Vida vegetariana: ¿cuánto cuesta y si es tan difícil?

Vida vegetariana: ¿cuánto cuesta y si es tan difícil?

Existen muchos mitos sobre ser vegetariano, sobre todo aquí en México pensamos que es sinónimo de malnutrición, comida cara y orgánica cuando en realidad es todo lo contrario. La dieta vegetariana se basa en no comer animales, de ningún tipo, los productos más caros de comprar. Por el contrario, los veganos no pueden consumir animales ni sus derivados, los vegetarianos podemos disfrutar de las quesadillas (con queso) y de las nieves, los veganos no. 

Mi vida vegetariana comenzó hace poco más de 5 años, con un viaje a la India donde, estereotípicamente, «me encontré a mí misma», después de vivir en un país donde más de la mitad de la población no come carne. La vida me llevó después a la Ciudad de México, a la boca del lobo, y a pesar de que varios de sus platillos son vegetarianos como los tlacoyos, las enchiladas y elotes en vaso (o esquites), es casi impensable ser vegetariano, sobre todo por los tacos al pastor. 

Mantener mi vegetarianismo no fue nada fácil comparado con India, ahí tenía apoyo económico y comidas vegetarianas fáciles de adquirir, en la CDMX tenía responsabilidades escolares, trabajo, gastos y encima de todo eso debía comprar y cocinar mi comida, sonaba imposible. No está de más decir que los primeros meses con un presupuesto de $1,500 semanales para comida y diversión, mis mejores amigos fueron Rappi y UberEats, dueños de la mitad de mi presupuesto, llegó a tal punto mi necesidad que cuando ordenaba el Sub vegetariano de 15 cm, me mandaban el de 30, creo que se apiadaron de mí. 

El Nivel 1 de vegetarianismo no fue muy “friendly” con mi presupuesto que había bajado $300 semanales, es decir; $1,200 menos al mes, por lo anterior decidí alejarme de las apps y comencé a actuar como adulta, ir al mercado y cocinar mi propia comida. Mis compras consistían en verduras y frutas enlatadas o empaquetadas, nunca me llamó la atención comprar tofu o chorizo vegano porque se salían de mi presupuesto y le quita lo natural a lo vegetariano, nadie sabe cuántos conservadores y químicos se necesiten para crear esos alimentos. 

En total, solo contando comidas y algún antojo como papitas o cerveza, me gastaba alrededor de $600, lo cual se había convertido en la mitad de mi semana. Los que vivimos en la metrópoli, sabemos que divertirnos con $600 es casi impensable, pero no imposible. Nadie me advirtió en que dejar la comida sin usar en el refrigerador o esquinada en la alacena hace que esta pierda calidad. Para dominar este nivel 2 sin tener comida echada a perder, tomó varios meses en realidad, pero es posible, incluso cómodo, sin embargo, aún no sentía que mi comida era un descanso de todo el estrés, mi comida no me sabía fresca a pesar del precio, me sabía a encerrado. 

Es entonces cuando alcancé el Nivel 3, el Nirvana vegetariano. “La Comer” y sus competencias, se volvieron obsoletas una vez que descubrí los mercados, porque simplemente los garbanzos enlatados de $35 de 250 gr no se comparan con el kilo de garbanzo a $50 en el mercado, donde aparte podía desayunar tlacoyos antes de mis compras semanales. 

Los mercados tradicionales, una mejor opción para adquirir alimentos frescos, y a mejor precio

Puede que “La Comer” no cuente con deliciosos desayunos y aguas frescas, pero cuenta con muchas otras cosas, como yogurt, queso panela y alimentos aptos para vegetarianos, el hecho de que mi presupuesto después de las compras semanales quedara en $900 u $850, solo gastando $350 aproximadamente para comer por una semana dos comidas al día y una colación. El supermercado quedó obsoleto en variedad, cantidad, calidad y precio, aparte de apoyar a pequeñas economías familiares y no a cadenas nacionales que, en realidad, no nos necesitan tanto. 

Precios aproximados

La ComerMercado
Garbanzos (1 kg)$70$50 
3 Manzanas$37$30
Zanahorias (½ kg)$7$5
Aguacate (3)$49$35
Arroz (1kg)$45$30
Sandía $72.80$50
2 Cebollas$41$15
Tomate (1 kg)$32.89$20
Chile (½  kg) $24.25$15
Plátanos $16.30$8
Avena (1kg)$44.80$20
Brocoli$24.25$15
Leche $24
Huevos$23.50$10
Tortillas$12.20$10
Lentejas (½ kg)$29.60 $20
Perejil$7.50$4
Total$498.48$337

La dieta vegetariana puede sonar retadora al principio, pero con el paso del tiempo se encuentra con lugares más cercanos y baratos, restaurantes favoritos, platillos favoritos, la hamburguesa vegetariana de Carl’s o la pizza veggie de Domino’s. Paulatinamente, me convertí en una local y manejé mi tiempo como tal, incluso el puesto de tacos más cercano a mi departamento me ofrece tacos de piña para la «güerita que no come carne». Personalmente, me fue más difícil adaptarme a la ciudad que a la dieta, pero entre más comprendo una me es más fácil la otra. 

Desde entonces, no he mirado atrás, incluso compro mi comida por colores y temporadas, como lo más natural posible sin poder separarme de las papas y la cerveza, y ahora tengo tiempo para cocinar mi comida de la semana. La comida es una inversión a corto y a largo plazo, no es un gasto, mi decisión de ser vegetariana fue para vivir un estilo de vida más natural. La comida y la salud no solo son una inversión de dinero, sino también de tiempo y para tener un estilo de vida más saludable en realidad cuesta más tiempo que dinero, porque el mercado a pesar de ser más barato y rico en variedad no tiene servicio a domicilio. Todo depende del estilo de vida que se quiera llevar, al final, los tacos de piña no saben tan mal.

Pao Berdeja
author of the article


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.