusiones y he tenido problemas grandes, un tiempo nos separamos porque me enteré de que él tiene otra familia, pero lo perdoné porque no quise que mis hijos vivieran una infancia como la mía, sin su papá. Actualmente no estamos juntos al 100%, pero lo acepto por mis hijos.  Tengo 2 hijos, el mayor tiene 15 años y mi hija más pequeña tiene 13 años, el primero estudia en la prepa y la segunda en secundaria.

Mi esposo es custodio, que son los policías que cuidan a los presos, pero el vive en otra ciudad y nos vemos cada 15 días, o cuando el viene. 

¿Desde hace cuánto tiempo te dedicas a la labor de la casa? ¿Cuáles son tus actividades en tu trabajo? ¿Cómo te sientes trabajando en la casa y cómo te tratan? ¿Tienes alguna prestación de ley?

Yo inicié a trabajar en la labor de casa desde que cumplí mis 28 años, o sea desde hace 5 años. Las actividades que tengo en las casas donde he trabajo es sacudir, barrer, trapear, planchar, lavar, realizar el aseo general de la casa. Gracias a Dios siempre me han tratado muy bien, he conocido a muy buenas personas que me apoyan y de las cuales yo aprendo mucho. Sin embargo, no tengo ninguna prestación de ley que me proteja, incluso cuando falto por enfermedad no me pagan ese día. 

¿Cuánto ganas mensualmente? ¿Tienes otros ingresos? ¿Cuáles son tus gastos? 

Mensualmente gano $3,600 en la labor doméstica del hogar con un horario de 9:00 a.m. – 2:00 p.m. es decir, $150 al día y $30 la hora de trabajo.  Sin embargo, esto no es suficiente para mantener mi hogar, mi esposo gana mensualmente $10,000 pero me da solamente $3,000 mensuales para todo lo que se necesite de la comida y otros gastos. Es poco ese dinero para una familia, pero ahí lo voy distribuyendo para que me alcance y salir adelante. 

Gastos

 SEMANALMENSUAL
Transporte$100$400
Comida$700$2,800
Luz$31.25$125
Agua$55$220
Ges$19$76
Total$905.25$3,621

Existen gastos extras como, los de la escuela: útiles y uniformes. $5,000 aproximadamente al iniciar un ciclo escolar. También me apoyo cuando en la casa donde trabajo me regalan algunas ropas o zapatos usados que pueden servirle a mis hijos o a mí y con eso pues ya no tengo que comprarles cosas nuevas a mis hijos.

¿Tienes la oportunidad de ahorrar? ¿Cuánto?

Si tengo la oportunidad de ahorrar, aunque poco, pero si lo hago, porque logro administrarme con lo que me da mi esposo y con lo que gano, le pido a mi jefa que me guarde $500 pesos semanales, con este ahorro mi objetivo primordial es pagar el certificado de la preparatoria que aún me hace falta, y posterior a ello seguir invirtiendo en mi casa. Pero me ocurre algunas veces que ya tengo ahorrado algo de dinero y se presentan situaciones difíciles y pues tengo que tomar de lo ahorrado para solventar estos problemas y entonces disminuye mi ahorro y tardo mucho más en reunir lo necesario para poder cubrir mis objetivos. 

¿Tienes casa propia? ¿Cuánto tiempo te tomó hacerla? ¿Cómo fue el proceso?

Si, tenemos casa propia, porque cuando me fui a vivir con mi esposo, él ya tenía el terreno de la familia, y había ahí en construcción una casa de madera, donde vivían su mamá y sus hermanos y llegué yo.

Después de 7 años empezamos a ahorrar para poder construir la casa de material, íbamos ahorrando de $500 a $1000 y cuando logramos tener $20,000 iniciamos la compra de material y contratamos a un albañil para iniciar la primera parte. Aún no terminamos la construcción, pero cada vez que tenemos unos $2,000 pesos lo invertimos lo hacemos para seguir construyendo los cuartos de mis hijos. Se que, si seguimos así, algún día tendremos la casa para vivir cómodamente todos.  

¿Cómo consideras que es tu calidad de vida? 

Siento que mi calidad de vida es buena porque he luchado mucho, a pesar de tener problemas sigo adelante para no quedarme. Siempre tengo que comer, tengo donde vivir con algunas comodidades como la luz y el agua, aunque no me compro ropa tan seguido tenemos lo necesario. 

¿Cuál es tu visión en la vida? 

Creo que, a pesar de ser humilde, se puede lograr muchas cosas buenas en la vida trabajando, quisiera enseñarles a mis hijos a que se superen y que tengan la mentalidad de esfuerzo y que puedan llegar a tener a hacer una carrera, animar a mis hijos a que sean profesionistas, es de las cosas más importantes para mí. La vida para mí es importante vivirla feliz, contenta, que en las tristezas encuentres un poco de alegría y no derrotarse fácilmente a pesar de la situación de vida que se vive diariamente. 

Para finalizar, se tiene la idea un tanto generalizada de que las empleadas domésticas son personas analfabetas, provenientes de comunidades rurales, a veces monolingües y con otras limitantes que les hace no evolucionar, sin embargo, no siempre es así porque hay gente que utiliza este tipo de actividad para lograr su desarrollo personal y familiar de una manera digna y lícita.

Sin embargo, podemos reflexionar también en el sentido de que a este tipo de población le cuesta el doble o triple de tiempo y esfuerzo lograr sus objetivos para completar su proyecto de vida y en muchas ocasiones desgraciadamente no lo consiguen debido a factores que ocurren de un momento a otro los cuales impiden la realización de sus objetivos, aunado muchas veces al egoísmo de los patrones que les bloquean su crecimiento con la intención de que sigan teniendo por mucho tiempo más mano de obra barata y sin prestaciones de ley, actuar por demás injusto para este sector que lucha por crecer y salir adelante día a día. 


Cinthia Morales



Suscríbase al blog

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas publicaciones en este blog.

 
Clasificación
( 14 assessment, average 5 from 5 )
Loading...
arumjournal.com
Suscríbase al blog

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas publicaciones en este blog.