Vida de un arquitecto en Venezuela en tiempos actuales

Vida de un arquitecto en Venezuela en tiempos actuales

La arquitectura es una rama de la ciencia que permite un desarrollo profesional y económico aún en tiempos de crisis.

En Venezuela, el ejercicio de la arquitectura puede llegar a ser una profesión muy bien remunerada, a pesar de no ser una profesión totalmente valorada en el campo de la construcción y el urbanismo, ya que personas tales como ingenieros, constructores, albañiles y amas de casa están seguras de que pueden hacer lo mismo que un arquitecto: organizar los “sitios” donde vivimos,  trabajamos y compramos; sin embargo, independientemente de esto último, la profesión de arquitecto en mi país puede resultar tan exitosa y rentable, como lo llegan a ser otras profesiones del área de la ingeniería.

En este país, el ejercicio de la profesión de arquitecto se aplica a la realización y manejo de proyectos arquitectónicos, dirección y ejecución de obras de construcción y en el campo del diseño industrial; de manera que nuestro campo de acción es muy amplio.

Actualmente en Venezuela estamos viviendo la mayor crisis económica de nuestra historia. Hasta el mes de marzo de 2021 la hiperinflación existente sigue ocasionando inmensos y graves problemas. La inflación interanual entre enero de 2020 a enero de 2021, fue del 3,478 %, según el Observatorio Venezolano de Finanzas “OVF”, instancia creada por la oposición del país.

La OVF también calculó que el precio de la canasta alimentaria básica en enero se ubicó en 423 millones de bolívares, lo que, siempre según sus cálculos, equivale a 251.2 dólares.

“Se requerían 285.45 salarios mínimos para poder adquirir la canasta alimentaria, referida a una familia de cinco miembros, mientras el salario mínimo es de 0.88 dólares mensuales”, tal como indica la OVF.                   

En Venezuela un arquitecto puede ejercer en varios campos profesionales: libre ejercicio de la profesión, sector privado o público y el docente; siendo los mejor remunerados el libre ejercicio de la profesión y el sector privado. En el sector público los sueldos se mantienen muy bajos, en relación a la canasta alimentaria, y en la mayoría de los casos no se llega a cubrir ni un 10 % de la misma y en el educativo los profesionales ejercen únicamente por vocación, por la misma razón.

Tener una profesión y desarrollarse en ella favorece a sortear las crisis económicas y salir adelante con más facilidad

 Los ingresos por ejercicio del libre de la profesión, que es mi caso en particular, suelen ser variables, dependerán de la cantidad de proyectos y obras de construcción que se estén llevando. La utilidad económica generada por el concepto de honorarios profesionales por la elaboración de un proyecto u obra de construcción viene otorgada de acuerdo a los anticipos otorgados por los clientes al iniciar los trabajos y posteriores presentaciones de informes donde consten avances y entregas de etapas de trabajos ya concluidos. 

Debo resaltar el hecho de que en estos tiempos de pandemia el volumen de trabajo ha disminuido considerablemente; sin embargo, manejando algunos proyectos arquitectónicos y medianas y pequeñas obras de remodelación de residencias, así como diseño y construcción de mobiliario, mensualmente un arquitecto promedio, como yo, puede generar ingresos monetarios entre USD 1,000 y USD 1,900  con lo cual logra cubrir la canasta básica alimentaria, alimentación, transporte, servicios básicos, recreación y adquisición de bienes que pueden llegar a sumar aproximadamente la cantidad de USD 800. Con organización y administrando adecuadamente estos recursos económicos puedo invertir en cursos y actualizaciones profesionales y destinar un porcentaje para ahorrar en previsión de cualquier imprevisto.

En mi caso en particular, considerando que mi vivienda es propia, muestro en esta tabla cifras referenciales a mis gastos promedio mensuales:

 GastosUSD
1Alimentación300
2Transporte120
3Condominio25
4Adquisición de bienes150
5Servicio electricidad20
6Servicio de internet y telefonía25
7Entretenimiento150
8Imprevistos150
 Total940

Yo realizo actividades extras para poder generar mayores ingresos económicos, es que además de arquitecto soy también fotógrafo profesional, y me contratan para la elaboración de portafolios de modelos profesionales, retratos y eventos sociales. A pesar de la crisis económica y sanitaria continúa la planificación de eventos sociales y se sigue moviendo la industria del espectáculo y publicidad en este país. 

Pienso que de las crisis surgen las mejores oportunidades para crecer, entrenarme y aprender a manejar los recursos disponibles, tanto los intelectuales como los materiales, con el fin de aplicarlos en este proceso de sortear dificultades y mantenerme en actividad con éxito y que pueda ser conducido al encuentro con tiempos mejores en el futuro, tal como hacemos la inmensa mayoría de los venezolanos que vivimos en nuestro país: reinventándonos constantemente y de esa manera tener la capacidad de asumir y superar los nuevos retos que constantemente hacen aparición en nuestros caminos.

Nicolás Quiñones Pons
author of the article


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.