¿Vivir de YouTube es factible?

¿Vivir de YouTube es factible?

Convertirse en un youtuber reconocido no es un camino fácil. Aquí se explica, cómo nació el negocio y cuánto es posible ganar a mediano o largo plazo

Mi historia con YouTube comenzó en el 2013 cuando cursaba la Maestría en Tecnología Educativa. Al querer implementar mis conocimientos comencé a impartir algunas clases virtuales de microbiología a mis estudiantes de medicina. Empecé a usar YouTube como una plataforma de almacenaje que me permitía compartir las clases con mi alumnado.

Durante los años 2013 al 2020 subí 18 vídeos, sin embargo, ignoraba lo que era ser youtuber y las potencialidades que ofrecía la plataforma.

A raíz de la pandemia tuve que retomar las clases virtuales en la Universidad, y en marzo del 2021, subí 6 vídeos nuevos para mi nueva cohorte. Para mi suerte uno de mis estudiantes es experto en marketing digital, y un día me preguntó si yo tenía el canal monetizado, y le dije que no.

Gracias a él, entendí el gran potencial que yo tenía allí, cuando revisé mi canal, ya había cumplido los requisitos que pide YouTube para monetizar. Hace 2 meses moneticé el canal y he publicado 8 vídeos nuevos, y a la fecha he acumulado USD 6. No es mucho, pero ya comencé a generar y eso es lo importante, por eso ahora decidí tomarlo en serio, mientras continúo con mis actividades como docente/investigadora y freelancer. Y aunque es un mundo fascinante que recién emprendo, quiero compartir lo que he aprendido sobre este negocio con ustedes. 

YouTube nació en el año 2005.  Fue creado por 3 jóvenes emprendedores, pero en menos de 1 año Google ofreció 1,650 millones de dólares a sus creadores para quedarse con la plataforma, venta que se concretó rápidamente.

YouTube en poco tiempo logró alcanzar una gran popularidad, tanto que desde el 2018 es el segundo sitio web más visitado en internet, justo después de Google, “su propietario”.

Se estima que YouTube obtiene un promedio de USD 15 mil millones anuales, gracias a los anuncios promocionales publicados en los contenidos de los creadores de vídeos.

Para el 2010, las políticas de YouTube lograron atraer a muchos más creadores de contenido, los llamados hoy día youtubers, quienes comenzaron a ganar el 55% de la publicidad mostrada en sus vídeos, convirtiéndose no solo en una plataforma para entretener, sino además en una fuente generadora de ingresos. 

En la actualidad, se ha incrementado el número de youtubers, por lo que la competencia es mucho mayor; tanto que obligó a YouTube a cambiar las políticas, necesitando ahora 1000 suscriptores y 4000 horas de visualización en un año para poder entrar al Programa para socios de YouTube, siendo más cuesta arriba, pero no imposible.

Si se toma en cuenta que YouTube es una plataforma que tiene más de 200 millones de usuario entre 11 y 75 años de edad, distribuidos en todo el globo terráqueo, que disfrutan de 100 millones de horas de vídeo cada día y que además su interfaz está disponible en 80 idiomas diferentes, es razonable pensar que cada creador puede encontrar el nicho perfecto para captar sus propios seguidores.

Si de YouTube quieres vivir, tu creatividad y constancia tienes que explotar

Pero, la pregunta más esperada… ¿Es posible vivir de YouTube?

La respuesta es sí. Todo dependerá del esfuerzo, dedicación y constancia, buscando tener un estilo único, en un tema que se domine y que atraiga a millones de seguidores.

El éxito es impredecible, pues, así como muchos youtuber han llegado a la cima en poco tiempo, a otros les han costado años de trabajo. Podrías intentar crecer más rápido, a través de tutoriales o con herramientas orientativas como VidIQ.

Para dar una idea de cuánto se puede ganar como youtuber, y en cuánto tiempo se podría alcanzar una ganancia aceptable, voy a enseñar unas estadísticas de diversos canales de YouTube según la página Social Blade.

Esta página clasifica los canales con letras, que van desde A++, a la D-, siendo A++ la cima y D- los que recién inician, destaca además, parámetros específicos mencionados en la siguiente tabla, permitiéndole calcular un rango estimado de las ganancias mensuales y anuales en dólares, basados en los CPM o importe por mil reproducciones, siendo este valor diferente según el anunciante y el  país donde se visualice, esto hace que los rangos sean muy amplios.

Nivel de Canal N° de SuscriptoresN° de vídeos subidosGanancia mensual estimada en USD$Ganancia anual estimada en USD$Año decreación del canal
A++181 M15.315846,5K-13,5M10,2 M-13,5 M2006
A+42 M989168,6K–2,7 M2 M – 32,4 M2011
A36,1 M100231,3K – 500,5 K375,4K – 6M2012
A –43,5 M181221,9K – 350,7K263K – 4,2 M2013
B+42,5 M1364,3K – 69,2K51,9 K – 830,5K2011
B64,3 K762352 – 5,6 K4,2 K – 67,6 K2018
B-178 K17529 – 462347 – 5,5 K2017
C+3,18 K302 – 2720 – 3192013
C3,06 K400,07 – 10,80 – 132013
C-3,03K40,00 – 0,010,01 – 0,142017
D+114M0002013
D-88,8 M0002013
D135 M0002015
K: Mil, M: Millones

Tal como se muestra en la tabla puede ser poco o muy productivo, todo depende de cuatro aspectos: la originalidad del contenido, la calidad de la imagen, la nitidez del sonido y la constancia. 

El país es otro factor importante para determinar si se puede o no vivir de YouTube. Por ejemplo: un canal tipo B que gane USD 400 mensuales en EE.UU. es una paga insuficiente, pero si se está en Venezuela es una cantidad “aceptable” para vivir. También se debe considerar que solo se cobra mensualmente si se obtiene la cantidad mínima de pago, para Europa es de 70 € y para América de USD 100. 

Es recomendable que al inicio el youtuber compagine este oficio con otras actividades, siendo suficiente que suba un vídeo por semana. 

También se puede ganar dinero con la afiliación de productos, colaboraciones con marcas, patrocinio de tu canal, membresías, venta de servicios o productos, etc, pero solo será posible utilizarlas e incrementar las ganancias al cumplir ciertos parámetros.

Si quieren apoyarme en este camino, les invito a suscribirse a mi canal de YouTube “Microbiología Marielsa”, estaré muy agradecida y si tu quieres iniciarte en esto, el momento es hoy. 

Marielsa Gil Febres
author of the article


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.